Volver a la lectura del libro “Palabra de Quijote” en el Día del Libro

Natividad Cepeda
Imagen de la portada de

Imagen de la portada de "Palabra de Quijote"

La obra cumbre en idioma español, no cabe duda alguna, que es El Ingenioso Hidalgo  Don Quijote de la Mancha, compuesta por Miguel de Cervantes Saavedra desde su publicación en un lejano año de 1605 por el impresor Juan de la Cuesta y a cargo del librero-editor Francisco de Robles, dedicada por el autor  al duque de Bejar, ha sido- y es-   origen de numerosas obras literarias de toda índole, poéticas, de ensayo, teatrales y llevada al cine y a la televisión en variadas versiones internacionales

La obra cumbre en idioma español, no cabe duda alguna, que es El Ingenioso Hidalgo  Don Quijote de la Mancha, compuesta por Miguel de Cervantes Saavedra desde su publicación en un lejano año de 1605 por el impresor Juan de la Cuesta y a cargo del librero-editor Francisco de Robles, dedicada por el autor  al duque de Bejar, ha sido- y es-   origen de numerosas obras literarias de toda índole, poéticas, de ensayo, teatrales y llevada al cine y a la televisión en variadas versiones internacionales. Obra literaria que desde su publicación fue acogida por el público y denostada por escritores de valorada reputación de esa época.

Pero la pasión poética y los poetas a pesar del tiempo transcurrido es parecido el concepto que se tiene de ellos, y se tenía, y así nos lo muestra Miguel de Cervantes en el capítulo VI de la primera parte, cuando en el escrutinio de la quema de los libros, el cura quiere salvar de la pira funeraria los libros pequeños de poesía, y la sobrina, entre otras razones, termina diciendo que, no vaya a leerlos su tío y se haga poeta “que según dicen, es enfermedad incurable y pegadiza”  Efectivamente la poesía trastorna y revuelve los sentimientos, e incluso descabalga la mentira, quitando caretas que cubren las miserias  de  los  poderosos de la tierra.

Con el título  “Palabra de Quijote” se acerca al lector a un libro excelente publicado en 2014 en el VI Encuentro Oretania de Poetas, mostrando en esta publicación el Grupo Oretania un ideal manifiesto por acercar al público, a través de los versos de los 18 poetas que intervienen en el libro  gracias  al Grupo de Comunicación Oretania, con Julio Criado García en la dirección Editorial  y su Coordinador, el escritor Luis Díaz-Cacho Campillo.

Palabras testimoniales hay en cada uno de los poemas de este libro, generadoras de fuerza, exentas de hipocresía. Dolorosas unas, amatorias otras. Todas ellas recorren con su música de palabras las páginas del libro gracias a los poetas que las crearon y escribieron; Ángel Díaz Peña, Elisabeth Porrero, Eugenio Arce, Jerónimo Calero, José Luis Morales, José María Gongález- Ortega, Juan José Guardia Polaino, Luis Díaz-Cacho, Luis Romero de Ávila, Manuel Laespada, Manuel Muñoz, María José  García

 

Bolós,  María José López Lara, Nicolás del Hierro, Nieves Fernández,
Pilar Serrano, Presen Pérez y Teresa Sánchez

Palabra de Quijote, une a dieciocho poetas, diferentes en sus composiciones y métricas, y a la vez, unidos por el espíritu idealista, ensoñador y romántico que en este libro de poemas, al igual que ocurre en la novela El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, en las metáforas de los autores  subyace la búsqueda de la justicia, la libertad, el amor  y la verdad entroncado en el paisaje manchego, austero y bello, misterioso y seco, lagunar y  sediento

Porque si la poesía se petrifica carece de fortaleza. Y si los poetas no agitan con sus versos a sus contemporáneos, y a los que les preceden, entonces la poesía dejara de existir.

No otro mandato contiene en su génesis la palabra poética, encadenada al devenir, sin pausa y  sin miedos.  Sin temor a ese monólogo, que es todo poema. Porque desnudez, es lo que hay del poeta, en cada  verso. Y no cabe pensar de otra manera cuando la palabra versificada va bautizada de Quijote: emblema de una existencia, la de Miguel de Cervantes, y también de todos los que nos sentimos quijotes.

Antepuesto a los poemas de esta obra escribo y reflexiono a lo largo del prólogo que se me concedió escribir.

Libro de poesía sin otra moneda ni atadura que el don de la creación. Literatura que permanecerá en los anaqueles de bibliotecas públicas y privadas éste libro atemporal que hoy Día del Libro recupero para la memoria olvidadiza de muchos de nosotros. Es posible que este libro, con el paso del tiempo, se venda en los puestos callejeros de libros viejos y usados, adonde  peregrino en ocasiones, para encontrar esos libros que me siguen interesando aunque no estén en las listas de los más vendidos, porque la belleza poética jamás perece.