Juan Antonio Pérez repetirá intento en el Maratón de Sevilla

Raúl Fernández Ciudad Real
Juan Antonio Pérez, en el suelo tras cruzar la meta de la Media Maratón de Valencia

Juan Antonio Pérez, en el suelo tras cruzar la meta de la Media Maratón de Valencia

El atleta provincial lamenta un problema con sus zapatillas que le privaron en Valencia, en su debut maratoniano, de hacer un mejor tiempo del 2h:11.50 que firmó, a solo 20 segundos de la mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. "No acabé vacío, ni roto. Siento que puedo conseguirlo", afirma el de Carrión, que buscará la plaza olímpica en la prueba sevillana, valedera para el Campeonato de España.

Juan Antonio Pérez (Cárnicas Serrano) estuvo muy cerca de la mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en su debut en el Maratón. El atleta provincial se quedó este domingo en Valencia a 20 segundos de ella, con un tiempo de 2h:11.50, siendo el quinto mejor del grupo de españoles en el que hubo hasta cuatro mínimas, con su compañero de entrenamientos Camilo Santiago como el mejor de todos ellos (2h:10.02).

La marca de ‘Chiki’ Pérez fue muy buena, una de las mejores para un debutante español de la distancia, pero el de Carrión de Calatrava acabó con un sabor amargo. Y finalizó así porque no sufrió una ‘pájara’, ni le llegó el indeseado muro, ni tuvo una caída en su rendimiento físico durante los 42.195 metros del gran circuito valenciano, sino por una cuestión de zapatillas. “Tuve problemas con ellas. Tengo los pies delicados y no me las apreté fuerte por la posible hinchazón de los pies durante la carrera. Me iban haciendo daño corriendo durante casi todo el maratón, iba muy incómodo y al final se me hincharon por esto las piernas”, lamenta con una sensación de impotencia.

Porque Juan Antonio asegura que “iba perfecto de ritmo, me encontraba muy bien salvo por el problema de las zapatillas. Incluso a falta de 2 kilómetros iba a ritmo de mínima, pero esos los hice en 8 minutos porque tenía las piernas hinchadas”. Un mismo contratiempo que, recuerda, ya le pasó el pasado mes de abril en el Campeonato de España de 10 kilómetros de Burjassot (Valencia), en donde tuvo entonces que retirarse. “Aquí pensé, incluso, en pararme a colocarme bien las zapatillas. Pero al final no lo hice. Quizá lo debía haber hecho”, duda ahora tras la prueba.

'Chiki' Pérez, en una avituallamiento del Maratón de Valencia

'Chiki' Pérez, en una avituallamiento del Maratón de Valencia

No quiso el atleta carrionero tampoco poner esto como excusa, sino más bien como una experiencia grande. “No me vengo abajo, soy de los que aprende de los errores y salgo reforzado”, afirma. Por ello, un día después correr el Maratón de Valencia y con buenas sensaciones en el cuerpo, Juan Antonio Pérez ya ha decidido su próximo objetivo, su segundo intento de llegar a Tokio 2020: el Maratón de Sevilla del próximo 23 de febrero, que será Campeonato de España. Allí se pondrá en juego una plaza en el equipo español de maratón para los Juegos Olímpicos, que obtendrá el primer nacional clasificado si logra la mínima.

“Lo positivo que he sacado de Valencia es que no he podido bajar de 2 horas y 11 minutos no porque no pudiera, sino por un problema. No acabé vacío, ni roto, fue como un entrenamiento exigente, nada más. Por eso siento que puedo conseguirlo y haré Sevilla. Si no me viera así, me hubiera ido ya a tratar de lograr la mínima en el 10.000 o en el 5.000”, explica ‘Chiki’, que ahora descansará unos días antes de volver al duro entrenamiento de preparación de un maratón. Le espera Sevilla, en donde hará su segundo intento.