El Villarrubia muestra su mejor versión

Chicastro Villarrubia de los Ojos
El Villarrubia cuajó un gran partido /Foto: Eñe tvi

El Villarrubia cuajó un gran partido /Foto: Eñe tvi

Dos goles de Fran Minaya y Arroyo dieron la victoria al equipo blanquiazul frente a un buen Bergantiños. La vuelta se decidirá en siete días en Carballo.

FORMAC-VILLARRUBIA CF
2
BERGANTIÑOS
0
Manolo, David, Víctor Algisí, Toni Seoane, Dieguito (Héctor 89’), Arroyo, Copete, Pablo (Diop, 78’), Rui y Fran Minaya (Barbero 84’). Crístopher, Borja Facal, Aaron, Marcos, Agulló, Toni, Jorge Cano (Rubén Rivera 66’), Diego, Ekedi, Jorge Sáez (Álex Diéguez 76’) y Baleato (Cañi 66’).
ÁRBITRO
Ruíz Aguilera, del colegio andaluz. Amonestó por parte local a Toni Seoane y por parte visitante a Marcos.
GOLES
1-0. Min 30. Fran Minaya. 2-0. Min 56. Arroyo.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la ida de la semifinal del play off de ascenso a Segunda División B disputado en el Nuevo Campo de Villarrubia de los Ojos ante unos 1800 espectadores.

El Formac Villarrubia llegó a tiempo. Después de mostrar una versión gris para terminar ganando al Coria, el equipo de Javi Sánchez tenía una gran oportunidad para dar un golpe ante su hinchada y encarrilar la eliminatoria. Y la encarriló. Un gol de Fran Minaya en la primera mitad y otro golazo de Arroyo en la segunda mitad pusieron las cosas muy de cara para afrontar el partido de vuelta en Carballo.

El caso es que en los primeros minutos de tanteo el Villarrubia mostró tanto respeto a su rival que se vio superado con dos o tres ocasiones del Bergantiños que metieron el miedo a la grada del Nuevo Campo. Sin embargo, los de Javi Sánchez reaccionaron de la mejor manera y todos los hombres mostraron su mejor versión; desde Manolo en la portería hasta Nando Copete arriba, pasando por dos buenos medios centros y una defensa inapelable. Con el primer gol, el equipo se creció y llegaron los mejores minutos de la temporada. También en el segundo tiempo, con el chicharro de Arroyo. Sin embargo, cuando tocó sufrir, el equipo se abrió la camisa para luchar a pecho descubierto y dejar la portería a cero.

 

Los de Javi Sánchez hicieron un gran ejercicio físico/Foto:Eñe tvi

Los de Javi Sánchez hicieron un gran ejercicio físico/Foto:Eñe tvi

El partido comenzó con mucho respeto entre ambos equipos. En esos minutos de tanteo, el Bergantiños dejó muy claro que una de sus misiones era la de tapar la salida de balón de Toni Seoane. Con un equipo muy bien plantado sobre el terreno de juego, los de Miguel Figueira presionaron muy bien en los primeros compases mientras el Villarrubia intentaba despertar para encontrar su mejor versión.

A los seis minutos ya avisó Borja Facal con una internada en el área y cuyo disparo envenenado lo sacó a córner Carlos Martínez. En el saque de esquina, Diego remató en el primer palo para pasear el balón por línea de gol y marcharse rozando el palo.

Dos minutos más tarde, Baleato se sacó una gran volea desde la frontal para meter el miedo en la grada al marcharse fuera por muy poquito. Respondió inmediatamente Nando Copete en el primer acercamiento de los locales con un disparo ajustado que pegó en el lateral de la red.

Pasaron los minutos y el Bergan dio un pasito atrás. Entonces el Villarrubia se sacudió del dominio y empezó a tener presencia en campo contrario. De hecho, pasado el ecuador de la primera mitad, Nando Copete dispuso de la más clara para haber adelantado a los suyos, pero el pase de Pablo a la primera terminó en un mano a mano del delantero con tan mala suerte que estampó el balón en el muñeco.

Sin embargo, con un Villarrubia de menos a más, empezaron los mejores minutos de los locales delante de una hinchada que se entregó al máximo en esta cita histórica. Ahí apareció de nuevo Nando Copete para robar la cartera en una salida de balón del rival. El delantero apuró línea de fondo y la puso al área pequeña. En medio de una maraña de jugadores, Fran Minaya, desde el suelo y de la manera menos ortodoxa, metió la zurda para subir el 1-0 al marcador y poner el delirio en la grada.

Con los mejores minutos de los de Javi Sánchez y sin apenas ocasiones que echarse a la boca, se llegó al tiempo de descanso.

Arroyo fue el autor del segundo tanto/ Foto: Eñe tvi

Arroyo fue el autor del segundo tanto/ Foto: Eñe tvi

En el segundo tiempo, David, de cabeza, y Nando Copete, con un buen disparo, avisaron de que el Villarrubia iba a por el tercero, pero la zaga carballa se mostró seria. Luego lo intentó Dieguito con un disparo que se fue lamiendo el palo. Pero fue a los diez minutos de la reanudación cuando Arroyo se sacó un disparo muy ajustado que dio dos veces en el larguero para terminar colándose en la portería de Cristopher. Era el 2-0 y el Nuevo Campo se caía del júbilo. Diego y Sáez lo intentaron con sendos disparos, pero ahí apareció Manolo para con los puños evitar el tanto visitante. Pasada la hora de partido, Dieguito se metió hasta la cocina y la cruzó por bajo para subir el tercero, pero el asistente del colegiado levantó la bandera para anular el tanto.

Con el 2-0, Miguel Figueira cambió el dibujo y dio entrada a Cañi, un jugador de calidad que es un peligro entre líneas, y un delantero como Rubén Rivera que lucha todos los balones y que es el pichichi gallego. Con el 4-4-2, el Bergantiños se echó arriba a por todas y tiró de juego directo para poner a prueba la defensa del Villarrubia. Entonces apareció de nuevo Manolo y una defensa descomunal para evitar todo el peligro y defender con uñas y dientes el 2-0 que invita a soñar a un Villarrubia que, llegados a este punto, sigue soñando con el ascenso a Segunda B.

La vuelta se decidirá en Carballo /Foto: Eñe tvi

La vuelta se decidirá en Carballo /Foto: Eñe tvi

La vuelta se resolverá en siete días en Carballo. Si el Villarrubia muestra la misma versión que en el partido de ida, el equipo y la afición pueden soñar con todo.