lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
13 julio 2024
ACTUALIZADO 08:29
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Blogs
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
  • Galerías
  • Teatro Almagro 2024El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro es un acontecimiento cultural que se celebra en Almagro, anualmente durante el mes de julio. Está considerado el mayor centro mundial de creación teatral y pensamiento de los siglos XVI y XVII en el mundo hispano, lo que se conoce por nuestros Siglos de Oro. Sigue en Lanza Digital toda la actualidad y programación de la 47ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que este año se celebra del 4 al 28 de Julio de 2024.
  • FERCAM 2024FERCAM 2024 se desarrolla del 26 al 30 de junio de 2024 Feria nacional multisectorial que se celebra anualmente desde 1960. Exposición de maquinaria agrícola y riegos. Sectores agroalimentario y ganadero, además de obra pública, energías renovables, automoción, etc. Se desarrolla cada año en el Recinto Ferial FERCAM, en Manzanares (Ciudad Real), que consta de un espacio al aire libre de 120.000 m2 y un Pabellón Cubierto de 3.000 m2, ambos completamente equipados de todos los servicios y dispone de unos aparcamientos asfaltados en su totalidad, con capacidad para 3.000 vehículos aproximadamente. En paralelo a esta muestra se celebran concursos de habilidad con tractor, calidad de vinos, conferencias y simposios relacionados con las distintas facetas del campo.
  • Imágenes del día
  • Vídeos
  • Toros
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Calle “Arroyo”‘, ayer, y calle Cervantes, hoy, en Alcolea de Calatrava (I)

Vista aérea de Alcolea de Calatrava
Vista aérea de Alcolea de Calatrava
Félix Andrade Plaza
Recuerdos años 1960 a 1984

Comenzaba esta calle, en la parte izquierda, en el actual n° 9 llamado “corral de Saturio” donde este tenía su ganadería de vacas y que anteriormente había servido para algún espectáculo taurino o becerrada coincidiendo con las fiestas de San Roque, posteriormente este dio cabida también a las casas donde vivían las familias de su hermana Carmen y su hermano Elías.

A continuación seguían los llamados “graneros”, de titularidad de la Cámara Agraria, dedicados a acoger parte de las cosechas de los agricultores por parte del SEMPA.

Este constaba de dos naves iguales, tanto a derecha como a izquierda, aunque sólo se utilizaba más el correspondiente al lado derecho, mientras que el otro servía para realizar tareas auxiliares tales como acoger el exceso de cosecha hasta que era trasladada a los silos más cercanos.

Tras acceder los agricultores a ella con los remolques y el grano envasados en los costales eran depositados en una báscula de pie donde el delegado del trigo, llamado “don Saturnino” comprobaba y contabilizaba los pesos.

Mientras tanto, los agricultores iban vaciando los sacos en la parte del fondo, a medida que el montón aumentaba, se iba formando una especie de escalera con los sacos y así se podía acceder a la parte superior.

Don Saturnino contaba también con dos auxiliares llamados los “Pablos” que tenían como función mantener el granero limpio y a la vez construían o rectifican la escalera.

Tras el pesado y vaciado del grano, el delegado entregaba una especie de vales con el peso de su cosecha, a la vez el agricultor determinaba si pedía canjear una parte del peso del trigo por harina, determinando a que panadería se le debía llevar.

Esto servía para la fabricación del pan que este consumiese. Los panaderos cobraban su cocción bien entregando parte de la harina y de la misma cobraban el número de latas utilizadas.

Como decía antes, la calle comenzaba por los nos. 9 y 10 – atrás quedaban ya los muros – .

En el tramo citado vivían las familias Zamora, compuestas por Elías y Saturio y sus tres hermanas. También vivían en este tramo Enero/Emiliana, José Bastante, Jesús Tapiador y su yerno Inocente, así como Bernardo Gómez, Amadeo Ruiz y José Márquez, todos ellos formaban un núcleo de población de cincuenta y ocho personas. En la actualidad en este mismo tramo habitan con regularidad doce personas.

Esta calle es la más larga, en la actualidad va de los números 1 a 167, lado izquierdo, y en su lado derecho, del 2 al 166, constituyendo por esto un nudo vertebrador del pueblo, a la vez que se consideraba la principal arteria de desarrollo y comunicación.

También tenía la función de evacuar las aguas de la parte superior, a través de su arroyo canalizado.
A la vez era el principal espacio de asueto y distracción por constituir el paseo natural desde la bajada de la plaza a través de las calles Julio Coello e Imagen principalmente -“hasta los muros”- e, incluso, alargarse este a zonas más más oscuras que requerían de mayor intimidad.

Además de ser por la que transcurría el correo, hasta coger una de estas con dirección a la plaza, constituyendo entonces un motivo de distracción el salir a las puertas a ver, sobre todo, la llegada de este.

A continuación del n° 16 se encontraban los terrenos y la construcción de “La Fábrica”, propiedad de Félix Bermejo, regentada por sus hijos; además de contar, con báscula para vehículos de gran tonelaje también tenían panadería, bodega, molino de pienso y almazara de aceite.

Especial mención merece para mí esta última por mis recuerdos de ella, cuando algunas veces acompañaba a mi padre en la entrega y recepción de la aceituna.

Tras acceder al amplio patio de esta, y que alguna vez se acumularan los remolques, carrillos y también ya algún coche o furgoneta a esperar su turno, se procedía al pesaje en báscula de pie, labor que ejercía principalmente uno de los hijos Valentín.

Además de la actividad que todo ello generaba, muy característico era el olor que en ese momento se desprendía -en cierto modo agradable- por el lavado, limpieza del grano y posterior triturado y mezcla con los desperdicios del alpechín y orujo.

La liquidación por parte de la familia Bermejo a los agricultores era muy parecida a lo relatado en la entrega del trigo. Se entregaba el tique de peso de la báscula y luego se procedía a su abono en metálico y en el caso del SEMPA esta se producía mediante unos abonares que eran cobrados en cualquier caja.
También existía la posibilidad de que parte del fruto se dejara a cuenta de luego retirar aceite en la siguiente relación: por cinco kilos de aceituna se entregaba un litro de aceite.

Continuando por esta misma acera, en el principio de la C/ Sol, que fue vendido el solar por “Las Castillejas” -por las gestiones del alcalde de entonces Valentín Bermejo- grandes terratenientas de entonces, y formaba parte del cercado propiedad de estas, se encontraban las “casas de los maestros” que el Ayuntamiento hizo en su momento para acoger a los que venían destinados al pueblo, ya que no era sencillo el poder desplazarse directamente desde sus lugares de residencia, como ahora se hace.

b crop

El solar fue vendido por importe de veinte mil pesetas, quinientos metros sobre parte de la totalidad de la finca, resultando ser el precio de cuarenta pesetas por metro/cuadrado.

Según consta en acta de Comisión Permanente de 27 de septiembre de 1958, aunque también la parte vendedora proponía que el Ayuntamiento adquiriera la totalidad de dicha finca, esta se llegó a materializar en dicha parte.

La totalidad de dicha parcela también era conocida entonces como el “cercao” de Sixto Coca por haber sido este arrendatario durante muchos años.

Y el primer maestro -que yo recuerde- que habitó fue don Juan Ruiz Plaza, hijo de padre y madre alcoleanos, que vino a vivir con su madre y hermana.

Y unos números más arriba en su momento (tal vez año 1972) Antonio Burgos abrió el que se denominó “Bar las Arripas” constando este de un pequeño salón con barra, pero el atractivo de este lo constituía el patio delantero que poseía para el verano, gracias al pozo que servía de reunión a su alrededor.

También había plantas en paredes y alrededores, muy bien cuidadas por la mano de su mujer Erundina Rodríguez.

Dicho bar o patio contaba con gran aceptación, sobre todo en épocas de verano, cuando las mesas se llenaban por completo e incluso había que esperar en la calle que quedara una mesa libre o, si no, esperar dando un paseo hasta los muros.

a_crop

Tengo que hacer mención a los buenos aperitivos con los que se acompañaban los vinos o cervezas queriendo recordar que entonces estas costaban 8 o 10 pesetas y más si se acompañaban de las especialidades de la casa: raciones de carne o conejo y sardinas asadas.

Y en este mismo n° de la calle, en el n° 51, estaba la casa de Fidel Ruiz y en la fachada lucía un anuncio que me llamaba mucho la atención ya que no existía otro así en todo el pueblo, este era de una marca nacional, idéntico al que a continuación adjunto.

Ver más sobre:
Publicidad Lanza Digital
Publicidad Lanza Digital
Noticias relacionadas:
Presentación “Un militante de base en (la) Transición”/ J.Jurado
El cuadro que ya se encuentra en la Parroquia de la Virgen de Gracia / Lanza
Buen ambiente en esta feria de muestras / Lanza
Presentación libro Jornadas de Historia Local de Bolaños de Calatrava
Presenta este martes el libro en el antiguo Casino / Elena Rosa
 Lanza
Cerrar