José Carlos Rodríguez gana el V Concurso de Castilla-La Mancha de Sumilleres

Carlos Moreno Tomelloso
Rodríguez recibiendo el premio

Rodríguez recibiendo el premio

Poco antes de las tres de la tarde se ha conocido el ganador del V Concurso de Castilla-La Mancha de Sumilleres de Castilla-La Mancha  que ha reunido a 13 participantes; José Carlos Rodríguez Marato, alias “Chato Grato”, un valdepeñero que  primero se ha metido en la final gracias a sus buenas notas en la fase teórica  sobre variedades, legislación, mapas, maridajes y del propio oficio de sumiller y también en la prueba práctica de detección de tres productos en copa en una cata a ciegas.

En la final le han acompañado José Luis Villegas, tercer clasificado y Valentín Checa, segundo.  Este último había sido el ganador de las tres ediciones anteriores. Los dos primeros representarán a Castilla-La Mancha en el Concurso Nacional de Sumilleres que tendrá lugar el próximo 9 de mayo en Madrid. El concurso, organizado por la Asociación de Sumilleres de Castilla-La Mancha, se ha celebrado en la sala de alquitaras de BodegasVerum, marco incomparable, lleno de solera y tradición de la familia López Montero, que ha acogido a numeroso público, autoridades y una amplia representación de los sectores del vino, la hostelería y la restauración.

Los tres finalistas han subido al escenario uno por uno para hacer frente a tres pruebas; un servicio de vino espumoso, una propuesta de maridaje y una decantación de vino tinto.  El público ha admirado el trabajo de los sumilleres  por los muchos detalles y matices que deben controlar para realizar bien su oficio;  desde la elección de la copa al maridaje pasando por la decantación,  el servicio, los datos sobre su origen, además de  otros curiosos datos sobre el agua, los dulces y hasta el tabaco. Los concursantes han tenido que buscar la mejor armonía entre el plato y el vino, teniendo siempre en cuenta el conjunto de la comida. Para las pruebas han dispuesto de un tiempo de cinco minutos y su quehacer lo han seguido atentamente las tres mujeres que formaban parte del jurado. “Ha sido complicado decidir quién ha sido el ganador porque el nivel ha sido muy alto. Los que vayan al  concurso nacional van muy bien preparados y dejarán en buen lugar a Castilla-La Mancha”, han señalado poco antes de entregar los premios.

Elías López Montero ha considerado un honor acoger “a tantos buenos profesionales de la sumillería en nuestra bodega”. López ha destacado el papel del sumiller  en la promoción de los vinos de la región y ha expresado su satisfacción por las altas puntuaciones que está recibiendo el vino elaborado por la bodega en el proyecto que acaban de iniciar en Argentina. Mientras tanto, el vicepresidente de la Diputación Gonzalo Redondo ha elogiado el espíritu de un concurso “que persigue mejorar la profesionalidad y la calidad del servicio en los restaurantes de nuestra región” y a la vez ha recordado que en la provincia se produce la mitad del vino exportado por la región. El delegado provincial de Sanidad de la Junta de Castilla-La Mancha, Francisco José García, ha agradecido la invitación “a un evento que pone en valor la importancia de la cultura del vino en nuestra región. Hablamos de un producto esencial en la economía de Castilla-La Mancha y desde la parte que me toca de la sanidad, el vino es un producto esencial de la dieta mediterránea, que con un uso adecuado y moderado contribuye a una alimentación más saludable”.

Por su parte, la alcaldesa, Inmaculada Jiménez,  ha celebrado que el concurso vuelva a celebrarse en Tomelloso, “gracias a la apuesta de los propietarios de Bodegas Verum que junto a otros bodegueros de la ciudad hacen realmente bien las cosas. Ellos promocionan los vinos de nuestra ciudad y los llevan a todos los lugares de España y del mundo. Tomelloso es la capital de la Mancha y eso no es precisamente por casualidad”. Igualmente, Jiménez ha manifestado que Tomelloso es el lugar ideal para acoger un máster universitario de enología, “tenemos los viñedos, las infraestructuras, el buen vino y sabemos hacer muy bien las cosas”. Finalmente, la presidenta de Amfar, Lola Merino, ha subrayado y admirado la dificultad “que tiene el oficio de sumiller con muchísimos matices y detalles” y ha destacado el hecho de que los tres miembros del jurado sean mujeres.

Ha asistido también el prestigioso experto en vinos Pedro Ballesteros, quien ha manifestado “que en la zona del mayor viñedo del mundo, al vino hay que ponerle adjetivos y para eso hace falta gente que se lo crea, que lo haga con amor y que experimente mucho. Hace falta gente que sepa hablar de vino, y son los sumilleres los que nos van a contar esas historias del vino, que al fin y al cabo son sueños que todos compartimos”.