Valdivia: “La foto es escalofriante, pero me siento hasta afortunado”

Chicastro Puertollano
Momento de la lesión en el tobillo del jugador del Calvo Sotelo Valdivia tras la entrada de Perona, central del Villarrobledo / Foto: calvosotelo.com

Momento de la lesión en el tobillo del jugador del Calvo Sotelo Valdivia tras la entrada de Perona, central del Villarrobledo / Foto: calvosotelo.com

El jugador del Calvo Sotelo estará tres semanas en el dique seco tras sufrir un esguince de tobillo de grado III en el partido ante el Villarrobledo.

Valdivia está moralmente hundido, pero ve la foto del escalofriante pisotón y se siente afortunado. Fue en un lance del juego en el partido que el Calvo Sotelo venció por la mínima al Villarrobledo. En la recta final del partido, el jugador industrial recibió un balón y Perona, central roblense, fue a robárselo con tan mala fortuna que le pisó bruscamente en el tobillo. Valdivia quedó tendido retorciéndose de dolor y el colegiado del encuentro ni siquiera pitó falta. Además, el trencilla le pidió al jugador que se levantara y abandonara el campo.

Casi 24 horas después, el jugador está en casa con el pie inmovilizado. No deja de ver una y otra vez la escalofriante foto mientras piensa que lo que pudo ser no es nada con lo que le ha pasado. “Moralmente estoy hundido. Cuando estaba encontrando la forma, me he lesionado. Espero recuperarme pronto y volver con más fuerza que nunca”, comentaba el jugador mientras reconocía que “la foto es escalofriante, pero estoy hasta contento. Sentí como apoyaba en el suelo con el tobillo y el dolor fue tremendo. Pensé que me había partido el tobillo en dos”. Ahora, “no puedo plantar el pie y me toca estar con muletas dos semanas”.

Por otro lado, reconocía la deportividad del jugador que le causó la lesión. “Perona entró en el vestuario y se interesó por mí en cada momento. Luego por la noche me llamó para ver cómo estaba. Son lances del juego y todo queda en el campo”, subraya el canterano azul.

No obstante, Valdivia reclamaba más empatía por parte de los colegiados al señalar que “en la primera parte me sacaron amarilla por pegar un puñetazo al suelo cuando me pegaron un codazo y me habían hecho diez faltas. Yo entiendo que mi juego es propicio a recibir faltas, pero creo que los árbitros no me comprenden. No pido que me protejan en una burbuja, pero sí pido más comprensión”.

Valdivia sale del campo en camilla tras sufrir la lesión / Foto: Cspuertollano.com

Valdivia sale del campo en camilla tras sufrir la lesión / Foto: Cspuertollano.com

Hablando de la buena marcha del equipo, el centrocampista industrial reconocía que “estamos yendo a más. Con la forma y con los resultados somos un equipo distinto. El trabajo diario está saliendo y eso nos reconforta”. Por otro lado, hablando de objetivos y con los pies en el suelo, Valdi aseguraba que “primero tenemos que pensar en la permanencia, pero no vamos a renunciar a nada. Somos ambiciosos y lo que vaya saliendo lo iremos cogiendo con los brazos bien abiertos”.

Por último, de cara a posibles incorporaciones que puedan dar un plus de calidad al equipo, el jugador industrial indicaba que “confío en todos mis compañeros. El club sabrá si tiene que reforzarse o no, pero mis compañeros y yo vamos a muerte con este escudo hasta el final”.