La obra ‘Fuenteovejuna’ describe la tragedia vivida en Ciudad Real a manos de los calatravos en el siglo XV

José Golderos Vicario*
Una representación de Fuenteovejuna en el Festival de Almagro en el año 2017 / Alberto Nevado

Una representación de Fuenteovejuna en el Festival de Almagro en el año 2017 / Alberto Nevado

En esta obra de Lope de Vega, el autor narra cómo los Reyes Católicos recobran Ciudad Real, localidad estimada de modo especial por los monarcas

Posiblemente, la presente obra literaria de Lope de Vega, que afecta de lleno a un hecho histórico sufrido por los ciudarrealeños en el siglo XV, lo ignoren muchos manchegos. Por esta posible circunstancia, vengo yo a recordarlo, merece la pena.

La obra se basa en un episodio real histórico ocurrido en Fuenteovejuna, en la época de la sociedad feudal, este pueblo es sometido no a la monarquía reinante, sino a la poderosa Orden militar de Calatrava.

El comendador del pueblo, Fernán Gómez de Guzmán, no respetaba las leyes y abusa de su poder, abandonando los principios feudales y comportándose como un tirano. No sólo traiciona al pueblo, sino también a los Reyes Católicos, cuando el comendador decide atacar Ciudad Real. Tras una durísima batalla, conquista dicho pueblo para el partido o bando de Juana “la Beltraneja”, al que prestaba ayuda la poderosa Orden de Calatrava.

Mientras tanto, Laurencia, la hija del alcalde, le comenta a una amiga que el comendador, que tenía fama de aprovecharse de las mujeres del pueblo de Fuente Ovejuna, le había propuesto a Laurencia ser amantes, pero ella lo rechazó. Los Reyes Católicos se enteran de que Ciudad Real ha sido conquistada por las tropas del maestre de la Orden de Calatrava, y de las huestes de Fernán Gómez, y disponen enviar sus tropas a Ciudad Real para derrotar a los de Calatrava y retomar la ciudad.

El comendador se tropieza por casualidad con Laurencia y trata de llevarla a su palacio a la fuerza. En ese momento llega Frondoso, que está enamorado de Laurencia, y la rescata, apuntándole su ballesta al comendador. Tras este suceso, el dicho comendador monta en cólera por el rechazo de Laurencia y quiere detener a Frondoso por haberle amenazado con la ballesta. Además, recibe la noticia de que los Reyes Católicos han retomado Ciudad Real.

Frondoso le pide la mano a Laurencia y ella lo acepta, pero en medio de la celebración de la boda, llega el comendador y detiene a los novios. El pueblo, ya harto de los robos, atropellos y crueldades de Fernán Gómez, decide unirse y tomar la justicia por su mano, según nos dice Karolina Gamarra.  Una noche llegan al palacio, invaden su casa y lo matan en nombre de Fuente Ovejuna y de los Reyes Católicos.

Es esta una obra escrita por Lope de Vega. Se basa en un episodio histórico. Es hacia el último cuarto del siglo XV cuando el pueblo de Fuenteovejuna está sometido bajo la Orden de Calatrava. No sólo traiciona a su pueblo, sino también a los Reyes Católicos. Posteriormente el comendador y Laurencia se volverán a encontrar y él tratará de llevarla a su palacio por la fuerza, pero en ese momento llega Frondoso, el enamorado de ella. Tras este suceso, el comendador queda furioso y quiere detener a Frondoso como ocurrirá más tarde. Una noche llegan al palacio y lo matan en nombre de Fuenteovejuna y de los Reyes Católicos.

En el juicio, cuando el juez les pregunta quién mató al comendador, todo el pueblo responde: “Fuenteovejuna, señor”. El pueblo pide el perdón real y los Reyes Católicos absuelven al lugar, porque es imposible determinar la identidad de los culpables concretos.

Como podemos ver en esta tragicomedia hay dos líneas narrativas paralelas: los abusos del comendador en el pueblo, y su deseo de conquistar Ciudad Real. En el desenlace, las dos acciones se unen cuando el pueblo gana el juicio y los Reyes Católicos retoman Ciudad Real e incorpora Fuenteovejuna a su reino.

La obra consta de tres actos. En el primero triunfa el bien cuando Frondoso logra rescatar a Laurencia y se enfrenta al comendador. En el segundo triunfa el mal cuando Fernán Gómez impide la boda y lleva a los novios presos. En el tercero vuelve a triunfar el bien cuando el pueblo derrota al comendador y los Reyes Católicos los perdonan.

Entre las características barrocas destacan la corrupción del comendador y el desencanto del pueblo, así como la violencia con la que el pueblo asesina a Fernán, poniendo su cabeza pinchada en la punta de una lanza.

*José Golderos Vicario es miembro de número de la Asociación Española de Cronistas Oficiales