Iceta apuesta por un gobierno de progreso y avisa: quien bloquee estará “votando con Vox”

Lanza Barcelona
Miquel Iceta

Miquel Iceta

Pide al PP responsabilidad y elecciones en Cataluña donde Cs "no aprovechó" su victoria

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado este lunes que su apuesta para la gobernabilidad es conseguir un acuerdo progresista y ha advertido a todas las fuerzas del arco parlamentario de que “quien vote ‘no’ a la propuesta de (Pedro) Sánchez, estará votando con Vox”.

En una rueda de prensa, Iceta ha subrayado que la prioridad es evitar otra repetición electoral y ha asegurado que el PSC apoyará las negociaciones que el ganador de las generales Pedro Sánchez abrirá en los próximos días, aunque ha descartado dos escenarios: “abrir un diálogo con Vox y una gran coalición” con los populares.

Así, preguntado por si sería posible un gobierno en coalición con Unidas Podemos y buscando apoyos en otras fuerzas de izquierdas, ha zanjado: “Hay que explorar todas las posibilidades para evitar un bloqueo”.

Iceta insistió antes de la convocatoria electoral que apostaba por un pacto a la portuguesa –es decir, un gobierno en solitario de Sánchez con el apoyo de la izquierda– y no ha escondido que esa sigue siendo su opción predilecta.

“Pero hay que ver si es posible. Sánchez tiene que hacer una investidura que no solo depende de él”, ha explicado, y ha pedido dejar que se produzcan los contactos.

Repreguntado por la posibilidad de formar gobierno en coalición con la formación que encabeza Pablo Iglesias, ha recordado que hace años el partido que obtenía un 20% de los respaldos era “una partido minoritario y ahora conseguir un 20% es una gesta”.

“Estamos en una etapa en la que hay más fragmentación y la fragmentación debería venir acompañada de una mayor capacidad para llegar a acuerdos”, ha reflexionado y ha asegurado que en Cataluña ya se han dado gobiernos de coalición.

El dirigente socialista ha ironizado sobre que ahora mismo en Catalunya Gobierna un “tripartito con Torra, JxCat y ERC” al que ha vaticinado una corta esperanza de vida porque lo ve agotado, por lo que ha situado las elecciones catalanas en el próximo año.

LA ABSTENCIÓN DEL PP

Otra de las posibilidades que otorga la aritmética electoral para desbloquear la situación es que los populares se abstengan y permitan a Sánchez gobernar en solitario –teniendo en cuenta que Iceta ha descartado la gran coalición– e Iceta ha insistido en que los socialistas apelan a la “responsabilidad de todos”.

“Quien no está en condiciones de presentar una alternativa de gobierno, tendría que tener la responsabilidad de no bloquear el que es posible”, ha razonado, y ha reiterado que su opción prioritaria es el gobierno progresista y ha repetido las únicas dos opciones que descarta.

EL FUTURO DE CS EN CATALUÑA

En respuesta a los periodistas, Iceta no ha querido “hacer leña del árbol caído” sobre los resultados de Cs que han provocado la dimisión de su presidente, Albert Rivera, porque asegura que no es el estilo de los socialistas y en contraposición, ha recordado que su partido escogerá en diciembre al candidato a las elecciones catalanas y que esta misma semana enviará un escrito a la formación en el que se postulará para liderar al PSC en esos comicios.

Ha afirmado que la derrota del partido naranja no está en el resultado de los comicios del domingo sino en haber ganado las elecciones en Cataluña y “no aprovecharlo”, pero ha insistido en no querer ahondar en la crisis de Cs.

“No queremos añadir dificultades a un partido que todavía esta digiriendo el resultado y después de que el presidente haya dicho que abandona la vida política”, ha expresado.

LA SUBIDA DE VOX Y EL INDEPENDENTISMO

Iceta ha explicado que están contentos con el resultado que los socialistas han obtenido en las urnas del domingo: “Pero no quiero esconder que los habríamos querido mejores”, ha asegurado y ha asumido un desgaste de su formación que atribuye a la repetición electoral y al clima generado en Cataluña tras la publicación de la sentencia del 1-O.

Ha recordado que el independentismo ha cosechado en torno a 1,2 millones de votos, lejos de los 2 millones que han reivindicado en otros momentos, y ha sostenido que “parte de la respuesta a la sentencia ha tomado una dirección violenta que la extrema derecha ha capitalizado”.

También ha destacado que el ascenso de Vox se ha producido en parte por el respaldo obtenido en barrios populares donde cree que la extrema derecha ha capitalizado el “malestar” en base a dos factores: la inseguridad y la inmigración.