Irene Montero, ministra de Igualdad tras una carrera meteórica que empezó a los 16 años en la Juventud Comunista

Lanza Madrid
Irene Montero

Irene Montero

La 'número dos' de Podemos y hasta ahora portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Irene Montero (Madrid, 1988), se convertirá en la próxima ministra de Igualdad del primer Gobierno de coalición que se conforma en España desde la II República, según ha confirmado Moncloa este jueves.

Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid (2011), y Máster en Psicología de la Educación (2013), Montero dejó en 2015 el doctorado sobre inclusión educativa que estaba realizando –con una beca de Formación de Profesorado Universitario–, para poder dedicarse a tiempo completo a la política y a sus labores como diputada y dirigente de Podemos. También renunció a una beca en Harvard que ya tenía concedida.

Además de su labor como doctoranda en la Autónoma, Montero incluye en su ficha de presentación de la página web de Podemos un trabajo entre 2010 y 2011 como empleada de una cadena de electrodomésticos y electrónica que compatibilizó con sus estudios de Psicología. También relata que en 2009 y 2011 vivió en Chile varios meses.

MILITANTE DE LA JUVENTUD COMUNISTA

Esta madrileña de familia abulense y de carácter enérgico, vehemente y perfeccionista, según sus allegados, empezó a militar en la Juventud Comunista con 16 años. En 2011, el Movimiento 15-M y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) marcaron un antes y un después en su carrera política.

Como activista antidesahucios, Montero se empezó a curtir en el debate público ejerciendo de portavoz ocasional de la PAH, principalmente en el programa de la Tuerka que presentaba el entonces todavía profesor universitario y ahora secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Fue después de las elecciones europeas de mayo de 2014 cuando Montero desembarcó en Podemos, y en otoño de ese año, en la asamblea fundacional de Vistalegre, fue elegida miembro del primer Consejo Ciudadano Estatal (CEE) –el máximo órgano de dirección de la formación–.

Su entrada en la Ejecutiva del partido morado y en el núcleo duro de la formación fue cuestión de meses, ya que en marzo de 2015 fue nombrada secretaria de Coordinación de Áreas y pronto comenzó a ejercer como jefa de gabinete de Iglesias.

DIPUTADA CON 27 AÑOS

En diciembre de 2015 se convirtió en diputada con 27 años, tras resultar elegida en las primeras elecciones generales a las que se presentó Podemos desde su nacimiento como partido. Montero concurrió entonces como número 4 por Madrid y asumió la portavocía adjunta del grupo confederal Unidas Podemos.

En la asamblea de Vistalegre II de febrero de 2017, la diputada madrileña se encumbró como la segunda dirigente con más influencia del partido morado, después de Iglesias, y sustituyó en la Portavocía titular del Congreso al exdirigente ‘morado’ Íñigo Errejón, a quien ya había desbancado como mano derecha del secretario general y previsible sucesora cuando Iglesias se retire.

En esa segunda asamblea, la primera que celebraba Podemos desde su llegada al Congreso, Montero quiso dejar claro a militantes y cargos del partido que su presencia en las instituciones no debía alterar sus principios ni su forma de hacer política.

“No nos puede gustar más la moqueta que el asfalto. No nos pueden gustar más los despachos que los descansillos de las casas en las que se desahucia a la gente. No nos puede gustar más la tele que estar codo a codo con las gentes de este país”, afirmó entonces.

Ahora, con el lema “por una vida que merezca la pena ser vivida” como máxima en su quehacer político, Montero llega al Gobierno, con 31 años, la misma edad que tenía la que fue la primera ministra de Igualdad de España, la socialista Bibiana Aído, cuando el presidente José Luis Rodríguez Zapatero la puso al frente de esa nueva cartera, y la convirtió en la ministra más joven de la historia de España. La dirigente de Podemos no bate su récord, pero lo iguala.