Iván Zaragoza se va y llega Candela

Lanza Tomelloso
Iván Zaragoza se retira tras el final del partido ante el Almagro / Foto: Clara Manzano

Iván Zaragoza se retira tras el final del partido ante el Almagro / Foto: Clara Manzano

El Atlético Tomelloso ha concedido la carta de libertad al lateral murciano y da la bienvenida al mediocentro toledano. Muchos movimientos en el equipo auriverde.

Otra pieza fundamental del esquema de Julián Espinosa abandona el barco. Esta vez ha sido Iván Zaragoza el que ha decidido rescindir unilateralmente el compromiso que tenía con el club hasta el final de la presente temporada. Tras el último partido ante el Almagro CF solicitó su carta de libertad alegando una serie de problemas personales. La entidad auriverde, como ya ha manifestado en varias ocasiones, necesita jugadores comprometidos con el proyecto, por lo que ha atendido la decisión unilateral del carrilero llegando a un acuerdo de rescisión.

Iván Zaragoza Martínez (Murcia, 1992) creció como futbolista al calor de la cantera del Real Murcia, club de su ciudad. Tras permanecer en el filial rojillo durante dos temporadas, en el 2013 abandonó la entidad pimentonera para iniciar una prolífica carrera como futbolista que le ha llevado a formar parte de clubes como el CF Jumilla, el Orihuela CF o el Crevillente Deportivo, antes de dar el salto al fútbol castellanomanchego en la temporada 2016/17 de la mano del Formac Villarrubia. En el conjunto blanquiazul permaneció dos temporadas, siendo un hombre clave en los esquemas de Javier Bermúdez primero, y de Manolo Alfaro después, logrando jugar la fase de ascenso a Segunda División “B” en la segunda de ellas.

Unas actuaciones que permitieron que el Atlético Tomelloso se fijase en él para apuntalar una posición que había sido un verdadero quebradero de cabeza durante la temporada anterior. Con el cuadro tomellosero, el veloz defensor ha sido clave en el juego desarrollado por el equipo, disputando un total de diecisiete partidos, todos ellos como titular, dando tres asistencias.

Desde la entidad auriverde le deseaban “todo lo mejor en la continuación de su carrera deportiva”.

Llega Candela

Mientras tanto, el Atlético Tomelloso comienza a mover ficha. Después de que varios jugadores hayan decidido abandonar el equipo en las últimas semanas, la entidad auriverde ha comenzado a reforzarse. Así, Candela es el primer nombre que se suma a la lista de refuerzos, pero no será el último. Se trata de un centrocampista de calidad, con buen trato de balón y desplazamiento en largo, muy trabajador en defensa y notable tácticamente que cuenta con años de experiencia en categorías superiores.

Ángel Luis Ruiz Paz “Candela” (La Puebla de Montalbán, Toledo, 1987) se formó como futbolista en la cantera del Albacete Balompié, donde permaneció hasta el año 2008, llegando a disputar dos encuentros con el primer equipo en Segunda División. Aquel verano puso rumbo a otra de las canteras más importantes del país: la del Celta de Vigo. En el filial de la entidad gallega, que militaba en Segunda División “B”, llegó a jugar dos temporadas en las que fue titular indiscutible, lo que le valió para que Eusebio Sacristán le hiciera debutar con el primer equipo vigués en la división de plata.

Tras desvincularse del equipo celeste firmó por el Montañeros CF, también en la categoría de bronce, desde donde volvió a enrolarse en las filas del Albacete Balompié en la 2011/12, convirtiéndose en un jugador importante en las dos temporadas en las que el equipo jugó los playoff de ascenso a la Liga Adelante, siendo recordado aquel equipo por ganar una eliminatoria al Atlético de Madrid que entrenaba Gregorio Manzano en Copa del Rey.

Para el curso 2013/14 firmó por el Pontevedra CF para sumarse a un proyecto ganador que tenía como objetivo ascender al cuadro gallego a Segunda División “B”. Al acabar la temporada inició su primera experiencia futbolística fuera de España en las filas del SV Horn, equipo de la Segunda División de Austria. De ahí pasó al First Vienna, de la tercera categoría del fútbol austríaco. Tras su periplo por el país centroeuropeo, en 2016 regresó a España para enrolarse en las filas del Barakaldo en Segunda División “B”, club que dejó en Navidad para finalizar aquella campaña en La Roda CF. A pesar de ser pieza fundamental en el cuadro albaceteño, no pudo evitar su descenso a Tercera División.

Ese verano cogería de nuevo las maletas para vivir una experiencia exótica en el New Radiant SC de la Dhivehi League de las Islas Maldivas, la liga más importante del país. Con el conjunto celeste logró proclamarse campeón de liga, siendo uno de los jugadores más importantes del equipo y haciéndose con el premio a mejor jugador extranjero de la temporada.

Ahora llega al Atlético Tomelloso para hacerse un hueco en el centro del campo auriverde y comandar la nueva etapa del equipo con el firme objetivo de abandonar cuanto antes la zona de peligro y asentarse en la parte tranquila de la clasificación.