Torreca explota y deja en el aire su dimisión

Chicastro Almagro
Torreca, entrenador del Almagro / Foto: Clara Manzano

Torreca, entrenador del Almagro / Foto: Clara Manzano

El técnico valdepeñero aseguraba en rueda de prensa que “tengo muy claro lo que voy a hacer, cuándo y cómo lo voy a hacer”, dejando en el aire una posible dimisión.

La situación del Almagro es más complicada de lo que parece. Si en lo deportivo el equipo está fuera de descenso y cogido con pinzas, en lo extradeportivo está para juzgado de guardia. Una vez más, los pitos y los insultos de un sector hacia Torreca fue la crónica de un domingo más en el Trujillo. Y eso que el equipo dio la cara y mereció algo más que un soso empate ante el Pedroñeras, pero la tensión es cada vez mayor y el técnico del Almagro se despachó tras la conclusión en una rueda de prensa que dejó un titular detrás de otro.

Hablando de lo deportivo y analizando el encuentro, Torreca reconocía que “todo lo que sea sumar cuando no se puede ganar, bienvenido sea, y todo lo que sea sumar un punto con las dificultades que tenemos, mejor. El partido tuvo sus oportunidades. Ha sido de los partidos que más hemos generado. Nadie está para florituras a estas alturas. Está para ir sumando”.

Cuestionado por las críticas de un sector de la grada y pulsando la paciencia, el valdepeñero aseguraba que “tengo muchísima paciencia. Hay pitos e insultos que alguien se encarga de extenderlos para que puedan ser más. La paciencia es que es triste que se metan contigo y quienes son dirigentes y están cerca no lo paren. Tengo muy claro lo que voy a hacer, cuándo lo voy a hacer y cómo lo voy a hacer. Lo que sí tengo claro es que soy honesto conmigo mismo y como no estoy engañando a nadie, tengo muy claro que estoy trabajando con 16 futbolistas hasta dónde esté. Como soy honesto, no tengo que aguantar a nada ni a nadie”.

Preguntado por esa relación tensa con la directiva, Torreca no se mordía la lengua a la hora de señalar que “la situación está bien en cuanto a que vamos camino de siete meses y no han tomado ni un café conmigo. Con otros han tenido un fin de semana ajetreado. Las relaciones están bien, lo único que hemos podido firmar a determinados futbolistas y por cien euros no lo hemos hecho. Todo el mundo tiene que saber que la plantilla es corta y limitada, y eso no es engañar a nadie”.

Por eso, cuestionado sobre si va a terminar la temporada como entrenador del Almagro, el técnico valdepeñero respondía rotundamente que “no”. “Yo soy honesto conmigo y con el club donde estoy. De hecho, nunca he dimitido, pero tengo que valorar si me compensa trabajar toda una segunda vuelta con 16 futbolistas y sin haberme dejado firmar yo. Eso es lo que tengo que valorar, pero yo estoy cumpliendo con los objetivos que me marcaron porque ahora mismo estamos fuera del descenso. Me da miedo afrontar lo que queda con lo que tenemos”, en referencia a que solo tiene 16 jugadores y que para la próxima en La Roda contará con las bajas de Emeka, Calzado o Saavedra, entre otros.

Por lo tanto, hablando de si sentía decepción o tristeza por la situación, el todavía entrenador del Almagro indicaba que “estoy pensando cómo echarle cojones a esto. Lo que está claro es que de mí no se va a reír nadie”. En este sentido, la pregunta era clara; ¿hasta cuándo?, a lo que Torreca respondía que “el fútbol no tiene lógica y el tiempo espera y desespera. Lo mismo el martes ya me quedo en mi casa. Lo que sí tengo claro es una cosa; por llevarme cuatro euros y ser un pelele en manos de un club, no voy a estar. Si me tengo que ir sin llevarme nada pero siendo entrenador de fútbol, me voy a ir, pero pelele no he sido en mi puta vida”, finalizaba con rotundidad.