Séptimo puesto europeo para Marina Lobato

Raúl Fernández Ciudad Real
Marina Lobato posa con la bandera de España tras ser plata en el pasado Campeonato Unión Mediterráneo sub-23

Marina Lobato posa con la bandera de España tras ser plata en el pasado Campeonato Unión Mediterráneo sub-23

Posición de finalista en el triple salto para la atleta de Puertollano en el Campeonato de Europa sub-23 de atletismo, tras quedarse en 13.18, lejos de su reciente mejor marca de 13.76.

Marina Lobato finalizó séptima en la prueba del triple salto del Campeonato de Europa sub-23 de atletismo. La atleta de Puertollano terminó la final con una marca de 13.18, lejos de los 13.76 con la que llegó a esta competición y también del 13.43 que hizo este pasado jueves para meterse en la final.

La competidora de la selección española tenía la cuarta mejor marca de las finalistas en esta temporada, una misma posición muy cerca de la tercera que hubiera alcanzado de haber igualado al menos ese mejor salto personal que consiguió recientemente en el Campeonato de España y con el que se proclamó campeona, ya que el bronce se lo llevó la bielorrusa Viyaleta Skvartsova, con 13.79. El oro fue para la lituana y gran favorita Diana Zagainova, con 13.89, y la plata se la colgó la turca Tugba Danismaz, con 13.85. Nadie pudo superar los 14 metros. Al final Marina tuvo que conformarse con un puesto de finalista, entre las ocho mejores en su primer Europeo de esta categoría y su cuarta cita internacional con España.

Estuvo de inicio en el alambre Marina Lobato. Su primer salto fue de 12.86 que le dejó octava y en el segundo hizo un nulo para ponerse novena, fuera de la mejora a falta de un único salto. Pero en el tercer intento alcanzó un 13.18 que le llevó hasta la sexta posición para meterse como finalista entre las ocho mejores. A la postre, ese sería su mejor salto de esta final.

Quedaban esos tres saltos de mejora restantes y el primero de ellos acabó en un nulo, tras el que fue superada en la clasificación por la rumana Georgiana Anitei, que con 13.23 dejó séptima a la puertollanera. Por entonces la medalla de bronce estaba en 13.57, que ostentaba la británica Naomi Ogbeta, con la favorita Diana Zagainova en primera plaza (13.89) y Tugba Danismaz, en segunda (13.59).

No mejoró Marina Lobato en su penúltimo salto, en el que llegó hasta 13.08, manteniéndose en esa séptima posición. Y en el último y definitivo salto hizo otro nulo que le impidió ya mejorar plaza, terminando en ese séptimo lugar en su primer Campeonato de Europa sub-23.