Toledo se estrena como nueva Capital Española de la Gastronomía

La monumental ciudad de Toledo se estrenó este viernes como Capital Española de la Gastronomía 2016 y abre sus puertas a visitantes de todo el mundo con una oferta gastronómica afamada por sus platos tradicionales, los productos de caza, el mazapán, sus aceites y vinos

Sara Burgos/Toledo, 1 ene (EFE)

La monumental ciudad de Toledo se estrenó este viernes como Capital Española de la Gastronomía 2016 y abre sus puertas a visitantes de todo el mundo con una oferta gastronómica afamada por sus platos tradicionales, los productos de caza, el mazapán, sus aceites y vinos.

La Ciudad de las Tres Culturas, que este año también celebra el trigésimo aniversario de su declaración como Patrimonio de la Humanidad, tiene por delante 365 días en los que sumará la cocina a sus propuestas culturales y patrimoniales.

Para recorrer Toledo y visitar sus monumentos y museos, hay que callejear por un laberinto de calles estrechas y empinadas que abren el apetito de los visitantes, tal y como apunta en una entrevista con la Agencia Efe el marqués de Griñón, Carlos Falcó, vicepresidente de la Real Academia Española de la Gastronomía.

“Uno visita la Catedral de Toledo o el Puente de San Martín y luego tiene que pararse a comer. Que la gastronomía esté a la altura de lo que hemos visto es algo muy enriquecedor para la ciudad y para los turistas que van a volver más y con mejor impresión si la experiencia gastronómica es muy buena”, expone Falcó, muy comprometido con esta celebración.

La ciudad de Toledo recibió tres millones de turistas el pasado año, siendo referente mundial del turismo interior, y su objetivo es incrementar esta cifra en 2016, superando incluso los buenos datos logrados en el Año Greco celebrado en 2014.

El marqués de Griñón destaca que la provincia toledana, al igual que el resto de la región, tiene “una gastronomía propia” y, como ejemplo, cita los productos de caza de los Montes de Toledo: la perdiz, el conejo, la liebre, el ciervo, el jabalí o el corzo.

A este conjunto añade los vinos, sector en el que Castilla-La Mancha es líder de producción a nivel nacional y está mejorando su calidad, así como el aceite de oliva, la miel de la Alcarria o el azafrán.

A la calidad de la materia prima hay que sumar el trabajo de los restauradores, algo que para Falcó es “esencial”, por ello les anima “a reforzar esa oferta gastronómica” y que “animen a los visitantes a disfrutar de todo lo que puede ofrecer esta ciudad maravillosa”.

Una ciudad que recuerda que fue capital de España y que es conocida como la Ciudad de las Tres Culturas, lo que también queda plasmado en su gastronomía.

De hecho, cuando el marqués de Griñón habla de su plato favorito de la gastronomía toledana cita un plato judío, la adafina, un cocido de garbanzos con carne de cordero que se elabora en una olla de barro y que algunos cocineros toledanos “lo saben hacer muy bien, incluso con un toque de modernidad”, afirma.

También incluye entre sus platos predilectos un producto humilde, las gachas, y hace una aportación más suntuosa, el ciervo. Sin olvidar los quesos, el aceite de oliva o las legumbres. Y un buen vino, como los que elabora en su finca de Malpica (Toledo).

A ello, suma “toda la repostería toledana, que es maravillosa” y, en especial, el mazapán, un dulce tradicionalmente toledano hecho a base de azúcar y almendra.

Carlos Falcó también se lanza a hacer otras propuestas para la ciudad de Toledo en 2016 como el hermanamiento de la capital castellanomanchega con Florencia, también ciudad Patrimonio de la Humanidad que atrae a millones de turistas por su riqueza olivarera y oleica.

Y la invitación este año a la ciudad de Carlos Petrini, fundador del movimiento internacional Slow Food, por su defensa de una gastronomía respetuosa con el ecosistema, la biodiversidad culinaria y la preservación de miles de plantas y animales en peligro de extinción.

“Estas dos propuestas son resultado de un reciente viaje a Italia y ya están en marcha. Pero podemos estar abiertos a muchas más”, asevera Falcó.

Todo ello, con el objetivo de convertir la ciudad de Toledo en un referente mundial en 2016 y que su designación como Capital Gastronómica Española sea un éxito.

Tolón anima a los toledanos a participar en la Capitalidad Gastronómica
La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha rubricado su primer bando municipal coincidiendo con el inicio de 2016, año en el que se conmemora el 30 aniversario de la declaración como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, el 400 aniversario de la muerte de Cervantes y ser Capital Española de la Gastronomía.

El documento, que se distribuirá en los próximos días, anima a los vecinos a participar y a sentirse orgullosos de estas efemérides y, en especial, de la designación como Capital Española de la Gastronomía, por lo que puede suponer para la difusión del patrimonio cultural, histórico y culinario de la Ciudad de las Tres Culturas, informa el Ayuntamiento.

“La cocina toledana es el resultado de la suma de herencias y tradiciones de las diferentes civilizaciones que han poblado Toledo y cada una de estas culturas ha dejado un poso que enriquece nuestra gastronomía y la hace universal”, recoge el bando de la alcaldesa.

Destaca la “reconocida fama” de la cocina toledana por sus guisos de carne de caza, sus estofados, escabeches, las verduras de sus huertas y los dulces, entre los que destaca el mazapán, junto a “los exquisitos aceites, vinos y quesos que se elaboran en nuestras tierras”.

La alcaldesa reconoce en el escrito que Toledo “es uno de los destinos de turismo cultural más importantes de España; nuestra riqueza patrimonial es una oferta imbatible” y, a ella “queremos sumar en este año 2016 los atractivos gastronómicos que poseemos y que merecen también ser disfrutados por los miles de turistas que nos visitan”.

Por todo eso, “ser Capital Española de la Gastronomía es un gran reto; una apuesta por conseguir que durante los próximos meses todos podamos beneficiarnos de ello”.

En este primer bando que como alcaldesa ha firmado Milagros Tolón, ha invitado a todos los vecinos a sumarse a este evento y participar en cuantas actividades culturales, artísticas y festivas se van a suceder durante los próximos meses, ya que se trata de un proyecto que no sólo atañe al sector hostelero.

En este sentido, el programa elaborado por el Ayuntamiento junto a los representantes de los establecimientos hosteleros y comerciales es “amplio, diverso, ambicioso y ameno, participando en el mismo distintas administraciones públicas y entidades privadas”.

El objetivo es que esta gran cita gastronómica “sea un exquisito festín del que todos disfrutemos” con la colaboración de todos.

En este año, “cada uno de nosotros debe convertirse en embajador de nuestra gastronomía y de nuestros productos alimentarios. Podemos hacerlo con la seguridad de que su calidad es bien contrastada y, a buen seguro, será apreciada por todos”, asegura la alcaldesa.

“Serán muchas las personas y medios de comunicación que a partir de ahora van a estar pendientes de cuanto suceda en Toledo. Vamos a esforzarnos por que todo salga bien y nadie quede defraudado. Los primeros, los propios toledanos”, apunta Tolón.

“Si hace treinta años la UNESCO declaró a Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, en nuestras manos está consolidarla, ahora, como Ciudad Patrimonio de los Sentidos. Confío en todos y sé que podemos conseguirlo”, concluye el bando, fechado a 1 de enero de 2016.