Nueve años de prisión para los miembros de La Manada por abusos sexuales

Lanza Madrid
El juez leyendo la sentencia de La Manada

El juez leyendo la sentencia de La Manada

Un grupo de personas se ha concentrando frente al Palacio de Justicia de Pamplona para protestar por la sentencia de la Audiencia de Navarra. Así, se han vivido momentos de tensión ante el cordón que ha formado la Policía Foral frente a la puerta del Palacio de Justicia. Los manifestantes han gritado consignas como 'Esta justicia es una mierda','No es abuso, es violación' o 'Si tocan a una nos tocan a todas'.

Los cinco jóvenes sevillanos conocidos como La Manada, acusados de la violación en grupo de una chica de 18 años durante los Sanfermines de 2016, han sido condenados a 9 años de prisión cada uno de ellos por delitos continuados de abuso sexual con prevalimiento y absueltos del delito de agresión sexual, un criterio con el que uno de los magistrados se ha mostrado disconforme.

Su voto particular pide la absolución de los acusados de todos los delitos de los que han sido juzgados y plantea condenar a uno de ellos por un delito de hurto (robo del móvil de la joven denunciante) a una multa de dos meses con una cuota diaria de 15 euros.

Además, el magistrado pide la puesta en libertad de los cinco acusados, que actualmente se encuentran en prisión.

A todos los acusados se les ha impuesto una orden de alejamiento y comunicación con la víctima durante 15 años y estarán sometidos a cinco años de libertad vigilada, una vez cumplan la pena.

En el ámbito de la responsabilidad civil, los cinco condenados deberán afrontar de manera solidaria una indemnización solidaria de 50.000 euros para la víctima.

Uno de los cinco acusados ha sido condenado también por un delito de hurto (robo del móvil de la víctima) a dos meses de multa.

Los cinco acusados de la supuesta violación grupal de los Sanfermines de 2016, que sí estuvieron presentes en todas las sesiones del juicio celebrado en noviembre, no han estado en la lectura del fallo que ha tenido lugar en la sala 102 de la Audiencia Provincial de Navarra, la misma en la que se celebró el juicio el pasado noviembre.

José Ángel Prenda (28 años), Jesús Escudero (27) y Ángel Boza (26), han conocido el fallo desde las cárceles de Pamplona, donde se encuentran, mientras que Antonio Manuel Guerrero (29) y Alfonso Jesús Cabezuelo (29) guardia civil y militar de profesión, respectivamente, lo han hecho desde la prisión militar de Alcalá Meco, donde se encuentran internados.

Tampoco ha asistido a la lectura del fallo la víctima, una universitaria madrileña que tenía 18 años cuando fue agredida en un portal de la calle Paulino Caballero, de Pamplona.

La lectura del fallo, cuyo comienzo se retrasó unos veinte minutos sobre lo previsto (13.00 horas) ha levantado gran expectación hasta el punto de que se han acreditado más de cien periodistas.

Los acusados se enfrentaban a penas de 22 años de cárcel cada uno, tal y como solicitó la Fiscalía. En concreto, el Ministerio fiscal pidió para ellos 22 años y 10 meses de prisión; la acusación particular reclamó 24 años y nueve meses, y las acusaciones populares elevaron esta petición a los 25 años y nueve meses de prisión. Las defensas, por su parte, pidieron la absolución de los cinco acusados.

El juicio contra los cinco acusados quedó visto para sentencia el pasado 28 de noviembre y, aunque inicialmente se había barajado como posible fecha para la resolución el pasado mes de febrero, finalmente se ha producido este jueves, 26 de abril.

Los cinco acusados se encuentran en prisión desde que fueran detenidos como presuntos autores de los hechos, que tuvieron lugar el 7 de julio de 2016. Los jóvenes andaluces se desplazaron a Pamplona coincidiendo con la celebración de los Sanfermines y conocieron en la noche del 6 al 7 de julio a la joven madrileña que denunció los hechos.

La supuesta violación grupal ocurrió de madrugada en un portal de la calle Paulino Caballero. Los cinco acusados fueron detenidos horas más tarde, después del encierro, por agentes de la Policía Foral. El juez de instrucción decretó su ingreso en prisión, donde han permanecido desde entonces.

PROTESTAS POR LA SENTENCIA
Un grupo de personas se ha concentrando frente al Palacio de Justicia de Pamplona para protestar por la sentencia de la Audiencia de Navarra.

Así, se han vivido momentos de tensión ante el cordón que ha formado la Policía Foral frente a la puerta del Palacio de Justicia.

Los manifestantes han gritado consignas como ‘Esta justicia es una mierda’,’No es abuso, es violación’ o ‘Si tocan a una nos tocan a todas’.

La lectura del fallo de la sentencia se ha prolongado 21 minutos ante una sala de vistas completamente llena, que esperaba con expectación la resolución judicial.

Nada más conocerse la condena, se han escuchado gritos y pitidos desde el exterior del Palacio de Justicia, donde se encontraban concentrados colectivos feministas para conocer la sentencia. A medida que se desarrollaba la lectura del fallo de la sentencia los gritos de protestas han ido a más.

El abogado de la acusación particular, Miguel Ángel Morán, ha manifestado que está “decepcionado” con el fallo de la sentencia. En el momento en el que abandonaba el Palacio de Justicia de Pamplona tras escuchar el fallo, Morán ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que la condena por abuso, y no por agresión sexual, no era lo que esperaba.

Preguntado por cómo ha acogido la sentencia, ha señalado que “todavía no voy a hacer manifestaciones” y sobre si está tranquilo y era lo que esperaba, ha afirmado que “no”. “Estoy decepcionado”, ha aseverado, al tiempo que ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Y en Twitter, la cuenta oficial de la Policía Nacional ha publicado de forma repetida el hashtag #NoEsNo y “Estamos contigo” proporcionando el teléfono 091 a las víctimas de agresiones sexuales.

En la misma red social, el líder de Podemos, Pablo Iglesias ha considerado una “pésima noticia” la condena a La Manada solo por abuso. “¿Cómo que no hubo intimidación? Parece que se estuviera diciendo a las víctimas que, si no te enfrentas a 5 matones que te doblan en tamaño, arriesgando la vida, no te están violando. Vergüenza y asco”, ha escrito Iglesias.

En la misma línea, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, cree “inconcebible” que se condene a ‘La Manada’ por abuso sexual y no por agresión sexual con violencia e intimidación, salvo que “se cosifique a la mujer” y se considere “legítima” la violencia machista.

“No es concebible que un hecho de estas características pueda producirse o pueda tener lugar sin violencia y sin intimidación, salvo que se arranque o se haga un planteamiento que cosifique a la mujer o que considere que la violencia machista es plenamente legítima”, ha apuntado.

LA DEFENSA DE LOS ACUSADOS RECURRIRÁ LA SENTENCIA
El presidente del tribunal ha culminado la lectura del fallo y del voto particular de uno de los jueces a las 13.36 horas. En ese momento los abogados han esperado unos minutos en la sala de vistas y de ahí se han desplazado a la oficina judicial, para recoger la sentencia completa.

Una vez conocido el fallo, las partes tienen 10 días para recurrir. Agustín Martínez Becerra, abogado de cuatro de los cinco condenados ha
avanzado que va a recurrir la sentencia al considerar que “no es ajustada a derecho” al “sacarse de la manga un delito de abuso sexual con prevalimiento que en ningún caso ha sido base de acusación y no nos hemos podido defender”.

Antes de abandonar el Palacio de Justicia de Pamplona, Martínez Becerra ha comentado a los periodistas que todavía no había podido hablar con sus clientes tras conocerse el fallo judicial, pero se ha mostrado seguro de que a las familias les ha caído como un “jarro de agua fría” la condena de nueve años de prisión porque “todos contemplábamos la inocencia y el tribunal nos ha dado la razón, son inocentes de una agresión sexual, de un delito contra la intimidad y cuatro de los cinco son inocentes del delito de robo”.

No obstante, el letrado ha remarcado que “desde luego no contábamos por mucho que se haya jugado con esto de los futuribles, con la posibilidad de que hubiera una sentencia de este tipo”.