Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
23 febrero 2024
ACTUALIZADO 20:50
  • Castilla-La Mancha
  • El Campo
  • Toros
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Vídeos
  • Semana Santa 2024
  • Carnaval 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Interior pone en marcha las alertas a víctimas de violencia de género si sus agresores son reincidentes

Placa de agradecimiento entregada por una víctima de violencia de género a dos policías de la Comisaría de Torrelavega.
Placa de agradecimiento entregada por una víctima de violencia de género a dos policías de la Comisaría de Torrelavega.
Lanza / MADRID
El 9,3% de agresores responde a este perfil y en adelante se podrá avisar a la mujer si constan antecedentes en los últimos cinco años. La instrucción tiene en cuenta el Estatuto de la Víctima y otras leyes garantistas de Protección de Datos, y fija que las alertas se fijan sobre agresores denunciados por otras víctimas "durante los cinco años anteriores" al nuevo caso de violencia de género. La comunicación, en todo caso, "se limitará a señalar que su agresor tiene antecedentes por violencia machista en el Sistema Viogén, sin facilitarle mayores precisiones sobre los hechos anteriores que se le atribuyen".

El Ministerio del Interior ha aprobado la instrucción en la que regula el protocolo para alertar a las mujeres víctimas de violencia de género si su agresor responde a un perfil de “persistente”, que es como se conoce a los hombres con antecedentes hacia parejas anteriores. El 9,3% de agresores responde a este perfil y, en adelante, se podrá avisar a la mujer si constan antecedentes en los últimos cinco años.

La Instrucción 1/2023, que firma el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y entra en vigor este viernes 10 de febrero, regula el sistema de alertas que se activará en caso de que los policías detecten un nuevo caso de violencia hacia una mujer por parte de sus parejas o exparejas –aunque no formalice denuncia–, y cuando el agresor tenga antecedentes en el Sistema de Viogén con una antigüedad de hasta cinco años. Se excluirán casos prescritos o con sentencia absolutoria o con auto de sobreseimiento.

Siguiendo el criterio de Fiscalía y Abogacía del Estado, la alerta se formalizará previa evaluación policial “caso por caso”, no de manera automatizada o generalizada, y siempre que la información sea determinante para la protección de la vida de la mujer víctima de malos tratos o para menores dependientes de ella. El sistema alertará a las víctimas anteriores y generará de forma automática un aviso a las autoridades judiciales.

61.000 AGRESORES REINCIDENTES, EL 9,3%

El sistema Viogén tiene información de 655.571 agresores, aunque el 90% a día de hoy se refiere a una sola víctima, según explican fuentes del Ministerio del Interior. En la actualidad el 9,3% de estos agresores encaja en este perfil de persistentes, unos 61.000 hombres, por antecedentes violentos. De estos, 51.092 hombres tienen en Viogén dos víctimas, 7.832 agresores figuran con tres víctimas y 2.155 tienen más de tres víctimas.

Además, en la actualidad hay 7.771 casos de especial relevancia, de los que 6.833 son medios de especial relevancia, 920 altos y 18 casos clasificados como extremos. Estos casos son los que recogen indicadores que combinados entre sí alertan de “una mayor probabilidad de violencia muy grave o letal”.

Las alertas sobre agresores persistentes es una de las medidas, junto a impulsar las pulseras de control telemático para proteger a mujeres con riesgo de homicidio, que manejaba el Ministerio del Interior desde diciembre, un mes en el que aumentaron a once las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. En lo que va de 2023 se contabilizan otras ocho víctimas, dejando a 13 menores huérfanos.

Para implementar el sistema de alertas de agresores persistentes, el Ministerio de Fernando Grande-Marlaska consultó a través de la comisaría del Sistema Viogén, María Jesús Cantos, a la Fiscal de Sala de Violencia sobre la Mujer, que avaló el 13 de diciembre el procedimiento siempre que no sea una práctica generalizada ni automática, y si previamente se concluye que existe un “factor de riesgo relevante” para la mujer denunciante.

“En ningún caso la comunicación podrá realizarse con carácter sistemático o generalizado, sino que los agentes encargados de elaborar la valoración del riesgo deberán examinar cada caso concreto y evaluar diversos aspectos, entre ellos el grado de riesgo que los antecedentes del agresor suponen para su actual pareja o la necesidad de que ésta y su entorno los conozcan para mejorar su percepción del peligro que corren”, ha especificado Interior en un comunicado.

En adelante, además, los agentes deberán extremar también la verificación del cumplimiento de las medidas judiciales de protección dictadas contra un agresor reincidente, como las órdenes de alejamiento, y en los supuestos en los que opten por solicitar a la Fiscalía la asignación de un dispositivo telemático de control para mantenerle vigilado, en el atestado destacarán que contra él constan denuncias de víctimas anteriores en el Sistema VioGén y que esta circunstancia supone un notable riesgo específico de reiteración delictiva.

PROTECCIÓN DE DATOS

La instrucción tiene en cuenta el Estatuto de la Víctima y otras leyes garantistas de Protección de Datos, y fija que las alertas se fijan sobre agresores denunciados por otras víctimas “durante los cinco años anteriores” al nuevo caso de violencia de género. La comunicación, en todo caso, “se limitará a señalar que su agresor tiene antecedentes por violencia machista en el Sistema Viogén, sin facilitarle mayores precisiones sobre los hechos anteriores que se le atribuyen”.

“Los agentes policiales deberán poner en relación la gravedad de estos antecedentes con el nivel de vulnerabilidad de su víctima para determinar si ésta debe conocerlos para que se implique de manera activa en su autoprotección”, ha precisado Interior, que incorpora también las conclusiones del grupo de análisis policial convocado por el ministro el pasado mes de enero para examinar el repunte de los asesinatos machistas.

Una de las recomendaciones consensuadas en ese foro, y recogidas en la orden, es intensificar la monitorización y supervisión de cualquier agresor de mujeres y, en particular, de los reincidentes. También, profundizar la investigación en el entorno de la víctima –familiares cercanos, vecinos, amigos o contactos virtuales– “donde a menudo aparecen datos que permiten ajustar con mayor precisión el peligro latente existente en la relación conflictiva”.

Finalmente, la Instrucción 1/2023 crea la Mesa de Evaluación y Seguimiento de los Casos Letales de Violencia de Género, constituida en el ámbito del Área de Violencia de Género de la Secretaría de Estado de Seguridad y que celebrará al menos una reunión ordinaria mensual, la primera de las cuales está prevista para el próximo 23 de febrero.

Publicado en:
Noticias relacionadas:
Minuto de silencio en Aldea del Rey por el asesinato de Cándida Molina, quinta víctima mortal de la violencia de género en España en lo que va de año / Lanza
Blanca Fernández, delegada provincial de la Junta, con las delegadas de Igualdad y Hacienda, este viernes en el Ayuntamiento de Aldea del Rey / Elena Rosa
 Elena Rosa
Cordón policial en la calle del asesinato de Cándida Molina en Aldea del Rey / Elena Rosa
La pancarta contra el machismo lucirá durante tres días, como marca el protocolo / Lanza
Cerrar