lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
27 mayo 2024
ACTUALIZADO 08:00
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • José Andrés Torres es consolado por un aficionado tras la derrota en semifinales ante el Villa de Aranda / Foto: Clara Manzano
      IV Competición Intercampus de Robótica / Elena Rosa
      Acto electoral de Feijóo en Tomelloso / F. Navarro
      Sandra Sánchez visita el CEIP Ferroviario de Ciudad Real / Foto: Clara Manzano
      Romería de Alarcos 2024 / J. Jurado
      Explosión Ciudad Real siembra el pánico
      Miles de vecinos de Ciudad Real han salido este domingo para acompañar a la Virgen de Alarcos en su Romería / J. Jurado
      XXV Festival Folclórico Nacional Virgen de Alarcos en la Plaza Mayor Foto. Elena Rosa (1 de 1)-33
  • Imágenes del día
  • Vídeos
      • David Galván en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • Álvaro Lorenzo en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • David Galván en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • Ángel Téllez en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • Ángel Téllez en la undécima de la Feria de San Isidro / Plaza1
      • Natural de Alejandro Peñaranda
      • Voltereta a Peñaranda
      • Bernadinas de cierre de Ismael Martín
      • Verónica de Martín
      • Buen natural de Jarocho
      • Recibo de rodillas de Jarocho al novillo que le ofreció el triunfo
      • 2024 05 21_AAR1762
      • Ficha de la novillada
      Álvaro Ramos, que acaba de exponer en Las Venas, ha pintado el cartel del Festival / Clara Manzano
      En la muestra “De José a Juan”, del pintor almagreño Álvaro Ramos
      • Algunas de las obras de Álvaro Ramos JCS
      • Visitantes a la exposición, entre ellos el matador de toros Rubén Sanz JCS
      • Burladero de ganaderos, triunfadores del festejo J
      • Mando en el derechazo de Samuel Navalón J
      • Media verónica de Diego Bastos J
      • Paseíllo novilleril en Las Ventas J
      • Samuel Navalón a porta gayola en el sexto J
      • Samuel Navalón en una media verónica de remate J
      • Nek Romero en un inicio de faena J
      El vicepresidente primero de C-LM, José Luis Martínez Guijarro, reunido con la Fundación Toro de Lidia
      Varios ejemplares de Toros de Mollalta
      Uno de los paisajes taurinos contemplados ayer / Lanza
      Emblema del Ateneo Taurino Manchego JCS
      José Caro, en el festival taurino de Villanueva de la Fuente / JCCM
      Núñez en el festejo taurino / Lanza
      Presentación del libro "Las fatigas de un maletilla" José María Medina "El Niño del Tentadero"  / J. Jurado
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Piedra y pastor

Imaen de archivo de una reproducción de la vida de Jesús de Nazaret/ Lanza
Imaen de archivo de una reproducción de la vida de Jesús de Nazaret/ Lanza
Manuel Pérez Tendero
Esta expresión no sirve solamente para aplicarla al pasado: también en el presente, los arquitectos de este mundo rechazan a Jesús de Nazaret y construyen un mundo sin Dios

«La piedra que desecharon los arquitectos se ha convertido en la piedra angular»: esta frase de los Salmos sirvió a los primeros cristianos para comprender el misterio pascual de Jesús. Rechazado como Mesías por las autoridades religiosas y políticas –los arquitectos– y llevado a la muerte, Dios lo ha convertido en piedra angular del nuevo templo que está construyendo, lo ha resucitado para instituir la Iglesia de los creyentes.

Esta expresión no sirve solamente para aplicarla al pasado: también en el presente, los arquitectos de este mundo rechazan a Jesús de Nazaret y construyen un mundo sin Dios, una sociedad sin religión, sin mediador, sin salvador. Pero Dios sigue actuando, continúa construyendo un Reino que, comparado con un edificio, tiene en Jesús la piedra clave, angular; él es la esencia de ese Reino, el futuro de la humanidad.

Otros textos bíblicos nos hablan de Jesús como roca y cimento sobre el que se construyen la fe y las relaciones humanas. El sentido es el mismo: Jesús de Nazaret es cimiento y clave, arquitecto y fundamento de toda construcción que quiera durar hasta la vida eterna.

Junto al ejemplo de la piedra, tomado de los Salmos, las lecturas de este domingo nos hablarán también de otro símbolo, aún más rico, también tomado del Antiguo Testamento, también presente en los Salmos: la figura del pastor.

Jesús es el pastor definitivo, el genuino, el bueno, el bello. El principal pastor bíblico es Dios mismo, pero también se aplicaba esta imagen a muchos dirigentes del pueblo, como Moisés, Josué, los sacerdotes, algunos reyes; en la época de Jesús, los fariseos, con sus enseñanzas, pretendían ser los pastores del pueblo; también existían algunos judíos, desde la época de los Macabeos, que pretendían ser pastores militares del pueblo, para construir un reino desde la guerra santa, con la fuerza de las armas.

Frente a ellos, Jesús se presenta como el pastor definitivo, el verdadero, el enviado por Dios. Los demás han venido por su cuenta y, al final, son asalariados, que se alejan cuando llega el lobo. Jesús es el único pastor que va a dar la vida por sus ovejas, por las del pueblo elegido y por otras, los pueblos extranjeros, que también están llamados a formar parte del redil de Dios.

La imagen del pastor se puede aplicar a Jesús durante su vida pública: caminando por Galilea, con sus enseñanzas y milagros, Jesús pretende guiar al pueblo sencillo por los caminos de Dios. Como el pastor del Salmo, él los sienta en verdes praderas y los alimenta con el pan de su palabra. El milagro de la multiplicación de los panes no significa tanto que hubiera peligro de morir de hambre y Jesús salvó a la muchedumbre; se trata, más bien, de un gesto simbólico por el que Jesús, después de predicar, da el pan para significar que él es el pastor del pueblo, el que ha venido en nombre de Dios para reunir al pueblo de la alianza de los tiempos mesiánicos. No podemos seguir a otro, no existe ningún nombre bajo el cielo por el que podamos ser salvados que no sea el de Jesús de Nazaret.

La imagen del pastor, más allá de la vida pública y los caminos de Galilea, sirve también para explicar la muerte de Jesús: es la lucha contra el lobo, arriesgando la vida; se trata de morir en vez de la oveja, para que ella no perezca. Ahí se demuestra hasta dónde llega el amor del pastor, hasta dónde le importamos las ovejas. Él nos conoce una a una, nos llama por nuestro nombre, nos quiere hasta el extremo, se ha hecho amigo de cada oveja y nos ha regalado su dignidad.

Por fin, la imagen del pastor se aplica, ante todo, a Jesús resucitado. Ahora, sí puede ser el pastor universal, puede llegar a todos los rebaños para reunirnos a todos, ahora puede conducirnos a los apriscos del cielo, a donde él ha entrado como precursor. Todo descarrío puede ser ya reconducido, hasta el de la muerte: él nos sale a buscar a todos los rincones, incluso a los infiernos, para llevarnos sobre los hombros a los pastos verdes de la misericordia del Padre.

Piedra y Pastor: detrás del Resucitado somos edificio en construcción y pueblo en camino. Estamos construyendo una sociedad nueva y estamos recorriendo la historia para llegar al aprisco de Dios, con Jesús: él vive, nos cimienta y nos conduce.

Ver más sobre:
Publicado en:
Noticias relacionadas:
 Lanza
Noticias Lanza Digital
 Lanza
Noticias Lanza Digital
Noticias Lanza Digital
 J
Cerrar