El exministro García Margallo descarta “absolutamente” que el ejército vaya a intervenir en Cataluña

Lanza Madrid
El exministro de Exteriores José Manuel García Margallo /Lanza

El exministro de Exteriores José Manuel García Margallo /Lanza

Advierte que "no va a haber una sola autoridad internacional que reconozca" que lo vivido este domingo "ha sido un referéndum"

El exministro de Exteriores José Manuel García Margallo ha descartado “absolutamente” que el ejército español vaya a intervenir en Cataluña, ya que “hay medios más que suficientes para poder restablecer la institucionalidad sin recurrir a una intervención militar”.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el exministro ha manifestado asimismo que “no va a haber una sola autoridad internacional que reconozca” que lo acaecido este domingo en Cataluña “ha sido un referéndum” y ha incidido en que “un Estado no es Estado porque sus dirigentes lo digan, sino porque los demás le reconozcan”.

Tras advertir de que “la idea de España lleva mucho tiempo siendo cuestionada en Cataluña”, ha lamentado que en los últimos tiempos la “erosión” ha sido mayor. “El momento es mas difícil que ayer, pero mañana será más difícil que hoy por lo que hay que buscar soluciones cuanto antes”, ha valorado.

A su juicio, en los próximos días se va a entrar en un proceso “de enroque y bloqueo político”, ya que el Gobierno central negará que este domingo se haya dado un referéndum en Cataluña y para ello “se utilizan todas las palabras del diccionario: farsa, paripé, chapuza… mientras que el Gobern catalán dirá que el referéndum es legal y vinculante”.

A su juicio, es “obvio” que, entendiendo un referéndum como una consulta con garantías jurídicas, esto “no se ha producido”. “Yo no he visto una consulta con menos garantías que la que se ha producido en Cataluña. Desde el punto de vista procedimental no se asemeja a una consulta legal y desde el punto de visto vinculante tampoco”, ha criticado, para añadir que “votar se ha votado, pero con poco rigor”, por lo que “no va a haber una sola autoridad internacional que reconozca que esto ha sido un referéndum”.

Asimismo, ha advertido de que un “Estado no es Estado porque sus dirigentes lo digan, sino porque los demás le reconozcan y deberán entrar en una fase de buscar reconocimientos internacionales, lo que es complicadísimo”.

Naciones Unidas

En este sentido, ha argumentado que existen tres resoluciones de la Asamblea General de Naciones Unidas que especifican que el “principio de integridad territorial prevalece siempre sobre el de libre determinación”.

“Las Naciones Unidas no están por el reconocimiento de este tipo de votaciones contrarias a la Constitución. Es imposible la entrada en Naciones Unidas y no la ha conseguido ni siquiera Palestina que tiene 140 reconocimientos internacionales”, ha descrito.

En este sentido, García Margallo ha reconocido que para entrar en Naciones Unidas se necesitan 9 de los 15 votos del Consejo de Seguridad y “todos ellos son muy contrarios a este tipo de secesiones”. Por todo ello, ha incidido en que se está ante una situación de parálisis y bloqueo muy complicada de la que hay que salir”.

Asimismo, ha descartado “absolutamente” que el ejército español vaya a intervenir en Cataluña, aunque los mossos “tuvieron una actitud pasiva que dejó solos a la Guardia Civil y Policía Nacional en un contexto muy complicado”.

“La Constitución dice que el ejército está al servicio, siempre a través del poder civil, del mantenimiento de la defensa nacional y de la integridad territorial, pero creo que no va a intervenir en ningún caso ya que el Estado tiene medios más que suficientes para poder restablecer la institucionalidad sin recurrir a una intervención militar”, ha afirmado.

De este modo, ha recordado que se puede activar la Fiscalía para pedir la suspensión de funciones de las autoridades que se nieguen a cumplir con el ordenamiento constitucional. También ha destacado que existe una posible actuación política a través del artículo 155 de la Constitución que “no supone la suspensión de la autonomía”.