Las feministas, preocupadas por el auge de Vox, ven “en peligro” la igualdad y llaman a “aislar” a la ultraderecha

Lanza Madrid
Manifestación contra la sentencia de la 'manada'

Manifestación contra la sentencia de la 'manada'

Asociaciones feministas y entidades que trabajan por la defensa de los derechos de las mujeres han expresado su preocupación por el ascenso de Vox en las elecciones generales del 10 de noviembre y han hecho un llamamiento al resto de fuerzas políticas para que "aislen" a la ultraderecha ante la formación del próximo Gobierno.

Según han recalcado varias representantes de entidades feministas consultadas por Europa Press, las políticas de igualdad “están en peligro”, así como los “avances” conseguidos en esta materia durante años. Por ello, también han reivindicado un “rearme” del movimiento feminista.

“Peligran los derechos de las mujeres, tenemos que estar preocupadas. Vox verbaliza unas posturas anacrónicas e inconcebibles en la actualidad”, ha avisado la presidenta de la Asociación de Asistencia a Mujeres Violadas (CAVAS), Tina Alarcón.

En su opinión, su discurso es “dramático” porque niega una ideología de género “que tiene siglos” y su negacionismo de la violencia de género demuestra su “desconocimiento de la realidad”. “No se nos ha dado gratis nada y no vamos a dar ni un paso atrás”, ha incidido, remarcando que la Ley de Violencia de Género cuestionada por Vox es “un ejemplo” para el resto de países.

En los pasados comicios del 28 de abril, el partido de Santiago Abascal logró 24 escaños, y en esta nueva cita electoral del 10N se ha convertido en la fuerza política que más ha crecido al cosechar 52 diputados.

“Vamos a seguir exigiendo el cumplimiento de las políticas de igualdad y esperamos que se aisle a Vox por parte del resto de formaciones políticas que han hecho suya esta lucha”, ha remarcado por su parte la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, Ángeles Jaime de Pablo, en declaraciones a Europa Press.

La abogada ha mencionado directamente al PP, que recientemente ha apoyado la regulación de los delitos sexuales en el Código Penal incorporando el consentimiento expreso, entre otras políticas de “la agenda feminista”. En esta línea, sostiene que las políticas feministas “están en peligro” si el próximo Ejecutivo “no las prioriza”.

“No se puede dejar que marque la agenda una organización que es negacionista y xenófoba. No se puede tener complicidad con este partido”, ha subrayado Jaime de Pablo. En cualquier caso, ha avisado de que las feministas “seguirán señalando las mentiras” que Vox trata de trasladar a la ciudadanía para “confundir”.

Desde la Asociación de Mujeres Juezas, la socia fundadora Lucía Avilés, ha apelado al Convenio de Estambul y a otros tratados internacionales que marcan la lucha por la defensa de los derechos de las mujeres, pero ha avisado de que el ascenso de Vox conllevará “un mayor esfuerzo del movimiento feminista para contrarrestar” los mensajes de la ultraderecha.

“La importancia del feminismo y de los derechos conquistados no puede claudicar como consecuencia de la ultraderecha, con lo que ahora mismo el feminismo se debe rearmar y hacerse fuerte ante este tipo de actitudes que empiezan a estar legitimizadas políticamente”, ha afirmado en declaraciones a Europa Press.

“UN CORDÓN SANITARIO” A VOX

Por su parte, la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, ha apuntado que “Vox está donde está porque le ha blanqueado el PP”, que también es el partido “del que nace” la formación que lidera Santiago Abascal.

“Al PP hay que decirle que tiene que alejarse de Vox por completo”, ha sentenciado Pérez del Campo, que ha reclamado “un cordón sanitario” a este partido, “al igual” que ha sucedido en otros países como Francia, Inglaterra o Alemania cuando la extrema derecha ha irrumpido.

Asimismo, Pérez del Campo ha recalcado que el movimiento feminista “nunca” podrá estar “al lado” o “ser próximo” a un partido como Vox”. “Hago un llamamiento a las mujeres, si quieren vivir una vida como iguales, nunca podrán apoyar ni a quien blanquea a la ultraderecha ni a quien la está aupando”, ha remarcado al respecto.

Para la histórica feminista, las mujeres deben reaccionar de manera “tajante” al crecimiento de Vox en las urnas porque es un partido “antidemocrático y contrario a la Constitución”. Para ella, esta formación se ha buscado como enemigo a las mujeres, “a las que ha entrado atacando con la cara descubierta”.

Además, ha vinculado el aumento de violaciones y de mujeres asesinadas a manos de sus parejas y exparejas en lo que va de 2019 con respecto a años anteriores a que Vox “anima” este tipo de crimen. Finalmente, la feminista ha cargado contra el presidente de Vox, Santiago Abascal, por atacar los “chiringuitos de mujeres” –en referencia a las asociaciones feministas– cuando él “solo ha vivido del chiringuito de la política”