Trump asegura que EEUU ha recibido suministros de China y Rusia para responder a la crisis del coronavirus

Lanza Madrid
Donald Trump

Donald Trump

Estados Unidos ha registrado un total de 502 muertes este lunes, el número más alto alcanzado en un día desde que estalló el brote en el país norteamericano. La cifra de muertes casi alcanza las 3.000, mientras que los afectados sobrepasan los 161.000, el país que más contagiados cuenta.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este lunes que el país norteamericano ha recibido suministros de varios países, incluidos China y Rusia, para responder a la crisis del coronavirus.

«China nos ha enviado varias cosas, lo cual ha sido genial. Rusia nos ha enviado un avión muy, muy grande cargado de cosas, equipo médico que ha sido muy agradable», ha indicado Trump. «Otros países nos han enviado cosas que me han sorprendido mucho, felizmente sorprendido», ha agregado.

Por otra parte, Trump ha señalado que su Administración ha barajado la posibilidad de decretar un confinamiento en todo el país como han hecho algunos estados, pero lo ha descartado especificando que «es bastante improbable en este momento».

«Si hacemos eso, lo haremos saber, pero es bastante improbable en este momento», ha señalado, aludiendo también a que un confinamiento nacional sería algo «difícil» de hacer cumplir. No obstante, ha afirmado que permitirá a los gobernadores de los estados que sí quieran establecer confinamientos llevarlos a cabo.

Por otra parte, el mandatario estadounidense ha anunciado que en Estados Unidos se han realizado más de un millón de pruebas para diagnosticar el Covid-19.

«Este lunes hemos alcanzando un hito histórico en nuestra guerra contra el coronavirus. Más de un millón de estadounidenses han sido evaluados, más que cualquier otro país con diferencia», ha dicho, según ha trasladado la cadena de televisión CNN.

Trump extendió el domingo las medidas de distanciamiento social en Estados Unidos para intentar reducir el número de contagios por coronavirus hasta el 30 de abril. En este sentido, el presidente estadounidense ha insistido en que los próximos 30 días son «vitales» para aplanar la curva de contagios.

«Cada uno de nosotros tiene un papel que jugar para ganar esta guerra. Cada ciudadano, familia y negocio puede marcar la diferencia parando el virus», ha aseverado Trump, que ha considerado que «este es el deber patriótico compartido» de los estadounidenses. «Se avecinan tiempos difíciles para los próximos 30 días», ha avisado.

Estados Unidos ha registrado un total de 502 muertes este lunes, el número más alto alcanzado en un día desde que estalló el brote en el país norteamericano. La cifra de muertes casi alcanza las 3.000, mientras que los afectados sobrepasan los 161.000, el país que más contagiados cuenta.