Ence aumenta un 54% su beneficio neto, que alcanza los 91,7 millones de euros entre enero y septiembre

Lanza Puertollano
Ence ha realizado una fuerte inversión en Puertollano / Lanza

Ence ha realizado una fuerte inversión en Puertollano / Lanza

Ence ha acordado la compra de una planta termosolar de 50 MW en Puertollano que aportará un EBITDA de 18 millones €/año, antes de sinergias

Ence – Energía y Celulosa aumentó su beneficio neto un 54% tras alcanzar 91,7 millones de euros en los nueve primeros meses del año, impulsado por la fortaleza de su negocio de celulosa. El EBITDA de Ence se elevó a 213,6 millones de euros, con un incremento del 45%. El negocio de celulosa mejoró su resultado en un 58%.

En este negocio, la compañía ha ejecutado con éxito la ampliación de 30.000 toneladas de capacidad en la biofábrica de Pontevedra y ha iniciado las obras para la ampliación de 80.000 toneladas en la biofábrica de Navia, que finalizarán en 6 meses.

En el negocio de Energía Renovable, las inversiones para la instalación de 99 megavatios de nueva capacidad de generación con biomasa progresan adecuadamente para comenzar a operar a finales de 2019, y contribuirán con un EBITDA anual estimado de 30 millones de euros. Además, Ence ha acordado la compra de una planta termosolar de 50 MW en Puertollano que contribuirá con un EBITDA anual de 18 millones de euros, antes de sinergias.

Ignacio Colmenares, consejero delegado de Ence, anunció que “el 20 de noviembre presentaremos un nuevo Plan Estratégico para los próximos 5 años, en los que la fortaleza de la demanda y la falta de grandes proyectos para incrementar la capacidad de producción, hacen prever un escenario de precios fuertes de la celulosa para los próximos ejercicios. Los ejes en los que se asentará el nuevo plan pasan por el crecimiento, diversificación, competitividad, sostenibilidad y disciplina financiera.”

La fuerte generación de caja libre, que aumentó un 60%, ha permitido pagar dividendos por importe de 39 millones de euros e invertir 127 millones de euros para completar la ejecución del Plan Estratégico actual, sin apenas incrementar el endeudamiento neto, que asciende a tan solo 0,6 veces el EBITDA de los últimos 12 meses.