El cáncer de mama: Medidas preventivas y los avances en investigación biomédica, que deparan un futuro cada vez más esperanzador

Julián Gomez-Cambronero*
El diagrama muestra de manera esquemática la interación entre un macrófago y una celula tumoral que contribuye a la iniciación de la metástasis

El diagrama muestra de manera esquemática la interación entre un macrófago y una celula tumoral que contribuye a la iniciación de la metástasis

El cáncer de mama (cualquier cáncer) es una enfermedad terrible, y esperamos aportar nuestra investigación, como la de tantos otros laboratorio, para intentar conquistarla

Comencemos con las buenas noticias: Los avances científicos y médicos han logrado que la supervivencia del cáncer de mama hoy por hoy, si se realiza a tiempo, puede llegar al 95%, cuando hace 40 años era del 75%, todo esto debido a los enormes avances de la Ciencia y la Medicina. El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente en España, con más de 26.000 diagnósticos al año. Sin embargo hay 11.000 diagnósticos más que una década antes. Pero no es que el cáncer haya aumentado, es que las nuevas técnicas de detección precoz lo descubre antes. También se debe al envejecimiento y crecimiento general de la esperanza de vida de la población; al sedentarismo y a hábitos de vida poco saludables en general.

Herceptina y Tamoxifén. Es importante recordar lo importante que es evitar el tabaco y el alcohol en exceso, no ganar peso y practicar algún tipo de ejercicio (aunque solo sea andar o correr). En paralelo, está la Ciencia: un conocimiento más profundo de las bases moleculares y celulares de la metástasis, nuevos tests genéticos para los casos hereditarios, nuevas medicinas como por ejemplo la Herceptina para los tumores HER positivos y los bloqueadores de los estrógenos como por ejemplo Tamoxifén para los tumores ER positivos y otras que hoy por hoy están en fase ensayos clínicos.

Está claro que las dos líneas: medidas preventivas y los avances en investigación biomédica, son las que deparan un futuro cada vez más esperanzador.

Nuestra Facultad de Medicina Boonshoft en Wright State University en Ohio, EEUU está afiliada a siete hospitales de enseñanza en el área de Dayton. La Facultad educa a la próxima generación de médicos con 459 estudiantes de Medicina, 458 Residentes y Becarios en 13 especialidades y 10 subespecialidades. En 50 años, la universidad se ha convertido en un líder innovador en la región de Dayton y más allá, capturando el espíritu de Wilbur y Orville Wright, quienes inventaron el primer avión del mundo.

De nuestros seis estudios sobre el cáncer de mama publicados recientemente se han hecho cargo las noticias en la Universidad: http://webapp2.wright.edu/web1/newsroom/2017/10/19/wright-state-researchers-are-attacking-breast-cancer/. Nuestro equipo ha identificado las moléculas y las vías de señalización de las células cancerosas con el objetivo de desarrollar fármacos terapéuticos eficaces y específicos. El cáncer de mama ocupa el segundo lugar como causa de fatalidad en mujeres en los países avanzados. El problema real en pacientes con cáncer de mama es la metástasis, especialmente a los pulmones, el cerebro y hueso. A continuación, un resumen de nuestras estrategias y resultados mas recientes en tratar de atajar este gran problema.

(1) Hemos estudiado el entorno celular del tumor, el tejido circundante en el que se mezclan células del sistema inmunitario. Estas células, como por ejemplo los glóbulos blancos llamados macrófagos, son “engañadas” por el tumor para que secreten nutrientes que le ayuden a crecer. Tratamos de comprender por qué los macrófagos se “polarizan” de manera que se convierten de anti-tumorales a pro-tumorales (véase el esquema). Hemos encontrado una forma potencial de detener el proceso en le laboratorio (publicado en PLOS One).

(2) En otro enfoque, también sobre el cáncer de mama, cómo ciertas moléculas denominadas “micro-ARNs” regulan la capacidad invasiva de tejidos sanos y la agresividad de las líneas celulares de cáncer de mama metastático. Estos micro-ARNs hacen que el cáncer sea capaces de sobrevivir incluso en circunstancias hostiles (por ejemplo falta de nutrientes) en las que células sanas no son capaces, por eso las malignas tienen una gran ventaja (publicado en Molecular and Cellular Biology, Molecular Oncology y Journal of Biological Chemistry).

(3) Nuestro laboratorio investiga el papel de ciertas vesículas de estructura membranosa (llamadas “exosomas”) que son sintetizadas dentro de la célula maligna y son exportadas por la célula como un medio para comunicarse con el entorno celular y hacer posible el crecimiento del tumor en otros sitios de organismo. Estos “exosomas” viajan a través de la sangre para llegar a lugares del cuerpo alejados del tumor original y preparan “lugares de recepción” celulares óptimos para la llegada de las células tumorales metastáticas. Claramente, estas partículas representan un gran peligro para la salud del paciente. Nuestro laboratorio dispone de técnicas para aislar exosomas. Además, hemos desarrollado métodos para tratar de contrarrestar sus acciones con inhibidores que potencialmente comprometen la siembra de metástasis al menos en líneas celulares malignas.

(3) También estamos interesados en el papel de ciertas enzimas que controlan la estabilidad de las moléculas de ARN mensajero (ARNm) que transfieren la información del ADN a la fabricación de proteínas. Una de estas enzimas, llamada “deadenilasa PARN”, tienen una concentración muy baja en células de cáncer de mama, lo que hace que muchos de los ARNm se acumulen en el interior de la célula y proporcionen continuamente instrucciones para la creación de proteínas oncogénicas responsables del daño al tejido sano. Nuestro laboratorio ha encontrado diversas formas de revertir este proceso e impedir el crecimiento celular en cultivos de tejidos y los resultados de estas investigaciones se han publicado en los journals científicos, Advances in Biological Regulation y Biology Open.

El cáncer de mama (cualquier cáncer) es una enfermedad terrible, y esperamos aportar nuestra investigación, como la de tantos otros laboratorio, para intentar conquistarla.

Para mas información puede visitar: https://people.wright.edu/julian.cambronero

 

*Julián Gómez-Cambronero  es investigador y Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular y Profesor Distinguido de Investigación Brage Golding, en Wright State University, Ohio (EEUU) y natural de Manzanares, Ciudad Real. Trabaja al frente de su equipo de investigación que estudia los mecanismos moleculares que conducen al crecimiento y la capacidad invasiva en los tejidos sanos por parte de las células del cáncer de mama.