La FFCM solicitará que en Tercera haya 18 convocados

Lanza Ciudad Real
La Junat Directiva en la Asamblea de la FFCM

La Junat Directiva en la Asamblea de la FFCM

Castilla-La Mancha tendrá una categoría intermedia entre la Liga Nacional Juvenil y la Liga Juvenil Provincial. Esta ha sido una de las medidas más destacables de entre los acuerdos adoptados por la Asamblea General de la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha que se celebró el sábado.

El sábado se celebró la Asamblea General de la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha (FFCM), dando cumplimiento al ordenamiento jurídico castellano manchego, que obliga a aprobar durante los tres primeros meses del año, al menos, la memoria de actividades del ejercicio vencido, la liquidación del ejercicio del ejercicio económico vencido y el presupuesto del ejercicio siguiente.

Con una asistencia del 59 %, en segunda convocatoria, a las 12:00, con presencia de 40 asambleístas, dio comienzo la reunión con la salutación e intervención del presidente, Antonio Escribano.

Escribano hizo un repaso de todo lo acontecido desde la última reunión de la Asamblea, destacando en primer lugar la situación de la R.F.E.F., con la imputación del presidente y otros, lo que dio lugar a que el CSD, por medio del TAD, inhabilitara, y ulteriormente destituyera, a Villar, lo que ha llevado a la convocatoria de elecciones el próximo día 9 de abril, una vez aclarada la legalidad de la Asamblea General. Escribano explicó que esta incidencia no ha tenido repercusión en la vida regular de la R.F.E.F. y de las federaciones territoriales, demostrando una sólida estructura del fútbol español. El presidente subrayó que la FFCM no tiene ningún proceso judicial. Añadió que por fin se ha materializado una ayuda proveniente del fútbol profesional con la entrega de importes económicos relativos a la temporada 2016/17, un convenio que actualmente tiene una vigencia de tres años, por una cantidad anual, no fija, pero aproximada, de 783.000,00 €, en función de diversos factores, como es el número de equipos participantes en categorías superiores u otros. Las ayudas, informó el presidente, vienen distribuidas en un 1% proveniente de la Copa del Rey, un 0,5% procedente de la liga y otro 1% para el fútbol aficionado, que se reparte a través de las Federaciones Territoriales, todo ello en conceptos de promoción del fútbol. Lamentó Escribano las malas artes que se han producido recientemente en el mundo del fútbol como son los amaños de partidos, la violencia, la desigualdad, etc., algo por lo que se trabajará para intentar erradicar tales prácticas.

Escribano también recordó la reciente celebración de la fase autonómica del IV Congreso Nacional de Fútbol Aficionado, cuya gestación se produce para que el fútbol aficionado tenga voz, desde la categoría juvenil, pasando por el fútbol femenino y la tercera división y 2ª “B”. Una vez desarrollada la parte que concierne en nuestra región Castilla-La Mancha elevará sus propuestas a la fase nacional, que se celebrará en San Sebastián durante los días 10 y 11 de mayo.

Posteriormente, y tras la asignación de tres asambleístas que se ofrecieron para la verificación del acta, se pasó al siguiente punto del orden del día, para el que tomó la palabra el interventor de la Federación, Francisco Maciá, quien leyó un documento en el que se daba cuenta de un ingreso extraordinario, por importe de 783.571,25 €, proveniente del 1% de los derechos audiovisuales, que afecta a la temporada 2016/17, por lo que, aun habiendo entrado con posterioridad al 31 de diciembre de 2017, ha sido reconocido en contabilidad como un derecho de cobro a 31 de diciembre y se ha realizado la distribución de los importes según lo aprobado en junta directiva. Esta eventualidad ha alterado los presupuestos en su día aprobados para el ejercicio 2017, tanto en la partida de gastos como en la de ingresos, adaptándose a esta nueva circunstancia. En cuanto a los ingresos y tras esta aportación proveniente del fútbol profesional, se han superado los tres millones de euros, dando un superávit de 140.000,00 €, de los que 132.000,00 corresponden a ese 1% que ha venido a parar a la F.F.C.M. para la promoción del fútbol aficionado. En resumen, el Maciá manifestó que la Federación tiene actualmente una deuda a corto plazo (proveedores y clubes, precisamente como consecuencia del 1% antes referido), por importe de 545.000,00 €, lo que contrastado con el activo corriente, que asciende a 1.754.000,00 €. Tras su intervención quedó aprobada la liquidación del ejercicio vencido.

Tras ello, el interventor se refirió al presupuesto del ejercicio de 2018, donde también tiene cabida, por la información que se tiene, un importe por la explotación de derechos audiovisuales, lo que ha dado como resultado el incremento también de los presupuestos con respecto a los del año anterior. También consta en el presupuesto, como un aspecto significativo, un aumento de las ayudas que la R.F.E.F. aporta a la F.F.C.M. En cuanto al resto de los conceptos, es similar al del pasado año, por lo que solamente cabe reseñar, como diferencias entre uno y otro, esa cantidad proveniente del 1% y el incremento de la subvención antes citada, por lo que se propone un presupuesto por importe de 3.325.768,91 €, para el ejercicio 2018, un presupuesto que fue aprobado por unanimidad.

Finalmente, tomó la palabra el asesor jurídico, Javier Solera, que repasó las modificaciones reglamentarias más destacadas que se elevan para su aprobación, indicando que tras el informe del Comité de Justicia Deportiva de Castilla-La Mancha y de una pequeña puntualización, se ha procedido a eliminar de la propuesta de modificaciones la que corresponde al art. 161 del Reglamento Técnico. Señaló que algunas variaciones vienen motivadas por las que se han practicado en el Reglamento de la R.F.E.F., lo que sugiere que se extiendan al fútbol territorial, y otras procedentes del Comité de Arbitros, aunque ni unas ni otras tienen gran repercusión. Resumió que esta propuesta consta de 19 modificaciones y destacó algunas, como es la posibilidad de participar jugadores de categoría inferior pero estableciendo un límite, o la de dar cobertura a la realidad en el fútbol femenino, posibilitando la participación de jugadoras de 13 años por parte de equipos dependientes en los de categoría superior, e incluso sin disponibilidad de equipo inferior, siempre y cuando cumplan los 14 años a partir del 1 de enero de la temporada en curso. Otra modificación derivada de la competición es el art. 62, que trata de adaptar el acuerdo del pasado año respecto que todos los clubes tengan entrenador titulado, al menos con la categoría de monitor, sin perjuicio de las moratorias que se puedan dar en función de las características de cada categoría.

Matizó Solera, en cuanto a las bases de competición, que se deberá dar el voto delegado a la junta directiva para la elaboración de las mismas. La Asamblea aprobó por unanimidad las modificaciones reglamentarias.

Tras ello, el Solera se refirió a las bases de competición, indicando que no cambian, salvo en la Tercera División, donde se solicita la aprobación de que en esta categoría se permita la presencia de siete posibles sustitutos en el banquillo, todo ello en función de la modificación practicada por la R.F.E.F., donde esta situación ya se posibilita pero solamente en la fase de ascenso, dejando al arbitrio de cada Comunidad adecuarse a esa norma, sobre la cual también hubo acuerdo unánime.

Se trasladó, además, la posibilidad de crear una competición intermedia entre la liga nacional juvenil y la juvenil provincial, para fomentar la competitividad a nuestro fútbol, que sería una preferente de dos grupos de dieciséis equipos cada uno, para su comienzo en la temporada 2019/20. Ello obligaría a buscar 28 equipos, ya que cuatro de ellos procederían de la Liga Nacional Juvenil, que serían los 28 mejores clasificados de los distintos grupos de liga juvenil provincial. Esta categoría dispondría de trio arbitral, al tratarse de una categoría relevante, por lo que el recibo será sensiblemente superior.

Se produjeron intervenciones respecto a la posibilidad de que en la Liga Nacional Juvenil también exista la posibilidad de disponer de siete posibles sustitutos, lo que fue contestado por la mesa presidencial que será elevada esa propuesta a la R.F.E.F., porque la FFCM no goza de competencias para legislarlo al tratarse de una competición nacional. También se solicita desde los asambleístas que se busque una subvención para la Liga Nacional Juvenil en concepto de desplazamientos, porque es muy costosa, contestándose que ya existe una ayuda por tal concepto.

Finalmente tomó la palabra Antonio Escribano para solicitar el voto delegado para la junta directiva para aprobar las bases de competición, y también para aprobar la aceptación de la cesión de los terrenos para la construcción de la residencia, cuyo espacio ha sido cedido ya por el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, pero se precisa tal requisito, y también la aprobación de las obras de esa construcción, peticiones que han sido también aprobadas por unanimidad.

A este respecto se intervino por parte de un asambleísta solicitando una memoria de lo que se pretende realizar en este aspecto, a lo que se contesta desde la mesa que no existe problema alguno para ello y se procede a exponer unos paneles explicativos del proyecto.

También se refirió el presidente a una petición del Congreso Nacional sobre requisitos mínimos que deben reunir los campos de fútbol, por lo que se va a reeditar una circular a efectos de que todo el mundo sepa esas necesidades esenciales para poder participar en competición oficial.

Por último anunció la celebración de la Copa de Campeones de la División de Honor Juvenil, en la que compiten los siete campeones y el mejor segundo, una bonita competición que tendrá lugar del 30 de abril al 5 de mayo y la Copa del Rey de categoría Juvenil, que se jugará en Cuenca.