Batet supedita la fecha del debate de investidura a las negociaciones de Pedro Sánchez con los grupos

Lanza Madrid
La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, en una rueda de prensa

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, en una rueda de prensa

La presidenta de la Cámara ha querido dejar claro que Sánchez es "el único candidato" que tiene posibilidades de llegar a sumar los apoyos suficientes para que prospere la investidura, y en ese sentido entiende la decisión del jefe del Estado de designarle.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha dado a entender que la fecha del debate de investidura de Pedro Sánchez, que a ella le corresponde fijar, estará condicionada por la evolución de las negociaciones que el PSOE mantiene abiertas y que va a impulsar el propio candidato la próxima semana.

Tras su ronda de consultas, el Rey comunicó este miércoles a Batet su decisión de designar a Sánchez como candidato a la investidura, pero la fecha de ese debate parlamentario es decisión de la presidenta del Congreso.

En declaraciones en el Congreso, Batet no ha anticipado su decisión, pero sí ha recordado que “se están produciendo negociaciones” para que la investidura prospere y que, de hecho, la propuesta del Rey abunda en esa vía. Así, el propio candidato ya ha anunciado reuniones la próxima semana con el PP y con Ciudadanos, mientras que su portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, hablará con el resto de formaciones.

Según Batet, lo prioritario no es celebrar el debate de investidura, sino lograr que prospere y que el Congreso pueda elegir un presidente del Gobierno que ponga fin a estos meses de bloqueo y de Gobierno en funciones. “Habrá que ver cómo evolucionan estas negociaciones que ya está manteniendo el candidato para que pueda ser una investidura exitosa”, ha añadido.

ES “EL ÚNICO” QUE PUEDE LOGRARLO

La presidenta de la Cámara ha querido dejar claro que Sánchez es “el único candidato” que tiene posibilidades de llegar a sumar los apoyos suficientes para que prospere la investidura, y en ese sentido entiende la decisión del jefe del Estado de designarle.

Para superar la investidura, Pedro Sánchez debe sumar mayoría absoluta en la primera votación (176 votos) o bien mayoría simple, más votos a favor que en contra, en una segunda. De momento, el gobierno de coalición pactado por PSOE y Unidas Podemos parte con 156 votos: 120 del Grupo Socialista, 35 de la formación morada y sus aliados, y el del diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC).