Los líderes de la UE empiezan hoy a fijar sus condiciones para la nueva relación con Londres tras el Brexit

Lanza Bruselas
Ursula von der Leyen, la presidirá por primera vez la Comisión Europea /E. Press

Ursula von der Leyen, la presidirá por primera vez la Comisión Europea /E. Press

La nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dicho tras conocerse los primeros sondeos a pie de urna que su equipo está "preparado para negociar lo necesario" y que espera que este viernes los líderes de la UE den un mandato claro "sobre los próximos pasos"

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea empezarán desde este viernes a definir las condiciones de la nueva relación que quieren negociar con Reino Unido tras su salida del club, si se confirma la victoria electoral del primer ministro británico, Boris Johnson, que le daría los escaños suficientes para aprobar cómodamente en Westminster el acuerdo de divorcio para un Brexit ordenado el próximo 31 de enero.

La nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dicho tras conocerse los primeros sondeos a pie de urna que su equipo está “preparado para negociar lo necesario” y que espera que este viernes los líderes de la UE den un mandato claro “sobre los próximos pasos”.

El presidente del Consejo europeo, Charles Michel, por su parte, ha pedido cautela hasta conocer los resultados oficiales pero ha adelantado que los Veintisiete enviarán este viernes un mensaje “fuerte”.

“Estamos preparados para los siguientes pasos, veremos si es posible para el Parlamento británico aceptar el acuerdo de retirada y, si es el caso, estaremos dispuestos a dar el siguiente paso”, ha expresado Michel a la prensa al término de la primera jornada de cumbre europeo.

La Unión Europea dio una nueva prórroga a los británicos para dar espacio a la celebración de elecciones con la esperanza de que los resultados aclararan la situación política en el país y dieran una mayoría clara a quien fuera designado primer ministro e interlocutor con la UE. El bloque mantiene su interés por empezar a negociar las bases de la futura relación cuanto antes.

“Esperábamos una aclaración. Esta noche parece que ha llegado esa aclaración, aunque hay que esperar los resultados definitivos”, ha indicado la secretaria de Estado francesa de Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin, también en Bruselas.

Montchalin ha apuntado que el objetivo de los mandatarios ahora es “empezar a preparar las discusiones sobre las relaciones futuras”, porque más importante que el “modo en que nos divorciamos” será el “nuevo régimen jurídico que queremos construir”.

El primer ministro portugués, Antonio Costa, por su parte, ha señalado que “los sondeos a pie de urna apuntan a un resultado claro” que, con toda probabilidad, abrirá la puerta a que una mayoría parlamentaria respalde el último acuerdo negociado. “Permitirá que el Brexit sea ordenado y acordado, y que se eviten todos los escenarios negativos de un Brexit caótico”, ha dicho.

ONCE MESES PARA NEGOCIAR

Según fuentes de la delegación española, un escenario de mayoría absoluta ‘tory’ permitirá a los líderes europeos dar por hecho que el Parlamento británico ratificará el acuerdo de retirada antes del 31 de enero de 2020.

De ese modo, este viernes el Consejo Europeo podrá centrarse en cómo negociar la relación futura entre la UE y Reino Unido y en si hay tiempo suficiente para ello durante el periodo de transición que incluye el acuerdo de salida, y que Johnson no quiere prorrogar.

El periodo de transición termina el 31 de diciembre de 2020. Si el Brexit se hubiera producido, como estaba previsto, el 29 de marzo de 2019, eso habría dado un plazo de 21 meses para negociar la relación futura, incluyendo un acuerdo comercial, pero los sucesivos retrasos de la salida británica han estrechado el margen.

A su llegada al Consejo Europeo este jueves a mediodía el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se ha mostrado convencido de que tal acuerdo es posible: “En once meses puedes hacer muchas cosas si tienes voluntad política”, ha afirmado, antes de insistir en que él es partidario de tener “la mejor relación” con Reino Unido después del Brexit. Para Sánchez, “es una pena que la UE pierda a uno de sus actores clave” y no será la misma sin Reino Unido”, pero ha reconocido que “así es la democracia”.