Traspaso de poderes en el Atlético Puertollano

Lanza Puertollano
Jesús Jiménez da paso a Jesús Navarro

Jesús Jiménez da paso a Jesús Navarro

El primer paso del nuevo presidente es buscar la unidad total dentro del club, empezando por la escuela del Atlético Puertollano.

El apretón de manos entre Jesús Jiménez y Jesús Navarro servía para simbolizar el traspaso de poderes como presidente del Atlético Puertollano. Un traspaso que se produce tras conocerse la decisión de Jiménez de abandonar la presidencia por cuestiones laborales, empezando una nueva etapa en Madrid que le impide seguir asumiendo la presidencia.

Antes de nada, el club atlético quiere agradecer al ya ex presidente todo su esfuerzo al frente de la entidad, ya que desde su creación, se ha rodeado de entrenadores y jugadores que han llevado al primer equipo a varios ascensos y al juvenil a categoría nacional. Pese a los críticas recibidas, y a algún que otro sinsabor, Jiménez nunca abandonó la nave y ahora, que tiene que abandonar la entidad, se pone en valor todo el trabajo realizado. Jiménez dejaba claro que estos días ayudará al nuevo presidente a mostrarle todos los pasos que implica la gestión desde la dirección del club y a “ayudar en todo lo que puedan necesitar en cualquier momento, ya que esta ha sido y será mi casa y, pese a las dificultades de la última temporada, solo me quedo con los grandes momentos que me ha dado el Atlético Puertollano, junto a los muchos amigos que también me ha dado”, comentaba Jiménez.

Por su parte, el nuevo presidente, Jesús Navarro, reconocía que se hace cargo del club “con mucha ilusión y dispuesto a aportar ideas que hagan que se vayan consolidando proyectos deportivos con gente de Puertollano y comarca”, volviendo a la esencia que siempre ha caracterizado al Atlético Puertollano. Navarro es seguidor del fútbol local desde hace muchos años y conoce a la perfección la historia del deporte local, siendo una pieza importante en la historia del Atlético Puertollano desde su creación y decidido a dar el salto para, desde la presidencia, seguir aportando a la historia de este club, pero en esta ocasión como máximo mandatario. El ya nuevo presidente comunicará en breve la composición de su junta directiva, aunque su primer paso es buscar la unidad total dentro del club, empezando por la escuela del Atlético Puertollano, con quien se va a trabajar conjuntamente en todos los ámbitos deportivos, si bien la gestión económica estará completamente diferenciada y no habrá interferencias entre ambas partes.

Unidos deportivamente

Por último, Jesús Navarro quería dejar claro que este primer paso implica “unir capital humano en un proyecto común por el bien de todo el Atlético Puertollano, viendo los buenos resultados que están llegando desde la cantera” al tiempo que llega con un mensaje conciliador, sin querer rivalidades con ningún club local e intentando que reine la armonía y entendimiento, “siempre desde el respeto entre todos”. Tras su implicación total en el club desde su creación, ha llegado el momento para que Jesús Navarro empiece una nueva etapa en su vida y, como consecuencia, en la del club.