Castilla-La Mancha suma 268 millones en avales para proyectos de energías renovables, lo que supondría triplicar la producción

Lanza Almodóvar del Campo
Visita a la nueva planta solar fotovoltaica de Naturgy / Lanza

Visita a la nueva planta solar fotovoltaica de Naturgy / Lanza

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patrica Franco, ha avanzado este lunes que Castilla-La Mancha tiene registrados avales para el desarrollo de proyectos de producción de energías renovables por valor de 268 millones de euros y una potencia de más 16.300 megavatios, lo que supondría triplicar la producción energética de la región.

En declaraciones a los periodistas durante una visita a la nueva planta fotovoltaica de Naturgy en Almodóvar del Campo, la consejera ha subrayado que este proyecto responde a un contexto de apoyo del Gobierno regional a la industria de las energías renovables. En este sentido ha puntualizado que en los próximos años se prevé en Puertollano la instalación de empresas que podrían sumar una potencia de unos 500 megavatios, y que 400 de ellos ya están en fase de tramitación.

Franco ha subrayado que el Gobierno regional seguirá “apostando” por las ayudas a la eficiencia energética. Así, ha adelantado que este viernes el Consejo de Ministros aprobará un paquete de 10 millones de euros para pymes de Castilla-La Mancha destinado a medidas de eficiencia energética en el entorno industrial.

Estas subvenciones se sumarán, ha añadido, a la convocatoria de ayudas a la movilidad de vehículos eficientes que convocará próximamente el Gobierno regional por valor de dos millones de euros.

Durante su visita, la consejera ha estado acompañada del director general de Industria, Energía y Minas, José Luis Cabezas; el alcalde de Almodóvar del Campo, José Lozano; la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández; el director de Desarrollo de Generación de Naturgy, Carlos González, y el delegado de Desarrollo de Proyectos Renovables en Castilla-La Mancha de Naturgy, David Muñoz.

Planta La Nava

La planta La Nava de Naturgy, situada entre los términos municipales de Almodóvar del Campo y Puertollano, contará con 145.464 módulos fotovoltaicos y una potencia de 49 megavatios. Producirá alrededor de 100 gigawatios por hora al año, equivalentes al consumo eléctrico anual de 27.510 viviendas.

La inversión que está realizando Naturgy en este proyecto ronda los 34 millones de euros y supone la creación de unos 150 puestos de trabajo entre las fases de construcción, operación y mantenimiento. Esta infraestructura permitirá desplazar el uso de otras fuentes de generación eléctrica convencional, contribuyendo a reducir en torno a 89.000 toneladas de dióxido de carbono al año.

“Con esta nueva planta fotovoltaica, Naturgy reafirma su compromiso con Castilla-La Mancha y suscribe la fuerte apuesta que la compañía está haciendo por el incremento en generación renovable, tal y como se contempla en el Plan Estratégico 2018-2022”, ha afirmado Carlos González, director de Desarrollo de Generación de Naturgy.

Naturgy en Castilla-La Mancha

Además de La Nava, en 2018 Naturgy inició en la provincia de Ciudad Real la construcción de las plantas solares fotovoltaicas Picón I, Picón II y Picón III, ubicadas en el municipio de Porzuna. Estas tres plantas tienen 50 megavatios de potencia pico cada una y supondrán una inversión total conjunta superior a los 90 millones de euros.

Por otro lado, en la provincia de Toledo, la compañía inauguró en febrero de este año la planta Carpio de Tajo, en la localidad de El Carpio de Tajo, la mayor instalación de estas características de esa provincia. En esta planta, con una potencia de 50 megavatios, Naturgy ha invertido unos 33 millones de euros y ha generado 150 puestos de trabajo entre las fases de construcción, operación y mantenimiento.

La compañía tiene en operación otra instalación de la misma tecnología, Toledo PV, en La Puebla de Montalbán (Toledo), la más antigua de Europa, ya que comenzó a funcionar en 1994 con una potencia pico de un megavatio.

Además, en Castilla-La Mancha, Naturgy cuenta con nueve parques eólicos que en 2018 generaron 540 gigawatios por hora, lo que supone cubrir las necesidades eléctricas de unas 200.000 viviendas.