Recuperar valores

Confío en la gente de mi tierra

María Dolores Cospedal / Presidenta de Castilla-La Mancha

Ésta es la primera ocasión en la que tengo el inmenso honor de felicitar la Navidad a todos los castellano-manchegos desde que fui elegida presidenta de la comunidad autónoma. Me parece un momento muy importante, seis meses después de haber tomado posesión, para mostrar mis mejores deseos ante  unas fiestas entrañables, en las que tendremos la oportunidad de reunirnos con nuestras familias y seres queridos.
Vienen días de celebración; para compartir con los nuestros; y, sí, es ahora cuando más nos acordamos de todos aquellos que lo están pasando mal, teniendo un recuerdo muy especial para los que no han logrado encontrar un empleo. A todos ellos les pido recuperar la ilusión en el mañana.
Siempre, pero sobre todo en estos momentos de crisis como los que nos está tocando vivir, es necesario recuperar algunos de los valores propios de la Navidad y que tanta falta nos hacen para mirar hacia adelante con esperanza. 
Estoy convencida de que se trata de un futuro mejor; el que los castellano-manchegos nos merecemos y el que tenemos que construir entre todos, porque, unidos, todo es posible. Confío en la gente de mi tierra y en sus posibilidades; en la capacidad de superación y en su tesón y, por tanto, estoy segura de que saldremos adelante. Para ello, estamos trabajando duro desde el Gobierno de Castilla-La Mancha.
Tal y como ya he subrayado en más de una ocasión, Castilla-La Mancha está situada en el centro de España, en el corazón de nuestro país. Por eso, como presidenta de una tierra que late, siente y anhela la necesidad de una recuperación económica, muestro mis mejores deseos y compromiso de que así sea.
Es cierto que se trata de una tarea nada fácil, pero creo que hemos puesto todos los mimbres para superar esta situación desde que asumimos la responsabilidad de gobernar los destinos de una comunidad que cree en su futuro, porque tiene y suficiente potencial como para llevarlo a cabo.
Por todo ello, os deseo de todo corazón, una muy feliz
Navidad y un 2012 cargado de salud, ilusión y mucho trabajo.