Herminia Parra, satisfecha con su bronce: “El objetivo era el oro, pero este año me está costando”

Raúl Fernández Ciudad Real
Herminia Parra posa con su medalla de bronce en el Nacional sub-23 en pista cubierta 2019

Herminia Parra posa con su medalla de bronce en el Nacional sub-23 en pista cubierta 2019

La atleta de La Solana mejoró en Salamanca sus marcas de esta temporada en pista cubierta para subirse al tercer escalón del podio en el 400 lisos del Nacional, algo que tratará de repetir o mejorar este fin de semana en el Campeonato de España Absoluto.

Herminia Parra (Playas de Castellón) consiguió el pasado domingo para su ya gran palmarés una nueva medalla en un Campeonato de España sub-23 en pista cubierta. No fue el oro que logró en 2018, sino un bronce en el 400 lisos que alimentó al menos parte de las ganas y la ambición que tiene la atleta de La Solana. “El objetivo era el oro, pero esta temporada me está costando. Estoy entrenando bien, aunque a la hora de competir no me salían bien las cosas”, explica ‘Hermi’, por lo que para ella haber subido de nuevo a un podio, sea el tercer escalón, fue un buen resultado.

Además de la medalla de bronce, Herminia Parra dio en Salamanca un buen salto a sus marcas de la temporada, confirmando una notable mejoría. Llegó con un 56.90 en el presente curso que para ella es un tiempo discreto, pero en semifinales cumplió con un 55.64 que le metió en la final, en la que bajó todavía más con un 55.34 que le dejó en esa tercera posición, superada por Paula Iglesias (54.02) y Ruth Peña (54.57). La marca personal de la solanera en pista cubierta es un 54.31, de la que se quedó a poco más de un segundo.

Herminia Parra, con el bronce junto a su entrenador, el también solanero Antonio Serrano

Herminia Parra, con el bronce junto a su entrenador, el también solanero Antonio Serrano

Con más optimismo por esa mejora en sus marcas, Herminia Parra afrontará este fin de semana la prueba del 400 del Campeonato de España Absoluto en Pista Cubierta, que tendrá lugar en Antequera y en el que defenderá, precisamente, el bronce que logró el año pasado en Valencia. “La verdad es que tengo muchas ganas de competir allí. Lo voy a dar todo”, afirma y se marca el objetivo de pujar por esas medallas, que van a estar caras: “Pasar a la final creo que ya va a estar bastante reñido, todas corren y nadie regala nada. Yo estoy entrenando para luchar por el podio y confío en el entrenamiento. Voy a disfrutar y ojalá se pueda conseguir”, concluye la pupila de otro solanero, el entrenador Antonio Serrano.