Irene Montero promete “dejarse la piel” por la vida y libertad de las mujeres: “Este Ministerio será feminista”

Lanza Madrid
Carmen Calvo e Irene Montero

Carmen Calvo e Irene Montero

Desde el Ministerio de Igualdad, según ha destacado Montero, pondrán el foco en la reorganización de los cuidados" y en "la libertad sexual" de las mujeres. Dicho Ministerio "feminista" será un lugar "donde creemos a nuestras hermanas y donde no hay ni una menos".

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha prometido este lunes, al recibir la cartera de manos de su antecesora, Carmen Calvo, que “se dejará la piel” para poner la vida de las mujeres “en el centro, para luchar contra “todas las violencias machistas”, para conseguir “la libertad y autonomía” de las mujeres y “para dejar de ser las otras”.

“Nos ponemos a disposición de los hombres y especialmente de las mujeres de este país para que el feminismo sea una bandera de este Gobierno”, ha señalado durante su primera intervención como ministra de Igualdad en la sede de la Secretaría de Estado de Igualdad en Madrid.

“Este Ministerio de Igualdad será un Ministerio feminista igual que el Gobierno”, ha proclamado, expresando su “condena rotunda” a todas las violencias machistas, así como su “firme compromiso” para acabar con ellas. “Para que no haya ni una víctima más, para que no seamos ni una menos”, ha apuntado.

CONDENA AL ÚLTIMO CRIMEN

En concreto, durante su discurso, ha recordado a la última víctima oficial de la violencia de género, una mujer presuntamente asesinadas por su pareja en Puertollano y ha deseado la “pronta recuperación” para los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que evitaron un crimen machista recientemente en Madrid.

Montero ha hecho una mención especial a “todas las mujeres que impulsaron el feminismo”, y se ha referido en concreto a la primera ministra de Igualdad, Bibiana Aído, del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y a la exsecretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo. También a la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, quien ha acudido al acto para reunirse con la nueva ministra. Mujeres que lucharon contra el franquismo y feministas de los años 70 y 80 también han formado parte de su primer discurso como ministra de Igualdad.

Tras ello, ha mencionado a otras mujeres, como “las madres trabajadoras precarias” o las jóvenes estudiantes, o “las acosadas, agredidas y maltratadas”, y también se ha referido al 8M y a las que impulsaron el feminismos desde “las calles”. “Os necesitamos en alerta, vigilantes, sois nuestra brújula para no perder nunca el camino”, ha apostillado.

Desde el Ministerio de Igualdad, según ha destacado Montero, pondrán el foco en la reorganización de los cuidados” y en “la libertad sexual” de las mujeres. Dicho Ministerio “feminista” será un lugar “donde creemos a nuestras hermanas y donde no hay ni una menos”.

Para Montero, España es “referente” en materia de igualdad y por ello ha agradecido el trabajo realizado por el equipo anterior, capitaneado por Carmen Calvo, quien en su intervención ha expresado su satisfacción por este traspaso de carteras que es “un relevo generacional”.

“SOLO UNIDAS Y JUNTAS, PODEMOS”

“Tienes un tajo en el que estaremos todas, también las más veteranas”, le ha dicho Calvo a Montero. Tal y como ha reiterado la vicepresidenta, “no sé puede construir democracia sin atender a una desigualdad” que afecta a una mitad de la población que es mayoritaria. “Sólo unidas y juntas podemos seguir avanzando en la mejor igualdad”, ha defendido.

Aparte de la cúpula del Ministerio de Igualdad saliente, al acto del traspaso de carteras han asistido otros ministros recién nombrados: Fernando Grande-Marlaska, Alberto Garzón, Luis Planas y Carolina Darias. También han acudido la secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera, y la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell.