El ‘Socu’ no anduvo fino

Antonio Martínez Socuéllamos
Los azulones salen tocados de Anduva

Los azulones salen tocados de Anduva

Los errores propios y el potencial del Mirandés, dejan la eliminatoria para la épica en el ‘Paquito’.

CD MIRANDÉS
3
UD SOCUÉLLAMOS
0
Guillermo, Carlos Julio, Irazabal, Melli (Cp), Odei (68’ Kijera), Cerrajería, Zunzunegui, Álvaro Bravo, Claudio, Hugo Rama (55’ Guridi) y Álvaro Rey. Diego Nieves, Jacinto (Cp), Toboso (53’ Zurdo), Essomba, Borja (62’ Megías), Parada, Garrido, Ramón, Acevedo (71’ Kike Domínguez), Marc y Carlos García.
ÁRBITRO
Cuesta Revilla, asistido por Crespo Calero y Blanco López del colegio castellanoleonés. Amonestó a Toboso, Acevedo y Garrido; a este último en dos ocasiones siendo expulsado en el minuto 84.
GOLES
1-0, min. 8, Álvaro Rey. 2-0, min. 37, Claudio. 3-0, min. 67, Claudio.
INCIDENCIAS
Estadio Municipal de Anduva, 2.000 espectadores.

Era sabido que la U.D. Socuéllamos lo tenía tremendamente complicado ante un equipo de Segunda B con aspiraciones de ascenso y de un enorme potencial, cosa que quedó plasmada sobre el terreno de juego en este partido de ida, y de ahí el 3-0 que pone la eliminatoria muy cuesta arriba para la vuelta.

El ‘Socu’ no anduvo fino en Anduva, valga el juego de palabras para definir que un mal pase, un rebote, acciones que no suele conceder el conjunto de Mario Simón pero que ante un rival de esta entidad terminó pagando. Nada que reprochar a los azulones con la temporada que llevan en Liga y lo que han logrado hacer en esta Copa hasta la fecha.

Otra cosa que marcó el encuentro fueron las bajas obligadas en el Yugo. Mario Simón no pudo contar con Chupi, Jesús García ni Belencoso, continuando a su vez con la política de rotaciones que hasta ahora ha llevado y le ha salido bien en esta competición. Mucho más reconocible por su parte era el once del Mirandés con respecto al de la Liga.

El ‘Socu’ no entraba bien en el partido. Sin sus dos referencias en ataque, con una variación táctica en el medio campo con la incursión de Ramón y Marc Sirera fuera de su sitio en el lateral izquierdo, parecían algo nerviosos e imprecisos. Fruto de una de esas imprecisiones en el medio campo llegaba el primer tanto a los ocho minutos obra de Álvaro Rey, un golazo.

A pesar del poco tiempo que había transcurrido, se acababa de ver la calidad de los hombres de Borja Jiménez. El Socuéllamos lo podía parar muy mal si no se entonaba mientras esperaban a su rival en su propio campo, lo que dio lugar a pocas ocasiones de peligro. Tan solo el balón parado era el arma que daba algo de oxígeno en ataque.

A pesar de que estaba siendo dominado, el conjunto de Mario Simón poco a poco iba entrando en el partido, hasta que pasada la media hora recibía otro mazazo. Irazabal entra como un cuchillo por el medio campo socuellamino y cede a Claudio que en otra gran definición supera a Diego Nieves con un disparo ajustado que golpea en el palo y se cuela en la portería.

A pesar de este golpe y lo cuesta arriba que se ponía el partido, el Socuéllamos salió mejor plantado y con menos complejos al terreno de juego en la segunda parte, solo que ante un equipo con tantos argumentos, echaba de menos a hombres como Kike Domínguez, Zurdo o Megías, que salían del banquillo para dar otro aire al equipo.

El Mirandés continuaba siendo superior y teniendo el control de la pelota, pero el ‘Socu’ mostraba otra capacidad para venirse un poco arriba tras los cambios.

Esto no fue óbice para que en otra acción del delantero Claudio, favorecido por un rebote, terminase con el 3-0 y casi con la eliminatoria. En esta ocasión al Socuéllamos le tocó jugar el papel de víctima y se vio superado claramente por un rival de mayor categoría.

Ahora a los socuellaminos les queda la épica y el ‘Paquito’ para intentar la machada dentro de siete días y luchar por meterse la final, aunque en cualquier caso, ya han cumplido ampliamente en su periplo copero.