Italia eleva a 21 el número de muertos por el coronavirus y a 821 la cifra de contagiados

Lanza Madrid
Militares italianos en un control de carreteras en el norte de Italia

Militares italianos en un control de carreteras en el norte de Italia

el presidente italiano, Sergio Mattarella, ha dado las gracias a "quienes trabajan en primera línea" y ha expresado que el "conocimiento ayuda a la responsabilidad y constituye un fuerte antídoto contra los miedos irracionales y desmotivados que conducen a comportamientos sin razón ni beneficio, como a veces sucede en estos días"

El brote del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan se ha saldado este viernes con otros cuatro muertos en Italia, donde el balance de fallecidos asciende ya hasta 21, según ha informado el comisionado extraordinario para la emergencia del coronavirus, Angelo Borrelli, que sitúa en 821 la cifra de contagiados.

Así, ha señalado que 46 personas han sido dadas de alta y ha alertado de que de esos 821, más de 400 no presentan síntomas, por lo que se encuentran en aislamiento en sus propias viviendas, según informaciones del diario local ‘La Repubblica’.

Otros 345 se encuentran hospitalizados, mientras que 64 están siendo sometidos a ciudadanos intensivos. Tal y como ha explicado Borrelli, los últimos cuatro fallecidos tienen edades comprendidas entre 70 y 80 años y presentaban otras patologías.

En este sentido, ha asegurado que se sigue prestando asistencia a la población y que el lunes “abrirán las oficinas de correos de algunos municipios” del norte del país para pagar las pensiones. En otras zonas, “la vida continuará de manera normal”, ha manifestado.

Poco antes, el presidente italiano, Sergio Mattarella, ha dado las gracias a “quienes trabajan en primera línea” y ha expresado que el “conocimiento ayuda a la responsabilidad y constituye un fuerte antídoto contra los miedos irracionales y desmotivados que conducen a comportamientos sin razón ni beneficio, como a veces sucede en estos días”.

El brote del nuevo coronavirus ha acabado por el momento con la vida de 2.869 y ha dejado más de 83.700 infectados en todo el mundo (2.788 han muerto en China, que presenta 78.824 casos).