El Villarrubia cae en el Barranco del Lobo con remontada del Villarrobledo

Raúl Fernández Redacción
El Formac-Villarrubia ha perdido el derbi en Villarrobledo / Clara Manzano

El Formac-Villarrubia ha perdido el derbi en Villarrobledo / Clara Manzano

El Villarrubia pierde por 2-1 el derbi manchego, un duelo en el que se puso por delante en el minuto 5 con un gol de Fran Cortés. Los locales se llevaron la victoria en el 83 con un penalti de Carlos García, que vio su segunda amarilla.

VILLARROBLEDO
2
FORMAC VILLARRUBIA
1
Salcedo, Pablo García, Perona, Montero, Nacho Huertas (Dani Lozano, 90′), Agus Alonso (Pekes, 62′), Iñaqui, Manolo Molina, José Carlos, Teo Tirado (Isma Lohoba, 75′) y Rubén Sánchez. Samu, Carvalho, Carlos Martínez, Toni Seoane, Dieguito (Piojo, 80′), Copete, Andriu, Arribas, Julio de Dios (Arroyo, 77′), Fran Cortés y Carlos García.
ÁRBITRO
Díaz Escudero, asistido por Fernández Correas y Clemente Ortuño. Amarillas a los locales Agus Alonso, Pekes e Isma Lohoba: por el Villarrubia a Carlos García (2, expulsado en el minuto 82′), Fran Cortés.
GOLES
0-1 (5′) Fran Cortés. 1-1 (36′) José Carlos. 2-1 (83′) Perona, de penalti.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente  a la quinta jornada en el Grupo IV de Segunda División B, disputado en el Virgen de la Caridad de Villarrobledo.

No pudo salir con algún punto el Formac Villarrubia del Barranco del Lobo de Villarrobledo. El cuadro local se llevó el derbi por 2-1 y dejó a los villarrubieros con su segunda derrota en cinco partidos y todavía sin conocer la victoria, tras los tres empates cosechados. Y eso que se pusieron pronto por delante en el marcador gracias a un tempranero gol de Fran Cortés, pero los roblenses igualaron antes del descanso y casi al final, en el minuto 83, remontaron con un gol tras un penalti cometido por Carlos García y que le provocó su segunda amarilla. Derrota en un derbi regional intenso en la primera parte y más flojo en la segunda, con mayor posesión roblense pero que los de Javi Sánchez mantuvieron controlado con el 1-1 tras el descanso hasta ese despiste que llevó al penalti decisivo. Eso sí, las tablas pudieron llegar en el descuento con un remate de Fran Cortés que sacó un defensa bajo palos.

Con mucha decisión salió al césped el Formac Villarrubia. Su presión alta provocó muchas dudas en el Villarrobledo y, a la vez, ataques peligrosos a su favor en el inicio. Dieguito ya avisó con una jugada por izquierda cuyo disparo envenenado sacó el meta Salcedo. Y después llegó el gol: Arribas se escapó solo por la derecha y su centro raso lo remató Fran Cortés para poner el 0-1. El ex del Villarrobledo no lo celebró, llegó incluso a pedir perdón, pero los villarrubieros ya estaban por delante.

Trató de reaccionar el cuadro local y Agus Alonso remató fuera por poco un pase de Teo. Estaba bonito el choque, con espacios, con idas y vueltas, y así siguió durante algunos minutos posteriores, aunque poco a poco el Villarrobledo fue haciéndose con el control y cercando el área visitante. Los locales buscaban la igualada ante un Villarrubia que ya no lograba salir hacia arriba con tanta facilidad.

Apretaban los roblenses con la posesión de balón, y Samu atajó con seguridad un tiro raso y con intención de Rubén Sánchez justo antes de la media hora. Los de Javi Sánchez salían a cuentagotas, como en una acción rápida de Copete que acabó en una falta lateral lanzada por Dieguito por encima del larguero. Al menos, había que dar algún susto de vez en cuando.

Pero el susto grande fue para el Villarrubia, porque el rival logró el empate en una sensacional contra llevada desde campo propio que culminó a gol José Calos con un gran zurdazo. Excelente y rápida jugada combinativa que no pudo frenar el cuadro blanquiazul, que vio así perdida su ventaja inicial.

El propio José Carlos, de nuevo subiendo por la izquierda, tuvo la remontada antes del descanso, pero Samu estuvo muy acertado con su parada. El Villarrubia parecía que pedía ya el descanso, pero tuvo dos arreones finales de casta: a un balón profundo no llegó Dieguito por poco ante la salida del portero y otro acabó en gol de Copete, pero fue anulado por fuera de juego. Al final, tras la intensidad, llegó el momento de descansar con el 1-1 en el marcador.

Segunda mitad

Aflojó el ritmo en el comienzo del segundo tiempo, que tuvo muchos parones y poco juego. En esa tónica, el Villarrubia se encontró con la primera ocasión: un disparo franco de Arribas que sacó el defensa Perona. Y luego Carlos García lanzó desde fuera del área un balón que rozó el palo. Los blanquiazules, como en el arranque del choque, avisaban con más peligro que un Villarrobledo que sesteaba entonces.

El partido estaba más donde querían los de Javi Sánchez, sin pasar excesivos apuros y controlando bien a un rival que fue poco a poco dominando más la posesión. Con esa tendencia se entró en los últimos 15 minutos, en los que había que ver si prevalecían las ganas y necesidades de ganar o, por contra, ambos daban por bueno ese resultado de empate.

El técnico villarrubiero dio más oxígeno en medio campo dando entrada a Arroyo por Julio de Dios y tras este cambio un gran lanzamiento de Dieguito, tras acción individual, la sacó Salcedo. El propio Dieguito fue sustituido a renglón seguido por Piojo, otro ex del Villarrobledo.

Parecía acabar mejor y con más fuerza el Villarrubia, pero el fútbol le jugó una mala pasada. Una pelota larga, un pelotazo, cogió adelantada a la defensa y permitió a Rubén Sánchez recoger el balón en carrera y, cuando iba a encarar a Diarra, fue derribado, según el árbitro, por Carlos García. El colegiado decretó penalti y mostró la segunda amarilla al lateral, que fue expulsado. No falló la pena máxima el capitán Perona, que puso el 2-1.

A pesar ya de las adversidades, no se rindió el Villarrubia, que acabó en el área rival y que tuvo el empate, pero un defensa bajo palos sacó un remate de cabeza de Fran Cortés. Fue el epílogo a un derbi manchego en Segunda B cuyos tres puntos se quedaron en Villarrobledo.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN