José López Martínez y su último libro “Este mundo comienza a no ser mío”

Natividad Cepeda Tomelloso
Portada del libro de José López Martínez

Portada del libro de José López Martínez

Interesante libro de poemas muy elaborado, y creo poder afirmar escrito a conciencia por el autor. Consta de 64 páginas divididas en tres partes. Al leerlo he comprobado que en él no hay nada absurdo, entre los poemas, incluidos dos que hablan de septiembre, donde muestra un poema con dos terminaciones diferentes, junto con esos retazos de la vejez y la afirmación rotunda de que los recuerdos son nuestra auténtica vida. Pensamiento íntimo de un clásico autor de nuestra literatura actual en todos los poemas del libro

José López Martínez: nacido en Tomelloso, provincia de Ciudad Real, en la llanura manchega de España. Es un escritor, poeta, periodista y crítico literario, residente en Madrid desde hace más de medio siglo, aunque él lleva a Tomelloso en su corazón. Es secretario General de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles y columnista de prensa en diferentes periódicos españoles y extranjero. Como conferenciante ha ocupado las tribunas más prestigiosas de América, Asia y Europa, representando a España. Es autor de más de veinte libros y veinte mil artículos dispersos por la prensa española e hispanoamericana. Con premios ganados de periodismo, poesía y narrativa. Pertenece a varias instituciones culturales y académicas de España y del extranjero, como la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística a la que pertenecen escritores del prestigio de Mario Vargas Llosa. También a la Academia Belgo-española de la Historia, la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo entre otras instituciones. Es Profesor “Honoris Causa” del Real Colegio Universitario de San Lucas, en Alemania, una de las instituciones académicas más antiguas y prestigiosas de Europa.

Entre los premios el Nacional de Periodismo, el Premio Rabindranath Tagore. Tiene Premio de tres Huchas de Plata y otros muchos premios. Algunas de sus obras; Cuenca en la ruta de Don Quijote, En carne viva, Fiestas al filo del agua, La geografía literaria del Quijote, Castillos de España, Memoria de nuestros clásicos, por citar algunas de sus publicaciones “Este mundo comienza a no ser mío” es el último libro de poemas de José López Martínez, publicado por la editorial Vitrubio, en la colección Baños del Carmen.

Interesante libro de poemas muy elaborado, y creo poder afirmar escrito a conciencia por el autor. Consta de 64 páginas divididas en tres partes. Al leerlo he comprobado que en él no hay nada absurdo, entre los poemas, incluidos dos que hablan de septiembre, donde muestra un poema con dos terminaciones diferentes, junto con esos retazos de la vejez y la afirmación rotunda de que los recuerdos son nuestra auténtica vida. Pensamiento íntimo de un clásico autor de nuestra literatura actual en todos los poemas del libro.

Personalmente hace años que comprendí, en mi intento continuo de aprendizaje, que los libros, al margen de la relevancia del escritor conseguida a lo largo de su vida en foros literarios, tertulias, premios conseguidos y publicaciones en revistas diversas, que atesora José López Martínez, lo que queda realmente es su obra literaria en todos y cada uno de sus libros. A ellos acedemos los lectores y sólo en ellos volvemos a recuperar al autor y al bagaje de su obra.

Éste nuevo libro de José López Martínez es un espacio testamental que ha permitido dejarnos ver a los lectores su confesión poética desde el aposento de las hojas del libro. Ese ha sido su propósito en el espejo de los versos y claramente en el poema “Luces y sombras de la vida”, al decir: “La esperanza y la desesperanza/ habitan en nuestro cerebro/ adueñándose de nuestra voluntad” No es un libro fácil de leer, es un principio y un fin de la vida trascurrida de él mismo, y de muchos de los que ha conocido en persona y también en infinidad de libros leídos por él mismo. Por eso viven y retornan por las páginas del libro Chantal Sebiré, García Lorca y Luis Rosales, Martín Luth King, y hasta el escritorio y la soledad del que escribe y, que en éste libro, es José López Martínez. No falta Rilke ni Jorge Manrique; es un libro escrito por un escritor que conoce y escribe sobre otros muchos poetas, así lo reconoce el prologuista en su acertado y hermoso prólogo, Juan Van-Halen, que termina con dos sonetos dedicados al poeta escritor y al amigo, que lo es desde hace años, José López Martínez y Juan Van-Halen.

El libro se cierra con un poema dedicado a Julia, su esposa y compañera de toda una vida, sin dedicatoria alguna, así de esa forma, su Julia, es universal porque le pertenece al Hombre, y es a su vez, figura literaria del poeta y creador, y también a todo el que lea el poema que es también de cada lector.

Agradezco a José López Martínez por tenerme en cuenta entre las muchas personas que conoce, y ha conocido a lo largo de su vida, y por enviarme cada uno de tus libros dedicados, es un regalo maravilloso que sin duda legare a mis hijas porque el conocimiento, la cultura y autores como él, es el río por donde navegar en la vida.