Las Fuerzas Armadas celebran su día y su papel en el exterior desfilando en Sevilla con tropas, cazas, tanques y obuses

Lanza Sevilla
Las Fuerzas Armadas han celebrado este sábado en Sevilla el tradicional desfile general de su día grande /Lanza

Las Fuerzas Armadas han celebrado este sábado en Sevilla el tradicional desfile general de su día grande /Lanza

Los Reyes presiden la parada militar acompañados de Margarita Robles y Borrell y la capital andaluza se vuelca en los actos castrenses

Las Fuerzas Armadas han celebrado este sábado en Sevilla el tradicional desfile general de su día grande, con la participación de más de 2.600 efectivos de distintas unidades y cuerpos de infantería, artillería, paracaidistas o caballería; unos 200 vehículos entre los que figuraban imponentes carros de combate Leopardo o blindados Pizarro y Centauro; y unas 80 aeronaves entre las que destacaban cazas Eurofighter y F-18 o un gran avión de transporte militar A-400M. La parada militar, presidida por los Reyes Felipe VI y Letizia, ha estado especialmente dedicada al 30 aniversario de la incorporación de las tropas españolas a las misiones de paz en el exterior.

Los prolegómenos de la parada militar han comenzado en torno a las 11,30 horas en el entorno del paseo de Cristóbal Colón de Sevilla capital correspondiente a la puerta del Príncipe de la plaza de toros de la Maestranza, donde estaba instalada la tribuna de autoridades y frente a la misma un mástil de unos 15 metros de altura destinado a sostener la bandera nacional.

Allí ha formado la Sección de Honores de la Guardia Real, incorporando poco después su bandera nacional con vivas a España y aplausos del nutrido público que se agolpaba a ambos márgenes del paseo de Cristóbal Colón para contemplar el desfile. Tras ello se ha incorporado el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre Martínez, seguido de la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa y la ministra de Defensa en funciones; junto con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; y el alcalde de Sevilla en funciones, Juan Espadas; han recibido a los Reyes a su llegada al paseo de Cristóbal Colón a bordo de un vehículo debidamente escoltado. Aplaudidos por el público y gritos de “¡viva España!, los Reyes han saludado a las autoridades al tiempo que retumbaban varias tandas de salvas de cañón.

A continuación, Felipe VI, vestido con un uniforme de gala de la Armada, ha pasado revista a la Sección de Honores de la Guardia Real y ha saludado a la bandera de dicha unidad, tras lo cual los monarcas han subido a la tribuna de autoridades junto con el jefe del Estado Mayor de la Defensa; la ministra de Defensa en funciones; el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell; los jefes de Estado Mayor de los tres ejércitos; el presidente de la Junta de Andalucía; la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet; el alcalde hispalense en funciones; y los ministros de las Fuerzas Armadas de Senegal, Me Sidiki Kaba, y de República Centroafricana, Marie-Noëlle Koyara.

Una vez situadas las autoridades en su tribuna, un grupo de cuatro mandos representantes del Ejército de Tierra, el Ejército del Aire, la Armada y la Guardia Civil han transportado hasta el mástil una gran enseña nacional y la han izado entre nuevas salvas de cañón y el himno nacional, extremo aplaudido por el público asistente. Si bien estaba previsto que dicha bandera llegase de manos de un grupo de paracaidistas descendidos tras saltar de una aeronave, la ceremonia no ha incluido tal extremo a cuenta del viento que soplaba este sábado en Sevilla.

“Engrandecer la patria”

A partir de ahí, se ha rendido homenaje a quienes “han dado su vida por España en todos los tiempos”, quienes “engrandecieron la patria con su esfuerzo” su sacrificio y que “como valientes lucharon y como valientes murieron”, según las palabras del mando militar encargado de locutar los actos castrenses. En el marco de esta sección de la ceremonia, un grupo de militares condecorados con cruces al mérito con distintivo amarillo han formado un pasillo de honor al rey Felipe VI, a su paso para depositar una corona de laureles al pie del mástil como ofrenda floral y homenaje a quienes dieron su vida por España.

Una oración, música solemne y una descarga de fusilería han puesto fin al homenaje a los caídos, tras lo cual siete aviones C-101 de la patrulla acrobática Águila han realizado una pasada sobre la zona dejando tras de sí estelas coloreadas según la bandera española.

Los C-101 de la patrulla Águila han dado paso al desfile aéreo, protagonizado por 49 aviones entre los que figuraban 11 cazabombarderos Eurofighter, seis cazabombarderos F-18, cuatro cazas ligeros F-5, dos cazas de despegue vertical Harrier de la flotilla de la Armada; dos aviones de carga y logística del emblemático modelo Hércules, un vistoso avión de transporte A-400M ensamblado precisamente en Sevilla, tres aviones de transporte y vigilancia CN-235, un P-3 Orión de patrulla antisubmarina, cuatro C-212 de transporte táctico o cuatro aviones de lucha contra incendios C-215.

Prolijo desfile aéreo

Además, y con la descripción específica del mando militar encargado de locutar el desfile, han sobrevolado la zona 36 helicópteros del Ejército del Aire, las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (Famet), la flotilla de la Armada y el Servicio Aéreo de la Benemérita, entre ellos tres helicópteros de combate Tigre, tres helicópteros de transporte de tropas Superpuma, tres helicóptero de transporte táctico NH90, dos Seahawk de la Armada o un veterano Bell 212.

A continuación, y ante la expectación del público y un sol implacable, ha comenzado el desfile terrestre, encabezado por siete imponentes carros de combate Leopardo y siete carros blindados modelo Pizarro, circulando por el paseo de Cristóbal Colón más de 200 vehículos entre los que figuraban, además de los carros Leopardo y Pizarro, dos carros de combate Centauro, cuatro piezas de artillería autopropulsadas, cuatro obuses motorizados, dos vehículos lanzamisiles Patriot, ocho vehículos todo terreno Vamtac de distintas características, dos vehículos de asalto anfibio, un vehículo de lucha antiminas, un vehículo de reconocimiento Piraña o diez vehículos de la Unidad Militar de Emergencia (UME), entre otros.

A pie o a caballo han desfilado unos 2.600 efectivos de diversos cuerpos y unidades, cuyas particularidades ha ido mencionando el locutor del desfile con especial atención al papel de estas tropas en misiones en el exterior.

Legionarios, Infantería de Marina e Ingenieros

Así, a lo largo de dos kilómetros comprendidos en el paseo de Cristóbal Colón han marchado efectivos de la Gran Unidad del Ejército de Tierra Guzmán el Bueno X, con sede en Cerro Muriano (Córdoba), del Regimiento de Infantería Saboya VI, de la unidad de montaña pertrechados con sus esquíes frente al calor de la jornada, del Regimiento de Ingenieros, de la infantería paracaidista, del Regimiento de Artillería Antiaérea número 73 o de la Infantería de Marina, además de escuadras de gastadores del Ejército del Aire, un batallón y la unidad de música de la Guardia Civil y dos compañías de la Legión, que han marchado a su ritmo de “160 pasos por minuto y un solo corazón” junto a un poni como mascota.

También han desfilado tropas Regulares, figurando miembros del Tabor de Tetúan, la “unidad más condecorada del Ejército”, seguidos de las unidades a caballo de la Guardia Real, con equinos de “hasta mil kilos de peso” que arrastraban cañones de 1906, o del Escuadrón de Sables de la Guardia Civil, entre otras caballerías.

Tras ello, el jefe del Estado Mayor de la Defensa ha dado cuenta de la parada militar al rey Felipe VI, finalizando la misma con una nueva pasada de los aviones de la patrulla Águila con sus estelas rojigualdas y el arriado de la bandera nacional.

Del mismo modo, estaban atracados en el Muelle de las Delicias los buques de acción marítima de la Armada Audaz y Furor, así como el patrullero Centinela, el buque cazaminas Duero, el submarino Tramontana y el buque oceanográfico de la Guardia Civil Río Segura, para visibilizar la presencia naval con motivo de este Día de las Fuerzas Armadas.