Lanza_logotipo_blanco
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
25 febrero 2024
ACTUALIZADO 07:15
  • Castilla-La Mancha
  • El Campo
  • Toros
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Vídeos
  • Semana Santa 2024
  • Carnaval 2024
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Un toro para cada uno

Untoroparacadauno 24182 9088
p
Julio César Sánchez
3 toros de José Vázquez (2º, 4º y 6º) y 3 de Sonia González (1º, 3º y 5º). Sosos y faltos de casta y fuerza. Manso encastado el 4º. El Cid (e azul marino y oro): Estocada entera atravesada (oreja). Estocada entera caída y descabello (dos orejas con aviso). Daniel Luque (de corinto y oro): Bajonazo y estocada entera caída (ovación con saludos). Estocada entera baja (oreja con fuerte petición de la segunda). Fernando Tendero (de marfil y oro): Estocada entera tendida (oreja con aviso). Estocada entera que hace guardia, pinchazo, casi entera arriba y descabello (ovación). El Cid salió a hombros. Saludó alcalareño, de la cuadrilla de El Cid tras banderillear al cuarto.

3 toros de José Vázquez (2º, 4º y 6º) y 3 de Sonia González (1º, 3º y 5º). Sosos y faltos de casta y fuerza. Manso encastado el 4º.

El Cid (e azul marino y oro): Estocada entera atravesada (oreja). Estocada entera caída y descabello (dos orejas con aviso).
Daniel Luque (de corinto y oro): Bajonazo y estocada entera caída (ovación con saludos). Estocada entera baja (oreja con fuerte petición de la segunda).
Fernando Tendero (de marfil y oro): Estocada entera tendida (oreja con aviso). Estocada entera que hace guardia, pinchazo, casi entera arriba y descabello (ovación).

El Cid salió a hombros. Saludó alcalareño, de la cuadrilla de El Cid tras banderillear al cuarto.

Mal empezó a corrida. Los dos primeros toros lucieron una falta de fuelle y chispa preocupantes. Sin embargo, el tramo central del festejo deparó lo más entretenido del mismo.
Cada uno de los toreros dispuso de un toro para hacer algo del toreo que cada uno siente, si bien en realidad ninguno de los toros colaboró en plenitud, ya que el que más se dejó, el cuarto, en realidad fue un manso, aunque encastado. Ante él El Cid logró el trasteo más vistoso, con fases repletas de naturalidad, temple y suavidad, sobre todo por el pitón izquierdo, lado por el que condujo a su oponente con gran gusto y despaciosidad. Su primero, quizás algo atacado de kilos, se agotó tras las primeras tandas con la mano derecha, a pesar de lo cual le fue concedida una generosa oreja, como fue generoso el doble trofeo que paseó en el cuarto después de fallar con los aceros. Una oreja en este toro habría sido premio más que suficiente teniendo en cuenta el deficiente uso de la espada de El Cid.
Sin embargo el trasteo de más mérito corrió a cargo de Fernando Tendero, un torero de Villarta de San Juan que ha evolucionado notablemente desde sus años de novillero y que el año pasado resultó triunfador de la feria y que tan sólo ha hecho un paseíllo de luces entre su actuación del año pasado y la de éste. Pues como decíamos, la faena de mérito llegó en el tercero de la tarde. Ante él el Tendero de Ciudad Real anduvo pausado, tranquilo y dándole al toro lo que pedía, es decir, tiempo, tranquilidad y toques suaves. Citó sin ventajas e intentó vaciar hacia dentro. Lástima que no pudiera ligar los derechazos por la falta de fuerza del ejemplar de Sonia González. Notable faena de Fernando Tendero. Por encima del toro.
Pero por desgracia no pudo redondear triunfo para salir a hombros junto a El Cid por la falta de clase del que cerró plaza, un toro que se apagó muy pronto y ante el que -esta vez sí- se apreciaron las carencias de un torero que apenas torea y al que le faltó picardía –podemos llamarlo así- para arrancar la oreja de un toro muy deslucido.
Daniel Luque torno las lanzas en cañas en su primero, un toro protestado con justicia por soso y flojo pero ante el que el torero sevillano no se aburrió y al que terminó enjaretando algún derechazo muy meritorio y jaleado por los tendidos. Pero en el que realmente llegó al público fue en la faena al quinto. Ahí se pudo ver a un torero sobrado, toreando tanto con los pies juntos como con el compás abierto a un toro al que le faltó humillar y terminar el viaje. Fue en este momento cuando Luque dio el paso adelante, poniendo él la chispa que no tuvo el de Sonia González.
El palco concedió una oreja que habría sido premio justo si no se le hubieran concedido a El Cid las dos orejas en el toro anterior. O sea, que el desajuste estuvo en el cuarto, y no tanto en el quinto.

Publicado en:
Noticias relacionadas:
Viajeros del primer Avant hacia Madrid a las 6:45 de la mañana / Clara Manzano (archivo)
Usuarios con mascarilla en el Hospital General de Ciudad Real / Clara Manzano
Un momento del evento/ Lanza
Daimiel cartel jornadas taurinas para niños
Imagen de la plaza de toros de Daimiel
 Archivo
Cerrar