Un paso de gigante

Chicastro Villarrubia
Celebración del gol de Carlos Martínez para el Villarrubia / Foto: Antonio Ismael-Eñe TVI

Celebración del gol de Carlos Martínez para el Villarrubia / Foto: Antonio Ismael-Eñe TVI

El Formac Villarrubia consiguió tres puntos de oro tras golear al Mérida y ponerse en mitad de la tabla con 32 puntos.

FORMAC VILLARRUBIA
5
MÉRIDA
1
Samu, Carvalho, Carlos Martínez, Algisí, Toni Seoane, Dieguito, Fran Minaya, Andriu (Piojo 73’), Javi Grillo (Julio de Dios 82’), Fran Cortés (Arribas 63’) y Carlos García. Javi Sánchez, Salvi, Mario Gómez, Chirri, Melchor, Espinar (Santi Villa 45’), Rafa Mella, Carlos Moreno (Jardel 62’), Pino, Poley y Segado (Mena 45’).
ÁRBITRO
Yuste Querol, del colegio valenciano. Amonestó por parte local a Carlos García y Andriu, y por parte visitante a Carlos Moreno, Rafa Mella y Segado.
GOLES
1-0. Min 3. Carlos Martínez. 1-1. Min 18. Pino. 2-1. Min 57. Carlos García. 3-1. Min 78. Dieguito. 4-1. Min 81. Dieguito. 5-1. Min 90. Piojo (p).
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de liga del Grupo IV de la Segunda División B disputado en el Nuevo Campo de Villarrubia de los Ojos ante unos 1000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones en una tarde primaveral. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Juan Felipe Lozano Gil, presidente de honor de la Asociación vivELA de Ciudad Real.

El Formac Villarrubia quiere seguir un año más en Segunda División B y cada día está más convencido de ello. Recibió al Mérida en un duelo directo por la salvación e hizo los deberes de la mejor manera; con un partido soberbio y firmando una victoria justa y sin paliativos. En frente estaba un Mérida que llegaba con la soga al cuello y se fue de vacío a tierras extremeñas y muy tocado en lo anímico.

Una acción del Villarrubia-Mérida / Foto: Antonio Ismael / Eñe TVI

Una acción del Villarrubia-Mérida / Foto: Antonio Ismael / Eñe TVI

Y es que el equipo de Javi Sánchez volvió a ofrecer una de sus mejores versiones. Serios en defensa, generosos con el balón y con mucho picante arriba, el equipo blanquiazul consiguió tres puntos importantísimos para colocarse con 32 puntos en la zona media de la tabla y coger una gran dosis de oxígeno. Y eso que no estaba Nando Copete, sancionado con cinco amarillas, pero apareció un Dieguito espectacular y el gran trabajo del equipo para rubricar una goleada de ilusión para creer más todavía en el objetivo.

Gol tempranero

Salió explosivo el equipo local y pronto se iba a adelantar en el marcador. Al minuto de juego ya avisaba el Formac Villarrubia con un disparo de Fran Cortés al lateral de la red y con un córner envenado de Dieguito que obligaba a Javi Sánchez a despejar con apuros. Acto seguido, llegaría el gol de la tarde por obra de Carlos Martínez. El lateral cogió un balón en la frontal y se sacó una gran volea para ajustar el balón al palo y subir el primero al marcador. Golazo.

Siguió en su empeño el equipo blanquiazul y a los nueve minutos avisaba Fran Minaya, pero su disparo se iba a las nubes. El Mérida reaccionó y Pino avisaba a Samu Diarrá con un fuerte disparo ajustado al que el meta africano respondía con reflejos para mandar el balón a córner. Tras esta acción llegaría el empate en botas de Pino después de empujar a placer un pase desde la banda derecha. Era el 1-1 cuando apenas se había llegado al minuto veinte de partido.

Pasado el ecuador de la primera mitad, los de Javi Sánchez gozaron de una doble ocasión. Primero fue Fran Minaya el que la pegó ajustada al palo, pero el meta del Mérida despejaba a córner. En el saque de esquina, Carlos Martínez cabeceaba al larguero. Pudo ser el segundo.

Dieguito, en una acción del Villarrubia-Mérida / Foto: Antonio Ismael - Eñe TVI

Dieguito, en una acción del Villarrubia-Mérida / Foto: Antonio Ismael - Eñe TVI

Dos minutos más tarde, Dieguito, en plan pillo, robaba la cartera y ponía un pase a línea de gol. Allí estaba esperando con la caña Fran Cortés, pero un defensa despejó para evitar el segundo. Antes del descanso, el Villarrubia mereció una mayor renta, pero ni Fran Minaya ni Carlos García fueron capaces de sorprender a Javi Sánchez con sendos disparos por encima del larguero.

Ciclón blanquiazul

Sin saber ni cómo ni por qué, el Mérida desapareció prácticamente del partido y dio paso a un Villarrubia que sacó el rodillo en plan ciclón. El primero en golpear fue el equipo local. Andriu filtraba un gran pase para Carlos García. El lateral de Argamasilla de Alba se disfrazaba de delantero para meterse hasta la cocina y poner el 2-1.

Un minuto después, era el mismo Carlos García el que tuvo el tercero en una contra de libro, pero con todo a su favor, mandó el balón al muñeco. También salió a relucir la pizarra del técnico toledano, pero en este caso era Fran Minaya el que casi sorprende al portero del Mérida con un córner muy cerrado que casi se convierte en gol olímpico.

Con el partido totalmente abierto, pero con claro dominio para la escuadra local, el Mérida dio un paso arriba y puso en aprietos a los locales en un par de ocasiones que terminaron en córner. Sin embargo, en la recta final, apareció la magia de Dieguito. Primero, finalizó como un auténtico crack ante la salida de Javi Sánchez para poner el 3-1 y acto seguido, fusilaba para poner el cuarto gracias a un buen pase de Arribas por el costado izquierdo.

Ya sobre la bocina, Piojo transformaba un penalti para firmar el definitivo 5-1 y conseguir así una victoria que sirve para dar un paso de gigante de cara a la salvación. Próxima parada; Don Benito.

RESULTADOS Y CLASIFICACIÓN