España se sitúa entre los países con el precio del gas natural más caro de Europa

El Bono Social Térmico o bono social de gas natural es una medida que propone el Gobierno de nuestro país y con la que se ofrecen ayudas económicas a las personas vulnerables y en riesgo de exclusión. Unas ayudas que permitirán a estas personas poder hacer frente a los pagos de las facturas de gas que tengan que ver con la climatización del hogar.

Cocina de gas

Cocina de gas

El bono social térmico fue aprobado por el Gobierno español en octubre del 2018 y se hizo efectivo el pasado mes de enero. Una ayuda mínima de 25 euros, que puede verse aumentada dependiendo del grado de vulnerabilidad de la persona y de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre. Para más información, aquí puedes ver cómo pedir el bono social de gas natural.

El precio del gas natural en España, de los más altos de Europa

Este bono social del gas natural se ha convertido en una medida indispensable para muchas familias, ya que según los últimos datos registrados por Eurostat, España tiene uno de los precios del gas natural más elevados de Europa. Durante la segunda mitad del 2017, los precios más altos se situaron en Suecia, Dinamarca, Italia y España.

No es de extrañar, por tanto, que cada vez haya más quejas por parte de los usuarios y los consumidores habituales, tanto en lo que respecta a los precios para los clientes domésticos como también para los industriales.

Sin ir más lejos, los consumidores industriales de gas ya aseguraron a finales del año pasado que la creciente subida de los precios de la energía supone una pesada carga adicional a los elevados precios que se vienen pagando.

Hay que recordar que el precio de la energía en la Unión Europea no solo depende de una serie de diferentes factores relativos a la oferta y la demanda. A estos hay que añadirles también la situación geopolítica, la combinación energética nacional, la diversificación de las importaciones, los costes de red, las condiciones meteorológicas o los niveles impositivos y fiscales.

La mejor tarifa de gas natural del mercado

Ante estas perspectivas, los consumidores domésticos siguen buscando en el mercado las mejores tarifas para ahorrar en el precio del gas natural. En la actualidad, y según los principales comparadores, es la comercializadora independiente Podo la compañía que posee las mejores tarifas de gas natural en nuestro país.

Podo es una compañía 100% online de reciente creación que apuesta por la energía verde, el ahorro y la máxima transparencia y sencillez. Una empresa que poco a poco ha ido abriéndose paso en el sector energético nacional con una serie de ofertas y servicios que se hallan entre los más destacados en la actualidad.

Uno de los principales objetivos de esta nueva compañía es que el cliente pueda controlar perfectamente su consumo mensual. Y lo puede hacer a través de una cuenta de usuario desde la que poder acceder en cualquier momento y a tiempo real al gasto de energía que lleva acumulado hasta ese momento.

Una novedad con respecto a las eléctricas convencionales y que nos permitirá controlar nuestro consumo para poder ahorrar. Desde esta misma cuenta de cliente, este podrá ver y descargar sus facturas, gestionar la información relativa a sus datos personales, activar las alertas de consumo para que le avisen de cualquier posible exceso en el consumo, etc.

Las tarifas de gas de Podo

Podo cuenta en la actualidad con dos tarifas personalizadas de gas para sus clientes:

  • Tarifa de gas 3.1: diseñada para consumos inferiores a 5.000 kilovatios hora anuales (viviendas sin calefacción de gas o segundas viviendas)
  • Tarifa de gas 3.2: ideal para consumos entre 5.000 y 50.000 kilovatios hora anuales (viviendas con calefacción de gas individual)

Estas son precisamente las tarifas de gas natural que los comparadores actuales consideran como las más baratas del panorama nacional.

La irrupción de Podo en el mercado del gas natural se produjo el pasado mes de marzo del 2018 gracias al acuerdo suscrito con la petrolera portuguesa Galp, uno de los principales operadores de gas natural en la Península Ibérica. Un acuerdo que precisamente supuso la entrada de Galp con un 25% en el control de Podo.

De esta manera, Podo consigue un aprovisionamiento de gas a largo plazo que le va a permitir ofrecer a sus usuarios unos precios muy competitivos. Tanto es así que en la actualidad ya está ofreciendo un paquete combinado de gas y electricidad que supone un paso adelante para seguir creciendo en el sector.

En definitiva, el mercado del gas natural en España se ha visto beneficiado este último año con la llegada de Podo al sector. Una comercializadora independiente que supone que haya una mayor diversidad de opciones y que transmite la suficiente transparencia y confianza como para contratar sus servicios

Post contratado