El Club Taurino de Almodóvar visitó la finca de Javier Gallego

l

l

No todas las plazas de toros son iguales; como no todas las peñas taurinas (o clubes taurinos) son iguales. En cuanto a éstos últimos, uno de los punteros dentro de la provincia de Ciudad Real, es el Club Taurino de Almodóvar del Campo, una institución que lleva no pocos años defendiendo y promocionando la Fiesta con la organización de actos de variado calado.

No todas las plazas de toros son iguales; como no todas las peñas taurinas (o clubes taurinos) son iguales. En cuanto a éstos últimos, uno de los punteros dentro de la provincia de Ciudad Real, es el Club Taurino de Almodóvar del Campo, una institución que lleva no pocos años defendiendo y promocionando la Fiesta con la organización de actos de variado calado.
Uno de los más exitosos entre los socios es la jornada de hermandad. Y si ésta se celebra en una ganadería de toros de lidia, siendo agasajados por los propios ganaderos, quienes enseñan sus reses, y se añade el aliciente de una comida, poco más se puede pedir. Aunque bueno,  puestos a pedir, se puede pedir algo de toreo.
Pues bien; de todo esto pudieron disfrutar el pasado domingo más de ciento cincuenta socios y simpatizantes del antes citado Club Taurino de Almodóvar, quienes visitaron la cercana vacada de los hermanos Gallego, en la finca Pulido, en el vecino término de Brazatortas. Allí, tanto Enrique Gallego como su hermana Macarena, se encargaron de enseñar a los aficionados ciudarrealeños varios lotes de vacas y toros de saca para deleite de los visitantes. Y además, después de saciar el hambre al sol con unas migas, se pudo disfrutar de la tienta de dos vacas por parte del torero alicantino Francisco José Palazón, quien, según nos cuentan, lo bordó ante una magnífica erala de un muy recuperado –y mucho que nos alegramos- Javier Gallego.
Por tanto, magnífica jornada campera para el Club Taurino de Almodóvar. Ojalá queden muchísimas más. Enhorabuena.