Sánchez, sobre el Ingreso Mínimo Vital: «Nuestro país ha ganado en justicia social, pero sobre todo en decencia»

Lanza Madrid
Pedro Sánchez

Pedro Sánchez

El jefe del Ejecutivo no ha pensado en blindar la prestación en la Constitución aunque le parece "sugerente"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha celebrado la aprobación este viernes del Ingreso Mínimo Vital (IMV): «Ni el Gobierno ni la sociedad española va a mirar para otro lado mientras nuestros compatriotas forman colas para comer, sobre todo niños; nuestro país ha ganado en justicia social, pero sobre todo ha ganado en decencia».

Así lo ha afirmado este domingo en rueda de prensa tras la duodécima videoconferencia que ha mantenido esta mañana con los presidentes de las comunidades autónomas.

Tal y como ha subrayado Sánchez, la tasa de pobreza en España es la mayor de los países de su entorno, es el triple por ejemplo que la de Alemania, y duplica la tasa de la de la UE.

En este sentido, agrega que el porcentaje de hogares españoles por debajo del 30% de la renta mediana roza el 7%, una situación que afecta a más de 2 millones de niños, «que es la próxima generación de nuestro país».

«Debemos protegerles, ayudarles a avanzar, no vamos a permitir más infancias rotas, más generaciones sin futuro, ni más familias sin esperanzas; nuestros hijos, nazcan donde nazcan, vivan donde vivan, deben tener las mismas oportunidades sin riesgo alguno de exclusión», ha declarado Sánchez.

A su juicio, con este ingreso mínimo se trata de hacer «lo que es justo», es decir «de garantizar una vida digna y saludable a aquellos que hasta en los peores momentos como la emergencia sanitaria nos llenan de optimismo».

Por eso, ha destacado la aprobación del IMV, que empezará a aplicarse en junio y que podrá beneficiar a 850.000 hogares y más de medio millón de personas. «Este Gobierno tiene el compromiso de erradicar la pobreza, sobre todo infantil», ha asegurado, pues destaca que el Gobierno está comprometido la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, cuyo primer Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) es poner fin a la pobreza en todas sus formas.

Preguntado sobre si se había planteado blindar esta iniciativa –y llevarla a la Constitución– ante las críticas de otros partidos, Sánchez se ha mostrado abierto al tema: «No había pensado en ello, me parece sugerente».

TRASPASO DE GESTIÓN A LAS CCAA

También ha sido preguntado sobre si las comunidades autónomas van a participar en la gestión del IMV, ya que de momento, esta competencia la tendrán País Vasco y Navarra tras pactarse su gestión con el PNV. El presidente se ha limitado a afirmar que los detalles de esta medida se darán a conocer este lunes con la publicación de la iniciativa en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En cualquier caso, ha asegurado que se trata de «una política que pasa a formar parte de la Seguridad Social y, en consecuencia, eso garantiza la igualdad de derechos en todo el conjunto del país».

En este sentido, recuerda que hasta ahora eran las comunidades las que tenían iniciativas con las que, en función de sus recursos propios, de su voluntad política y decisión, cubrían a más o menos colectivos. «Ahora estamos estableciendo unos parámetros muy semejantes en el conjunto del país y en consecuencia se garantiza esa igualdad de derechos, esa igualdad de derechos con esa pobreza infantil a la cual vinculo la creación de este Ingreso Mínimo Vital», ha destacado Sánchez.

Y ha vuelto a insistir en que con su aprobación España avanza no solo en «justicia social», sino «en decencia». «Vamos a sacar de la pobreza infantil a muchísimos cientos y miles de niños y niñas, es algo que hace a nuestro país mejor y me siento muy orgulloso de ello», ha zanjado este asunto.