Diputados del Grupo Socialista, en «shock» por el acuerdo con Bildu para derogar la reforma laboral

Europa Press Madrid
De derecha a izquierda Sánchez, Lastra, Grande Marlaska y Ábalos este miércoles en el Congreso de los Diputados

De derecha a izquierda Sánchez, Lastra, Grande Marlaska y Ábalos este miércoles en el Congreso de los Diputados

Diputados del Grupo Parlamentario Socialista permanecían este jueves "en shock" al constatar el problema generado por la propia dirección del partido al cerrar un acuerdo con Unidas Podemos y EH Bildu para la derogación "íntegra" de la reforma laboral, un compromiso rectificado pocas horas después por el PSOE a través de un comunicado donde daban marcha atrás y limitaban la reforma a sus aspectos más lesivos, como contempla el acuerdo de coalición con Podemos.

Los parlamentarios no han recibido argumentario alguno sobre la polémica por parte de la dirección del partido, pero tampoco explicaciones sobre lo ocurrido, que tildan de «error» y «torpeza», sea quien sea el responsable, según ha podido constatar Europa Press.

Varios de ellos esperan que esas explicaciones lleguen al menos en la reunión prevista este próximo lunes de la Ejecutiva Federal del PSOE porque no alcanzan a comprender qué empujó a la portavoz del Grupo Socialista y ‘número dos’ del PSOE, Adriana Lastra, a firmar un acuerdo a cambio de una abstención de los diputados de la formación ‘abertzale’ que no eran imprescindibles para superar la votación de la quinta prórroga del estado de alarma, una vez conseguido el apoyo de Ciudadanos y el PNV.

En el Grupo hay quienes se resisten a pensar que Lastra firmase el acuerdo sin autorización o conocimiento del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y dudan de que la portavoz no revisara en detalle el contenido del texto antes de rubricarlo.

De hecho, fue el propio Sánchez quien en el debate de la prórroga desvela el sentido del voto de Bildu, cuya portavoz, Mertxe Aizpurua, se sorprende gratamente porque eso quiere decir que el PSOE ha aceptado su exigencia para derogar de forma «íntegra» la reforma laboral antes de que se levante.

Fuentes socialistas consultadas por Europa Press concluyen que es en ese momento cuando se cierra el acuerdo y admiten su incomprensión al respecto dado que por entonces ya se tenía amarrado el voto a favor de PNV y Ciudadanos.

Otros parlamentarios circunscriben en cambio el error al ámbito del Grupo Parlamentario al considerar que el presidente no está en el detalle de los acuerdos que se firman con otros partidos en el marco de una votación determinada y apuntan a un «error no forzado» de Lastra motivado por el cansancio acumulado.

PERJUDICA AL PSE

Fuese como fuese, se lamentan de una torpeza que sabrá aprovechar la oposición y de la que el PSOE no obtiene ningún beneficio, porque perjudica los intereses electorales del PSE y de su socio en el Gobierno vasco, el PNV, a las puertas de unas elecciones en Euskadi. Además, recuerdan, los nacionalistas vascos serán imprescindibles para aprobar los Presupuestos Generales del Estado.

El pacto con Bildu les resulta también sumamente inoportuno cuando Bildu se ha negado a condena el ataque con pintura que ha sufrido en su domicilio la líder del PSE y candidata a lehendakari, Idoia Mendia.