Soluciones innovadoras para ampliar el negocio

J. Yébenes
Ciudad Real

Las empresas ciudarrealeñas basadas en el desarrollo tecnológico están copando, poco a poco, niveles de producción que les están ayudando a diversificar su cartera de servicios y, de paso, a compensar la cuenta de resultados. Algunas iniciaron la redefinición de la estrategia de negocio hace años cuando se avecinaba la caída y muerte del modelo inmobiliario, otras -de más cualificación- orientaron sus productos desde el inicio hacia la aplicación de soluciones y la consultoría. Este es el caso de las empresas TIC, de informática y de telecomunicaciones, que se encuentran en pleno desarrollo de software u otras aplicaciones y dispositivos, con un gran potencial de usuarios. Las renovables también basan su desarrollo productivo en la investigación y en la tecnología eléctrica y los procesos químicos. Pero en la provincia son punteras compañías como Tecnobit o delegaciones de multinacionales como Vestas o el centro informático de El Corte Inglés. Sociedades del sector de la construcción y el Metal como Parrós, Aglomancha, Zemper o Cabanes también dan brillo a su facturación con las líneas de I+D+i.

En los últimos tiempos, se está poniendo de manifiesto que en la provincia de Ciudad Rea los jóvenes emprendedores apuestan por proyectos de aplicaciones y soluciones informáticas para su salida profesional. De hecho, entre los proyectos seleccionados dentro de los concursos Yuzz (de la Cámara de Comercio) o de Horizonte XXII (fundación de Globalcaja), destaca la variedad de las ideas, pues hay numerosas aplicaciones informáticas para empresas, soluciones de control de agua, de eficiencia energética, de interpretación electrónica de partituras musicales, o de aprovechamiento de residuos plásticos para construir bicicletas.

Tecnobit

Pero a las ideas se impone la realidad de empresas como Tecnobit, que pone de manifiesto su viabilidad tras más de tres décadas de actividad.
“2011 ha sido un año difícil para la compañía debido a la crisis económica que ha producido una contracción de la demanda”, explica su responsable de márketing, Antonio Cuquerella.

A pesar de ello, destaca el mantenimiento del nivel de ventas y el empleo con unos ingresos cercanos a los 60 millones de euros y una plantilla de 350 personas.
El portavoz subraya dos grandes hitos en el ejercicio, como  han sido “la contratación del sistema LINPRO por parte de la Marina holandesa y la culminación del primer hito del Simulador de Artillería que se esta instalando en Río de Janeiro y en Río Grande do Sul para el Ejercito brasileño”.

Además, agrega el portavoz, el producto AMS, un complejísimo sistema de gestión de de las comunicaciones, “está ya certificado y volando en el avión de transporte A-400M de Airbus”.
Tecnobit, empresa líder en ingeniería electrónica desde hace más de 30 años, ofrece la tecnología más avanzada en los sectores de Defensa, Seguridad, Espacio, Telecomunicaciones y Transporte. Con centros de trabajo, en Madrid, Valdepeñas y río de Janeiro, se dedica al diseño, desarrollo, fabricación y mantenimiento de equipos y sistemas de electrónica profesional.

Cuquerella indica que su principal actividad es la ingeniería de diseño y desarrollo de hardware, software, así como la integración, fabricación, y pruebas de equipos y sistemas electrónicos de última tecnología.

Los productos desarrollados por la firma “abarcan desde sistemas electroópticos, de audio y comunicaciones, simuladores hasta ordenadores industriales”. También fabrican sistemas de mando y control en diversos buques de la Armada. De hecho, recientemente le ha sido concedido un contrato para la integración de esta instrumentación en los buques de la Armada Holandesa (Proyecto MoTaDaLi).

Vestas

Vestas, el fabricante danés de turbinas eólicas, que tiene una factoría en Daimiel (sección de fabricación de palas), ha tenido retrocesos en sus objetivos de facturación del pasado año, a nivel y ha anunciado que llevará a cabo una reestructuración de su actividad con el fin de mejorar su competitividad en 2012 y 2013.

Afortunadamente, para reducir gastos, los despidos no llegarán a la plantilla, aunque Santiago Mata, del área financiera de la compañía en la localidad ciudarrealeña, señaló que las expectativas de negocio para el presente ejercicio no serán muy positivas. “El mercado español continuará débil por falta de voluntad política sobre la renovación de las primas a las renovables”, una circunstancia que, a su juicio, “incrementará la incertidumbre sobre el negocio”.

Parrós

El Grupo Parrós es otro ejemplo de viabilidad empresarial, con varias unidades de negocio, vinculadas a la red ferroviaria.

Juan Pablo Menchén, gerente de la sociedad, destaca el diseño y producción -con tecnología mecánica propia- de un sistema de adaptación de la maquinaría de obra civil a la vía férrea. Este impulso innovador, indica, lo inició el propietario de la empresa bolañega, Sacramento Fernández,y ahora es “muy operativo para las obras de alta velocidad”.
Para el desarrollo de ésta y otras herramientas han construido nuevas instalaciones con una inversión de un millón de euros.

El ferrocarril absorbe el 70 por ciento de la actividad del grupo, a tenor de la nueva adjudicación ( cimentación de la catenaria) dentro del millonario contrato “Haramein Railway” (tramo de alta velocidad Meca-Medina en Arabia Saudí), a cuya firma del contrato hace una semana asistió el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo. El proyecto supondrá 6.500 millones de euros y tres año de trabajo. Otros yacimientos de proyectos podrían estar en Estados Unidos y Brasil, donde hay previstas nuevas líneas AVE.

Con una plantilla fija de 150 trabajadores, Parrós mantiene tasas de crecimiento en su facturación del 15 por ciento, tras cerrar 2011 con más de 30 millones de euros.