China trata de ganar protagonismo en el mundo del fútbol

El fútbol hoy en día cada vez es más negocio y menos deporte, y por ello cada vez es más habitual ver equipos realizados a base de dinero y no de buenas planificaciones deportivas o rendimiento de sus futbolistas. La globalización ha hecho que los futbolistas reciban ofertas a menudo de cualquier país o continente, y cojan sus maletas y dejen sus equipos en búsqueda de otros clubes que ofrecen unas cantidades que están al alcance de muy pocos. Desde Legalbet, un portal de valoraciones casas de apuestas nos traen este artículo de opinión al respecto.

La Liga española, muy atractiva para los inversores

Se dice que La Liga Santander es la mejor liga de fútbol del mundo, y el futbol asiático lo sabe. Son muchos los inversores chinos que han adquirido clubes en España. Los ejemplos son numerosos. El Granada es propiedad de Desport, el Espanyol de Rastar Group, el Valencia de Peter Lim… Y el caso más sonado recientemente, el del Atlético de Madrid del cual es propiedad el grupo Wanda.

La venta de estos clubes genera críticas entre los aficionados, que ven como los proyectos se convierten en un negocio, dónde el dinero está por encima de los jugadores. El Valencia fue el ejemplo más claro, ya que tras la compra del club por Peter Lim el equipo estuvo rozando el descenso y se pasó dos temporadas siendo un escaparate de jugadores cedidos representados por Jorge Mendes, amigo íntimo de Peter Lim.

El Atlético de Madrid ha sido el caso más llamativo de los últimos años, ya que un equipo con más de 110 años de historia, ha visto como un nuevo inversor chino ha cambiado el escudo del equipo y el nombre del estadio. Una decisión que vino en el mejor momento económico del club, ya consolidado como uno de los grandes en Europa.

Una liga que trata de captar futbolistas a golpe de talonario

De todos es sabido que el nivel de la Liga china sería el equivalente a una Segunda División B en España o incluso inferior. Una liga de nivel bajo que ni siquiera es ofrecida por alguna de las casas de apuestas legales en España. Por ello, son pocos los futbolistas que deciden cruzar el charco y jugar allí, sabedores de que significa decir adiós a sus posibilidades de ser convocados por sus respectivas selecciones nacionales, de disputar trofeos importantes (Champions League o Europa League), así como de disfrutar del fútbol al máximo nivel.

Sin embargo, últimamente cada vez son más los jugadores que deciden dar el paso, atraídos por sueldos millonarios que están al alcance de muy pocos clubes en España. En el nuevo modelo de fútbol negocio, el dinero importa más que el fútbol y que el disfrute de la profesión.

Se pueden enumerar numerosos ejemplos, sobretodo algunos llamativos de jugadores jóvenes con un gran futuro por delante en el fútbol europeo y español. Recientemente se han dado los casos de Bakambu (Villarreal, 26 años), Ruben Castro (Betis, 36 años), Mascherano (Barcelona, 33 años), Jonathan Viera (Las Palmas, 28 años), Carrasco (Atleti, 24 años), Augusto (Atleti, 31 años), Gaitán (Atleti, 30 años) o Juan Cala (Getafe, 28 años). También cabe destacar la mareante oferta que tiene Iniesta encima de la mesa y que en estos momentos se está planteando, cómo él mismo ha confirmado.

Sin duda el objetivo de la Liga China es convertirse en una superpotencia futbolística, y el poder del dinero a veces pesa más que la carrera futbolística o el futuro de los jugadores.

Los aficionados también salen perjudicados

Otro sector del fútbol que cada vez tiene menos importancia para los que mandan, como es el de los aficionados, también sale gravemente perjudicado por la inversión de China en La Liga Santander.

Ya se han convertido en habituales los horarios “chinos” (es decir, al mediodía). Unos horarios que no contentan para nada a los aficionados, ya que se trata de partidos a las 12.00 del mediodía, a las 13.00, 15.00…. Horarios que no son del agrado de nadie, sobre todo si se juegan en Andalucía durante el verano, donde las temperaturas superan los 40º. Todo sea por contentar y atraer al continente asiático. Recientemente hemos visto como el partido más relevante de la temporada, El Clásico entre Madrid y Barcelona, se disputaba a las 13.00 horas del sábado. Horario “Premium”, como dicen los dirigentes del fútbol español.

Post contratado