Míchel Carrilero: “No hay que obsesionarse porque si nos obsesionamos es peor”

Chicastro Almagro
Míchel Carrilero, durante el partido en el Manuel Trujillo/ Elena Rosa

Míchel Carrilero, durante el partido en el Manuel Trujillo/ Elena Rosa

El entrenador del Manchego lamentaba la derrota de su equipo en el Manuel Trujillo y apuntaba que la mala racha del equipo “son situaciones y dinámicas del fútbol”.

Míchel Carrilero terminó fastidiado por la derrota del Manchego en el Manuel Trujillo. Su equipo lo intentó y se encontró con un Almagro que le impidió la circulación y la posesión a la que está acostumbrado el equipo capitalino. Tuvo opciones, también, para haber marcado algún gol, pero la mala puntería y un acertado Rafa Hidalgo terminaron desesperando a un Manchego que acumula cuatro partidos sin ganar y cuatro partidos sin marcar gol.

Tras finalizar el encuentro, Míchel analizaba el partido en rueda de prensa y comentaba que “fue un partido complicado. Se nos puso cuesta arriba muy rápido en la primera que nos llegaron. El Almagro aquí se hace fuerte y para nosotros es complicado hacer nuestro fútbol. Jugaron mejor a ese otro fútbol, tiene su mérito y se han llevado los tres puntos”.

Preguntado por el arbitraje, donde algunas decisiones desesperaron a jugadores y cuerpo técnico, el mister del Manchego decía que “el arbitraje lo habéis visto vosotros desde arriba. Nunca he hablado de los árbitros y no lo voy a hacer ahora. La gente que ha visto el partido que juzgue lo que ha visto sobre el terreno de juego. A mí ya me habían hablado de este árbitro, pero siempre creo en la honestidad de los árbitros”.

Repasando el partido, el madrileño señalaba que “tuvimos opciones pero no dominamos el partido como hacemos habitualmente. Es un campo complicado para ello. El Almagro nos complicó la circulación y cuando llegamos al área no llegamos a definir. No llegamos a encontrar ese último remate que nos metiera en el partido”. Por eso, volvía a hablar de la asignatura del gol como ya lo hiciera en anteriores partidos. “Lo volvimos a intentar otra vez de cara a puerta. La pasada semana hablaba con mi cuerpo técnico y decíamos que en tres partidos que no hemos hecho gol, hemos contabilizado 35 ocasiones y terminamos sin marcar. Son dinámicas y situaciones del fútbol. Tenemos que seguir trabajando para que lleguen las ocasiones y llegue la recompensa de los goles. No hay que obsesionarse porque si nos obsesionamos es peor. Seguiremos buscando la victoria y ya está”, explicaba.

Por último, hablando de la competición tan extraordinaria donde cualquiera puede ganar a cualquiera, el entrenador del Manchego aseguraba que “está siendo una liga muy competitiva y muy igualada. No hay ningún equipo que se deje ir por arriba o por abajo. Todos quieren sumar de tres en tres porque todos los puntos valen. El final de temporada va a ser muy atractivo”.