Interfield analiza medidas agroambientales que favorezcan la conservación de la fauna y la rentabilidad agraria

A. Ruiz Ciudad Real
El encuentro se celebró en la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural / A. R.

El encuentro se celebró en la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural / A. R.

Asaja Sevilla expone la experiencia de los márgenes multifuncionales en herbáceos de secano y Seo-Birdlife apuesta por compatibilizar de manera integral la gestión del cultivo con la protección de las especies

El salón de actos de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural acogió este viernes la celebración del Foro Abierto de Gestión Agroambiental en el que se presentaron los resultados del proyecto Interfield encaminado a favorecer “la conservación de la fauna y la rentabilidad de los agricultores”.

Con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, se creó a través de este proyecto un grupo internacional de expertos en medidas agroambientales para plantear propuestas de mejora de la futura PAC que, por un lado, reviertan la tendencia negativa de la presencia de aves como perdices, tórtolas, sisones y alcaravanes, así como de mamíferos, reptiles e insectos, y, por otro, favorecer que “el agricultor pueda seguir ganándose la vida en estos entornos”, comentó Carlos Sánchez García Abad, coordinador de Investigación de la Fundación Artemisan, impulsora de este encuentro.

Se trata, principalmente, de cultivos y barbechos enfocados a la fauna silvestre y de medidas como linderos, caballones, beetle banks y márgenes multifuncionales, los cuales “ya se han aplicado en otros países de Europa y en algunas fincas y cotos de España y podrían tener una cabida perfecta en la agricultura que se hace hoy en día en nuestro campo”, expuso Sánchez García Abad, que resaltó el objetivo de que estas medidas estén contempladas en la PAC y a los agricultores se les pague por aplicarlas, porque están dando un servicio “ecosistémico” a la sociedad por la conservación de esta fauna y flora.

Beneficiosa biodiversidad

En el encuentro, organizado con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, se expusieron las experiencias que se están realizando en cultivos herbáceos en las campiñas sevillanas de incorporar, como buena práctica agrícola, márgenes multifuncionales que “son bandas de vegetación con especies sembradas o espontáneas en los perímetros de las parcelas”, indicó José Fernando Robles, responsable de Medio Ambiente de Asaja Sevilla.

Se está comprobando que en estos márgenes multifuncionales se genera una gran biodiversidad beneficiosa para los cultivos porque mejora la polinización, sirven de refugio para insectos, aves y mamíferos y al agricultor le permiten cumplir con las obligaciones de la Política Agrícola Común en cuanto a mantenimiento de superficie de interés ecológico, indicó Robles sobre lo observado gracias a la aplicación de la ayuda agroambiental de la Junta de Andalucía de sistemas sostenibles de cultivo herbáceo de secano que reporta al agricultor unos 90 euros por hectárea y contempla los márgenes multifuncionales, entre otras medidas y requisitos como la siembra directa de los mismos y la pertenencia a una agrupación de producción integrada.

Gestión global

El fomento de estos márgenes multifuncionales, ya sea con linderos más anchos, plantando especies concretas o incluso setos arbolados o árboles dispersos, constituye una medida muy positiva para la diversificación del paisaje con vegetación natural y la mejora de la calidad del hábitat para la fauna, pero “no vale sólo con eso”, indicó, por su parte, Ana Carricondo, responsable del Área de Coordinación de Conservación de Seo-Birdlife.

Estos márgenes multifuncionales son muy importantes como refugio y para el alimento de muchas especies, pero se requiere de una gestión más amplia que compatibilice el rendimiento productivo y económico agrarios con la conservación de la fauna, ya que hay especies como el aguilucho cenizo que nidifican dentro del cultivo del cereal, de manera que su protección se debe tener en cuenta en las fechas de cosecha, de las labores y tratamientos.

A lo largo de más de veinte años de programas de seguimiento, Seo-Birdlife ha comprobado que “justo las aves asociadas al medio agrario son las que tienen una tendencia negativa más acusada”, lo que pone de manifiesto que hay “un problema de fondo a solucionar no sólo en beneficio de estas especies sino del ecosistema en general e incluso de la propia agricultura”.

Las medidas agroambientales en zonas de cereal de secano benefician a las aves, que eligen y acuden a estas parcelas, pero “la tendencia general sigue siendo negativa porque no se consigue aplicar a una escala suficientemente amplia para que tenga un impacto en el ecosistema global. Y ahí entramos en el tema político de la PAC en su conjunto donde no sólo las medidas agroambientales son la herramienta sino que hay que trabajar más a nivel general para que la agricultura sea sostenible en términos globales también para la biodiversidad”, agregó Carricondo.

Así mismo, en el foro participaron Carlos Palomar, director general de Aepla, asociación de fabricantes de fitosanitarios, que habló de la convivencia de la biodiversidad con el uso inteligente de herramientas que ayuden a garantizar la rentabilidad; y José Mora, del Ayuntamiento de Córdoba, que explicó el programa de diversificación del paisaje rural de la campiña cordobesa.