Siguen muriendo aves en las redes de Plaza de Cervantes 5 y 6

Corazón de Paloma –Ciudad Real Ciudad Real
Edificio de la Plaza de Cervantes de Ciudad Real en una imagen facilitada por Corazón de Paloma –Ciudad Real

Edificio de la Plaza de Cervantes de Ciudad Real en una imagen facilitada por Corazón de Paloma –Ciudad Real

Dependiendo del ave que quede atrapada las multas pueden ascender a los 200.000 euros si se trata de un ave de especial protección o en peligro de extinción. En cuanto a las palomas, a pesar de que muchos las consideran “plaga,” no se las puede dañar a no ser que se tengan permisos especiales para su caza, al estar reflejada su especie (Columba Livia) en las leyes europeas y nacionales de protección de fauna silvestre

Dos años han pasado desde la primera denuncia sobre la situación precaria de las redes de exclusión de aves de la comunidad de Plaza de Cervantes 6 y el solar de Plaza de Cervantes 5. Aunque la sección de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ciudad Real está puntualmente informada de la presencia de palomas tras la red y de los nuevos atrapamientos, el problema sigue sin solución: la última paloma en quedar atrapada y morir en el tejado del número 6 lo hacía el 1 de abril, añadiéndose así a las más de veinte que han fallecido en este tiempo. El propósito de las redes de exclusión, que el propio ayuntamiento anima a los vecinos a instalar cuando hay problemas con las palomas, es evitar que los animales se posen y aniden en los tejados y azoteas. Lo que el ayuntamiento no especifica es que la instalación y mantenimiento de estas estructuras deben ser adecuados para evitar el atrapamiento de aves. Dependiendo del ave que quede atrapada las multas pueden ascender a los 200.000 euros si se trata de un ave de especial protección o en peligro de extinción. En cuanto a las palomas, a pesar de que muchos las consideran “plaga,” no se las puede dañar a no ser que se tengan permisos especiales para su caza, al estar reflejada su especie (Columba Livia) en las leyes europeas y nacionales de protección de fauna silvestre. La mala instalación de la red de Plaza de Cervantes 6 permite el paso de aves al tejado y, en cuanto al solar del número 5, uno de los propietarios afirma que hay un agujero del tamaño de una gatera en el muro por donde las palomas acceden tras su red. El resultado es que algunas aves entran y no pueden encontrar la salida, muriendo de inanición, sed y estrés tras días de agonía. Tanto propietarios como ayuntamiento siguen sin tomar medidas definitivas que eviten esto.

Los cadáveres permanecen en las redes sin que el ayuntamiento considere que sea una infracción de las ordenanzas de limpieza a pesar de estar al lado de dos terrazas de bares muy concurridas en Plaza de Cervantes porque, según ha comunicado Medio Ambiente a esta asociación, “el escaso peso de estos animales y los espacios donde moran, hace que se sequen los cadáveres sin mayores repercusiones sanitarias.” También se permite el anidamiento de las palomas aunque se trate de una infracción de la ordenanza de limpieza 19, puntos 1 y 4, afimando el propio ayuntamiento que “podían verse tras la red crías en avanzado estado de desarrollo, lo que implica que los progenitores tienen libre acceso al punto de nidificación.”

A pesar de los numerosos videos de denuncia que demuestran que algunas palomas quedan enredadas y que otras crían tras la red, con el peligro que supone para los progenitores y los pichones, el ayuntamiento sigue sin exigir que que cumplan sus propias ordenanzas y las leyes de bienestar animal. Medio Ambiente ha llegado incluso a afirmar, para dar carpetazo al asunto, que la muerte de las palomas tras la red se debe a causas naturales. Tanto la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha como Sanidad afirman que es responsabilidad del ayuntamiento darle solución a este problema.