lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
28 mayo 2024
ACTUALIZADO 07:38
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • José Andrés Torres es consolado por un aficionado tras la derrota en semifinales ante el Villa de Aranda / Foto: Clara Manzano
      IV Competición Intercampus de Robótica / Elena Rosa
      Acto electoral de Feijóo en Tomelloso / F. Navarro
      Sandra Sánchez visita el CEIP Ferroviario de Ciudad Real / Foto: Clara Manzano
      Romería de Alarcos 2024 / J. Jurado
      Explosión Ciudad Real siembra el pánico
      Miles de vecinos de Ciudad Real han salido este domingo para acompañar a la Virgen de Alarcos en su Romería / J. Jurado
      XXV Festival Folclórico Nacional Virgen de Alarcos en la Plaza Mayor Foto. Elena Rosa (1 de 1)-33
  • Imágenes del día
  • Vídeos
      • David Galván en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • Álvaro Lorenzo en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • David Galván en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • Ángel Téllez en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • Ángel Téllez en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • Natural de Alejandro Peñaranda
      • Voltereta a Peñaranda
      • Bernadinas de cierre de Ismael Martín
      • Verónica de Martín
      • Buen natural de Jarocho
      • Recibo de rodillas de Jarocho al novillo que le ofreció el triunfo
      • 2024 05 21_AAR1762
      • Ficha de la novillada
      Álvaro Ramos, que acaba de exponer en Las Venas, ha pintado el cartel del Festival / Clara Manzano
      En la muestra “De José a Juan”, del pintor almagreño Álvaro Ramos
      • Algunas de las obras de Álvaro Ramos JCS
      • Visitantes a la exposición, entre ellos el matador de toros Rubén Sanz JCS
      • Burladero de ganaderos, triunfadores del festejo J
      • Mando en el derechazo de Samuel Navalón J
      • Media verónica de Diego Bastos J
      • Paseíllo novilleril en Las Ventas J
      • Samuel Navalón a porta gayola en el sexto J
      • Samuel Navalón en una media verónica de remate J
      • Nek Romero en un inicio de faena J
      El vicepresidente primero de C-LM, José Luis Martínez Guijarro, reunido con la Fundación Toro de Lidia
      Varios ejemplares de Toros de Mollalta
      Uno de los paisajes taurinos contemplados ayer / Lanza
      Emblema del Ateneo Taurino Manchego JCS
      José Caro, en el festival taurino de Villanueva de la Fuente / JCCM
      Núñez en el festejo taurino / Lanza
      Presentación del libro "Las fatigas de un maletilla" José María Medina "El Niño del Tentadero"  / J. Jurado
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El abrazo del amigo

"Jesús de Nazaret ha venido a compartir el amor del Padre con nosotros, ha venido a ampliar la familia de los hijos de Dios..."
“Jesús de Nazaret ha venido a compartir el amor del Padre con nosotros, ha venido a ampliar la familia de los hijos de Dios…”
Manuel Pérez Tendero

Mientras celebramos en muchos lugares el día de la madre, en este primer domingo de mayo, Jesús de Nazaret nos habla de su Padre: «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor».

Si en algo son expertas las madres es, precisamente, en el amor. Ellas saben amar como nadie; saben amar, sobre todo, con un amor original, gratuito, que no depende de la actitud de la persona amada, un amor que nos precede siempre. Podríamos decir que las madres son el mejor reflejo en la tierra de lo que significa el amor de nuestro Padre que está en los cielos.

Por eso, al hacerse hombre, el Hijo eterno de Dios tuvo que nacer y crecer frente a una madre: encarnarse es vivir humanamente como hijo, recibiendo un amor que lo configura.

El misterio más profundo del cristianismo –el amor del Padre por el Hijo– tiene mucho que ver, por tanto, con el misterio del ser humano: el amor hacia los hijos.

Jesús de Nazaret ha venido a compartir el amor del Padre con nosotros, ha venido a ampliar la familia de los hijos de Dios; para ello, él nos ha elegido, se ha hecho amigo nuestro. En el cristianismo, la amistad y la familia se corresponden: amigos de Jesús para ser, con él, hijos de Dios.

¿Cuál es el contenido de la amistad de Jesús? ¿En qué se manifiesta que nos ama como amigos? Dos son los contenidos de esa amistad: él nos da a conocer todo lo que el Padre le ha dado y él ha dado la vida por nosotros.

La revelación es la comunicación de la intimidad del Hijo con el Padre que se nos regala a los amigos. Somos amigos porque Jesús nos lo cuenta todo de Dios. Nuestro catecismo, el objeto de nuestra fe, es una relación personal, el cariño eterno que el Padre y el Hijo se tienen. La amistad es conocimiento interno, confidencia regalada, corazón abierto, intimidad compartida. Eso es lo que somos los discípulos de Jesús: amigos íntimos suyos, recostado en su regazo, oyentes de su relación íntima con el Padre.

El segundo signo de la amistad es la entrega de la vida por los amigos. Esta característica era muy valorada en el mundo griego; también aparecen referencias en algunos lugares del Antiguo Testamento, como en la amistad de Jonatán con David. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por los amigos: ahí se cifra el amor que Jesús nos tiene, esa es la hondura y la definitividad de nuestra amistad con él.

Cada domingo, en la Eucaristía, nos acercamos a experimentar estas dos dimensiones de la amistad de Jesús. En la primera parte, la Liturgia de la Palabra, Jesús nos habla como amigo, nos abre su corazón, nos cuenta lo que él vive desde el Padre. En la segunda parte, en la Liturgia eucarística, hacemos memoria de la muerte del amigo que lo ha dado todo por nosotros y podemos ser partícipes de su destino bebiendo su mismo cáliz. Amistad en la Palabra y amistad en la entrega de la vida: la eucaristía es el memorial de Jesús amigo que, cada semana, nos abraza y hace crecer nuestra relación con él.

Pero la amistad es siempre compartida, ha de ser correspondida. Por otra parte, el amor recibido de Dios tiene que permanecer en nosotros, no podemos echarlo en saco roto. ¿Cómo podemos corresponder a esa amistad? ¿Cómo podemos permanecer en ese inmenso amor recibido? Jesús lo dice claro a sus discípulos: «Tenéis que guardar mis mandamientos, como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor». La obediencia es lo que sostiene ese amor recibido y lo hace crecer.

¿Cuál es el mandamiento que nos pide el amigo para permanecer en su amor? Que nos amemos unos a otros como él nos ha amado. El amante no pide otra cosa que no sea amor; pero ya no es un amor hacia él, de respuesta, sino un amor hacia los discípulos, hacia los hermanos, un amor que es también fuente, origen, que hace posible una amistad que se amplía sin fronteras. Si no amamos, si el amor recibido no encuentra salida, si se queda encerrado en nosotros, se pierde. Esta es la dinámica del amor.
Este es el fruto que Dios nos pide, esta es la consecuencia más importante de cada abrazo eucarístico: que salimos de la asamblea dispuestos a renovar nuestro amor por los demás.

Publicado en:
Noticias relacionadas:
"La fe en la Trinidad es algo muy serio, que la Iglesia ha tenido que profundizar y defender durante siglos"
Sonia González y María Jesús Pelayo, junto al alcalde de Herencia, Sergio García-Navas, y representantes de la Hermandad de la Virgen de la Soledad de Herencia / Lanza
 Lanza
"La cruz de Jesús, por tanto, se ha convertido en la llave para comprender de una forma nueva la Biblia..."
Procesión extraordinaria de la Hermandad del Prendimiento / Clara Manzano
Pregón Semana Santa Miguelturra 2024
Cerrar