El Manchego tumba al Villarrubia

Chicastro Ciudad Real
Antonio, de azul, disputa un balón ante varios jugadores del Villarrubia /Foto: Jacinto Jurado

Antonio, de azul, disputa un balón ante varios jugadores del Villarrubia /Foto: Jacinto Jurado

Un gol tempranero de Rui en propia puerta condicionó un partido que remató Maikel en la segunda mitad con una contra de libro. Partido muy serio de los de Sergio Inclán ante un desdibujado equipo blanquiazul.

 

CD MANCHEGO CIUDAD REAL

2

FORMAC-VILLARRUBIA CF

0

Sergio, Biho, Pascu, José Arturo Poblete, Fernando (Javi Ramiro 63’), Rares, Rafa García, Jesute (Maikel 73’), Rubén Gómez (Miguel 40’) y Antonio. Manolo, David, Víctor (Carlos Martínez 58’), Toni Seoane, Dieguito, Arroyo (Héctor 78’), Nando Copete, Charlie, Juanma Barbero, Rui y Piojo (Pablo 68’).
ÁRBITRODíaz de Mera Escuderos, del colegio castellano manchego. Amonestó por parte local a Sergio, Poblete, Fernando, Jesute, Javi Ramiro y Miguel y por parte visitante a Juanma Barbero. Expulsó con roja directa a los preparadores físicos del Manchego y del Villarrubia.
GOLES

1-0. Min 6. Rui (p.p). 2-0. Min 77. Maikel.

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la vigésimo séptima jornada de liga del Grupo XVIII de Tercera División disputado en el Rey Juan Carlos de Ciudad Real ante unos 500 espectadores. Terreno de juego en regulares condiciones en una tarde soleada y apacible. Antes del partido, se guardó un respetuoso minuto de silencio por el fallecimiento del Obispo Emérito de Ciudad Real, don Rafael Torija de la Fuente.

El Manchego se llevó el derbi ante el Formac Villarrubia de manera justa y merecida. Un gol de Rui en propia puerta a los seis minutos de partido puso la puntilla a un equipo que lo intentó de todas las maneras y que no pudo derribar la muralla puesta por Sergio Inclán. Ya en el segundo tiempo, Maikel, que salía desde el banquillo, firmó el 2-0 con una contra de libro y una grandísima definición.

Partía como favorito el Formac Villarrubia en este encuentro por plantilla y por su privilegiada posición en la tabla. Sobre el césped, dos equipos con estilos muy distintos. Por un lado, el segundo equipo menos goleado, el Manchego, que volvió a dejar su portería a cero. En frente, un Villarrubia que llegaba como el tercer equipo más goleador y uno de los que más ocasiones genera de la categoría. En esa lucha entre el juego ofensivo y defensivo salió victorioso el equipo de Sergio Inclán que planteó un partido fiel a su estilo poniendo la muralla y haciendo daño a la contra. Para colmo, los capitalinos mostraron su mejor eficacia y se llevaron tres puntos que sirven para conseguir de manera virtual la permanencia.

Rubén Gómez puja por un balón /Foto:Jacinto Jurado

Rubén Gómez puja por un balón /Foto:Jacinto Jurado

Gol tempranero

Sabía el Villarrubia que el partido del Rey Juan Carlos era un prueba de fuego. No era muy optimista el equipo de Javi Sánchez con el maltrecho terreno de juego. Sin embargo, un par de riegos mejoraron visiblemente su estado. El técnico toledano puso arriba toda la dinamita que tenía con Piojo, Juanma Barbero, Dieguito y Nando Copete. Arroyo y Toni Seoane llevaron las riendas de su equipo que tuvo, casi todo el partido, la posesión del balón y el dominio ante un Manchego que siempre está a gusto con el 0-0 en el marcador o incluso perdiendo por la mínima.

Lo que no se esperaba el equipo de Inclán era el gol a los seis minutos tras una buena internada hasta línea de fondo de Antonio. Su pase, que iba dirigido al segundo palo, lo tocó lo justo Rui para meterse el balón en su portería y poner el 1-0. Si la película era complicada para el Villarrubia, con el mazazo del gol fue mucho más.

De ahí al descanso, el equipo blanquiazul, en esta ocasión de naranja, lo intentó como pudo con pases en largo a Dieguito, pero franquear la telaraña impuesta por Sergio Inclán era una tarea harta complicada. Ese buen posicionamiento del Manchego desquició mucho más al Villarrubia que tenía el balón, que quería y que no encontraba la manera de encontrar el último pase ni una buena ocasión. De hecho Dieguito fue el único que tiró entre los tres palos en todo el partido en un disparo que detuvo sin problemas Sergio.

Arroyo, del Villarrubia, conduce un balón /Foto: Jacinto Jurado

Arroyo, del Villarrubia, conduce un balón /Foto: Jacinto Jurado

La sentencia

En el segundo tiempo, el Formac Villarrubia metió una marcha más al partido y se fue arriba con todo. Ese riesgo se convertía, muchas veces, en claras contras para los locales que Antonio, por ejemplo, no supo poner el segundo tanto tras un disparo duro que atrapó bien Manolo. También la tuvo Biho, con un remate forzado que se perdió por línea de fondo. Sin embargo, Maikel, tras salir del banquillo, hizo el definitivo 2-0 tras un pase en largo que controló a la perfección. El de Porzuna hizo un quiebro precioso para dejar sentado a su defensor y pegarla con la zurda para cerrar el partido.

Arroyo, en un par de ocasiones, lo intentó para el equipo visitante, pero no hubo manera de encontrar puerta.

Al final, victoria mancheguista en uno de los mejores partidos del curso. El Villarrubia sigue sin romper las estadísticas ya que de las nueve visitas que ha hecho al Rey Juan Carlos se han saldado con siete victorias a favor del Manchego y dos empates. Mientras tanto, el Manchego, con la salvación en el bolsillo, sigue pensando en el día a día. El Villarrubia, tendrá que trabajar mucho para regresar cuanto antes a la senda del triunfo y defender con uñas y dientes esa segunda plaza.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN