El gran día del vino

1535359372111

1535359372111

Tomelloso honra a su producto estrella en el Concurso Nacional de Catadores y la Fiesta del Vino que vuelven a registrar una gran participación

El vino fue protagonista a todas horas en un inolvidable 26 de agosto.  Los actos del Día del Viticultor, el Concurso Nacional de Catadores y la Fiesta del Vino se celebraron en medio de un gran ambiente y participación. La cultura del vino avanza a pasos agigantados, como no podía ser de otra manera, en una ciudad donde el vino es su producto estrella, del que viven miles de familias y que ha jugado un papel decisivo en su historia, crecimiento y desarrollo.

El Concurso Nacional de Catadores de Vino reunió a 62 participantes en el antiguo muelle de la Estación de Ferrocarril, con amplia mayoría de catadores de Tomelloso y Socuéllamos y la presencia de otros que llegaron de lugares más alejados y gran tradición vitícola como Jumilla y Requena. El concejal de Agricultura, Álvaro Rubio, dio la bienvenida a los catadores y aseguró que “la razón de ser de todos estos actos en torno al vino es fomentar su consumo y promocionar a las cooperativas y bodegas de la ciudad que tan buenos productos elaboran”.Igualmente, Rubio destacó  el carácter más comercial que se le ha dado a la Muestra Agroalimentaria.

La cata comenzó con un pequeño contratiempo;  la primera prueba tuvo que anularse al no haber vino suficiente para llenar todas las copas de los participantes. Alvaro Rubio pidió disculpas, pero afortunadamente el resto de pruebas pudieron desarrollarse ya sin ningún tipo de dificultad. Los participantes tuvieron que reconocer la variedad de cuatro muestras de vino tinto; ordenar de mayor a menor cuatro muestras según su acidez total; ordenar otras cuatro muestras según su graduación alcohólica y ordenar otros cuatro vinos según la edad. Dispusieron de un tiempo de cinco minutos para cada prueba. Una vez que finalizaba se iban diciendo los resultados y los puntos que iba obteniendo cada catador.

El desenlace final de la cata no pudo ser más emocionante, pues cuatro catadores  tuvieron que desempatar para determinar los tres primeros puestos. Para ello tuvieron que consignar la cantidad de anhídrido sulfuroso de una muestra. Y ahí el más certero fue el socuellamino, Jacinto Trillo, que se llevó los 2.000 euros del primer premio donados por el Ayuntamiento y Globalcaja; segundo fue Alberto Sáez, también de Socuéllamos, que se llevó los 1.000 euros que aportaron las bodegas San José, Centro Españolas, Casaquemada y Vinícola de Tomelloso, mientras que el tercero, 500 euros donados por Verum y la cooperativa Virgen de las Viñas, fue para Patronio Mangas.

Por otro lado, el premio joven, de 250 euros donados por Viña Ruda, fue para Lucía González, mientras que el premio local, también de 250 euros donado por Mostos Españoles, fue para José Miguel Santiago.

Una gran Fiesta del Vino

Los jardines del Parque de la Constitución volvieron a albergar una gran Fiesta del Vino con varios miles de personas que tuvieron el privilegio de degustar los vinos de diez cooperativas y bodegas: Centro Españolas, Casa Pueblas, Lahoz, Verum,  Casaquemada, San José, Virgen de las Viñas, Vinícola de Tomelloso, Viña Ruda y Foobespain. En la Fiesta del Vino, que organizó el área de Turismo del Ayuntamiento, colaboró el Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Mancha.

Los asistentes pagaron 5 euros por la entrada que incluyó un catavino, la nota de cata y los ticket de vino para cada bodega.  Familias y grupos de amigos alargaron conversaciones compartiendo  las copas de vino que acompañaron con sabrosas tapas en una agradable noche, en un precioso marco y con buena música como telón de fondo. Allí estuvo el alcalde accidental, Francisco José Barato, acompañado de la mayoría de concejales del Equipo de Gobierno. “Está siendo una gran noche para el vino, -señaló- y culmina un día en el que el vino ha sido protagonista en muchos actos. Se trata de acercar el vino a consumidores más jóvenes, que conozcan la cultura del vino. Hay que potenciar el consumo moderado del vino, que disfrute de este gran producto y sobre todo que sepa las grandes marcas que se elaboran aquí en Tomelloso”.

Barato aseguró que se está avanzando mucho en la cultura del vino. “Hace ocho diez años lo que más se veía en la barra de cualquier bar de Tomelloso era cerveza, ahora el vino es más protagonista a la hora de salir de tapas. Las bodegas y cooperativas han realizado una gran labor de promoción”. Cuando le preguntamos al alcalde accidental que tipo de vino era el que más le gustaba respondió diplomáticamente que “me gusta el blanco  y el tinto, incluso también el rosado. Cada uno tiene su momento y su ocasión”.

En la misma sintonía, el concejal de Festejos, Raúl Zatón, señaló que “es importante  que hayamos alcanzado ya ocho ediciones en una fiesta en la que participan nueve bodegas que nos traen sus excelentes vinos. Desde el Ayuntamiento tenemos que seguir empujando para que los vinos de la ciudad se conozcan en los foros local, regional, nacional e internacional. Hay que potenciar este tipo de fiestas para que nosotros mismos seamos embajadores de lo mucho y bueno que ofrece nuestra ciudad”.

En la Fiesta también tuvimos oportunidad de ver a un nutrido grupo de concejales del Partido Popular, con su portavoz, Javier Navarro, a la cabeza, y al senador, Carlos Cotillas. También estuvo presente el concejal de Agricultura, Álvaro Rubio, concejales de otros grupos de la Corporación y una amplia representación de la sociedad tomellosera que vivió una gran noche en torno al vino.