¿Somos más pobres?

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza / Clara Manzano

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza / Clara Manzano

Una de las actividades celebradas en la Plaza Mayor de Ciudad Real para conmemorar el Día para Erradicar la Pobreza

En este estudio encontramos datos desoladores como que 12,3 millones de españoles están en riesgo de pobreza y exclusión social, es decir, un millón trescientas mil personas más que en 2008; que la pobreza severa afecta a más personas que hace 4 años y, de manera especial, a los mayores de 65 años con una mayor crueldad si se trata de las mujeres: Hay 6,4 millones de mujeres en riesgo de pobreza frente a 5,9 millones de hombres.

La dureza de los datos sobre pobreza y exclusión social que hemos conocido esta semana invitan a una reflexión profunda que permita atajar con urgencia una lacra que mina silenciosamente la vida de millones de ciudadanos y ciudadanas que ya en 2008 padecían situaciones de pobreza. Diez años después, muchos casos se han agudizado mientras la franja de afectados se ha ampliado al sumarse nuevos colectivos.

Es el caso de los “trabajadores pobres”, el de los más jóvenes, el de las personas mayores de 65 años, a quienes la precariedad laboral, el paro y las políticas que se llevaron a cabo bajo el lema de la austeridad han situado al borde del abismo, de la exclusión social y laboral.

Estos nuevos colectivos forman ya parte de las estadísticas que elaboran organismos europeos, como Eurostat, y la propia Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social cuyos informes sitúan la realidad social en la dimensión adecuada para revisar, cuando no estirpar, las políticas caducas y desacertadas que han desembocado en una realidad en la que es urgente dirigir los esfuerzos hacia otras más eficaces que incentiven la economía y protejan al ciudadano de manera digna.

En el “Informe de seguimiento del indicador de riesgo de pobreza y exclusión social en España 2008-2017”publicado con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza se reconoce que la recuperación macroeconómica que se ha venido proclamando en los últimos años está “muy lejos de llegar a las personas”. Es más, los responsables de este trabajo advierten que para volver a los valores anteriores a la crisis sería necesario sacar de la pobreza a más de 1, 4 millones de personas en España. Pero ¿qué datos ofrece este informe?. ¿Somos, acaso, más pobres que en 2008 o se han agudizado los índices de pobreza?.

Datos desoladores

En este estudio encontramos datos desoladores como que 12,3 millones de españoles están en riesgo de pobreza y exclusión social, es decir, un millón trescientas mil personas más que en 2008; que la pobreza severa –quienes tienen ingresos inferiores a 4.261 al año- afecta a más personas que hace 4 años y, de manera especial, a los mayores de 65 años con una mayor crueldad si se trata de las mujeres: Hay 6,4 millones de mujeres en riesgo de pobreza frente a 5,9 millones de hombres.

El informe revela que la formación, tener estudios medios o haber ido a la universidad, no es motivo suficiente para tener una vida decente como creíamos. Tanto es así, que ahora hay más personas en situación de pobreza que han cursado estudios superiores (1,7 millones) debido a que la salida de la crisis ha elevado el perfil educativo de las personas en situación de pobreza. Juan Carlos Llanos, sociólogo que ha elaborado este estudio, lo explica con gran claridad: “Creemos que hay que pasar hambre para ser pobre y no necesariamente es así; la “precariedad ha causado estragos”. Pero, ¿estamos en condiciones de revertir esta situación?.

No sé si es un paso adelante pero hemos pasado de convivir con las terribles secuelas de la recuperación económica a nuestro lado, en nuestra familia, en nuestro entorno próximo, a que formen parte de la estadística para que quienes tienen en su mano revertir la situación lo puedan hacer. Algunas soluciones, sin embargo, han sido planteadas esta semana.

 

Protección social

Es el caso del sindicato UGT, desde donde apuestan por preservar un sistema de protección social que garantice la educación y la sanidad y se preste más atención a las personas dependientes y piden que los gobiernos apliquen una verdadera justicia fiscal con un sistema progresivo de impuestos sin olvidar la lucha contra la evasión y fraude fiscal. Desde la Alianza local contra la Pobreza reivindican también una fiscalidad justa y equitativa, servicios sociales básicos de calidad, y que en Castilla-La Mancha se recupere la política de Cooperación para el Desarrollo y dedicar un porcentaje “significativo” a la solidaridad.

La realidad es que necesitamos compromisos ya, para corregir los desequilibrios y recuperar la dignidad. La FAO se ha comprometido en alcanzar el Hambre Cero en el año 2030 con el deseo de que sea posible y cuando casi 800 millones de personas pasan hambre en el mundo. ¿Hay algo más difícil?.