Fertiberia para la producción de una de sus fábricas por el precio del gas, mientras Puertollano se encuentra en parada programada en estos días

Graci Galán Puertollano
Fábrica de Fertiberia en Puertollano / Lanza

Fábrica de Fertiberia en Puertollano / Lanza

El incremento de los precios del gas y de la energía eléctrica, entre otras cuestiones, hacen que los costes de producción sean mucho mayores, por lo que la dirección de Fertiberia ha decidido parar la producción de su centro de Palos de la Frontera a partir del 1 de octubre, la fábrica de Puertollano permanece en parada programada estos días con fuertes inversiones

El incremento «de hasta un 500%» del precio del gas ha llevado a la dirección de Fertiberia a tomar la decisión de parar la producción en su fábrica de Palos de la Frontera desde el próximo 1 de octubre, si bien la fábrica de Puertollano se encuentra inmersa en una parada programada de alta envergadura por lo que no cuenta con producción en la actualidad.

Los sindicatos de Fertiberia afirman que esta paralización de la producción en sus fábricas se debe al precio alcista tanto del gas natural como de la energía eléctrica, así como a las emisiones de CO2 y bajos precios de la venta de amoniaco, «la producción global resulta más costosa que su venta».

Así pues, la dirección de Fertiberia ha decidido hacer una parada de sus plantas de amoniaco y urea de un mes de duración como previsión mínima a la espera de ver cómo evoluciona el mercado. En este sentido se espera que se vuelva a una situación asumible en los precios de los costes  y se vuelva al funcionamiento normal».

Además, es apunta que se descartan totalmente ERE´s o ERTE´s y en este periodo se realizarán labores de mantenimiento, se irán gastando las horas acumuladas de descansos de los trabajadores y en el caso de Palos de Frontera se adelantará algunas labores de parada que estaban previstas para el año 2022, al mismo tiempo se maximizarán los procesos de formación de la plantilla. En cualquier caso, la dirección ha trasladado un mensaje de tranquilidad a sus trabajadores a través de sus sindicatos.